ECONOMíA › EL CRECIMIENTO ANUAL DEL PBI SE MANTUVO POR ENCIMA DEL 9%

La economía se tomó el ascensor

El proceso de fuerte crecimiento se sigue extendiendo más allá de lo previsto por la mayor parte de los analistas.

De acuerdo con el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE), la economía creció en octubre el 9,3 por ciento con respecto a igual mes del año anterior, informó el Indec. La fuerte expansión del PIB sigue siendo superior a los números previstos y ya se encuentra cerca del 6 por ciento por encima de los valores máximos alcanzados en 1998. Si el ritmo productivo se mantiene durante el cuarto trimestre –octubre contra septiembre subió 0,7 por ciento–, el crecimiento de 2005 podría ser superior al 9 por ciento, un valor similar al de 2004. Este nivel de expansión del producto deja un piso de crecimiento (arrastre estadístico) para el 2006 del 3,6 por ciento.
El crecimiento de la economía no da señales de detenerse. Ya no hay dudas de que el ritmo de 2005 será similar al de 2004. El “efecto rebote” del que hablaron muchos analistas, un efecto característico de la salida de las depresiones que responde a la abundancia de recursos productivos ociosos, ya no alcanza para explicar la expansión. Más cuando el principal componente del crecimiento por el lado de la demanda es hoy la Inversión Interna Bruta Fija (IBIF), que en el tercer trimestre mostró una suba interanual del 23,1 por ciento, un valor más que consistente con tasas de crecimiento elevadas a mediano plazo. No obstante, es precisamente este uso más pleno de los factores productivos (cierre de brecha del producto) uno de los elementos que explican las renacidas tensiones inflacionarias. En este sentido, el mantenimiento de un elevado nivel de inversión representa un contrapeso virtuoso para evitar el problema.
Pero los agregados macroeconómicos ocultan algunos detalles. Cuando se mira la inversión por el lado de la oferta se observa que buena parte de ella es Construcción, en particular obras de infraestructura y viviendas promovidas por el sector público. La actividad de la construcción fue en los primeros 10 meses del año uno de los sectores más dinámicos de la economía. Durante el tercer trimestre creció un impresionante 23 por ciento interanual. Que el grueso de la inversión sea Construcción es bueno por su efecto multiplicador de corto plazo, pero plantea un problema de calidad cuando no es acompañada por un panorama sectorial más homogéneo.
El crecimiento de la industria en lo que va del año se encuentra en torno del 8 por ciento. Vale tener en cuenta que, con estos números, el sector industrial sólo explica el 15 por ciento del crecimiento total. La consultora MVA Macroeconomía sostuvo en su último informe semanal que la expansión registrada por las industrias más grandes fue menor al de la industria en general, lo que estaría indicando un muy buen desempeño de las pequeñas y medianas empresas. Pero también aquí es necesario salirse de los indicadores globales para considerar lo que sucede en los distintas ramas. En su última newsletter de Economía, el Banco Río destacó que, entre los sectores que están utilizando a pleno su capacidad instalada, las industrias metálicas básicas, refinación de petróleo, textiles y químicos y plásticos, sólo las dos primeras están ampliando su capacidad productiva. En contraposición, del total de ramas industriales surge que los sectores que más crecieron en octubre son precisamente los que tienen mayor capacidad ociosa, como automóviles, metalmecánica y minerales no metálicos.
Por último, debe destacarse un sector que hasta ahora no ha sido nombrado pero que es uno de los de mayor participación en el crecimiento del PIB, el Agro. Según el Banco Río, las empresas agropecuarias se cuentan entre las que más ampliaron sus inversiones.
Una vez más, de la comparación entre los números agregados y la realidad sectorial surgen algunas insuficiencias parciales. En general, las consultoras privadas coinciden en que el nivel de inversión es bueno, pero que serían deseables un par de puntos porcentuales adicionales para mantener el crecimiento. Se trata de la misma observación que hacía un año atrás.

Compartir: 

Twitter
 

La actividad de la construcción es el motor principal del crecimiento de la inversión.
SUBNOTAS
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.