ECONOMíA

Apaguen grabadores, que el Indec busca recuperarse

La ministra Miceli le encargó al nuevo titular recuperar la credibilidad y elaborar un plan estratégico en los próximos treinta días. Confirmó a Barrios pese al cuestionamiento de ATE.

 Por Raúl Dellatorre

La nueva conducción del Indec comenzó ayer a transitar los treinta días en los que deberá intentar tomar las riendas de la dañada institución y presentar los lineamientos de un plan estratégico a la ministra de Economía, Felisa Miceli. Antes de que se cumpla este período, “no habrá novedades”, confió una fuente cercana a la ministra, en referencia a la continuidad de la cuestionada directora de Indices de Precios, Beatriz Paglieri, cuya renuncia es reclamada por la representación gremial de los afiliados a ATE. Justamente, la mención por parte del flamante director general del Indec, Alejandro Barrios, de la imposibilidad de removerla “en plena campaña electoral”, en una charla “en confianza” con funcionarios técnicos del organismo, desató un vendaval, al ser grabada y publicada inmediatamente en el matutino La Nación. La versión de fuente sindical durante el fin de semana fue que Barrios no llegaría a asumir, dado que se había convertido en un nuevo dolor de cabeza para Miceli. Sin embargo, la ministra lo ratificó desmintiendo ayer, en San Juan, las versiones en contrario. “La difusión de la conversación no lo debilitó, sino que lo fortaleció, subió su cotización, sabiendo de dónde viene la jugada en su contra”, confió un allegado a la jefa del Palacio de Hacienda.

Según lo que interpreta la conducción económica, la grabación de la conversación de Barrios con funcionarios del área técnica, en el tercer piso del Indec (edificio de Alsina y Perú, por donde cruza Diagonal Sur, en la Capital Federal), “no tuvo nada que ver con la interna gremial”. Es decir, que la versión oficial sospecha de sectores de poder con influencia en el organismo, particularmente en el área técnica. Desde ese punto de vista, más que un tropezón lo que enfrentó Barrios sería la primera maniobra del grupo que precisamente tendrá como misión desbancar.

Desde la representación gremial de ATE –a la que Barrios perteneció hasta ser nombrado director general–, la lectura es otra, y las palabras grabadas al promovido funcionario no habrían hecho más que agravar la situación de conflicto interno. La junta de delegados reclama que se termine “toda intervención del Gobierno en el Indec”, considerando la designación de Paglieri, a instancias del secretario de Comercio Interior, un claro ejemplo de ello. Desde ese ámbito gremial, cuestionan a Barrios –un ex miembro del cuerpo de delegados– haber desconocido las resoluciones gremiales al justificar, en la ya famosa reunión del tercer piso, la permanencia de Paglieri en su cargo en función de conveniencias políticas del Gobierno.

Pese al similar origen gremial, lo que separa a Alejandro Barrios de algunos de sus anteriores compañeros de la junta de delegados es su posición frente al Gobierno. “Hay sectores de ATE kirchneristas y otros que son antikirchneristas”, simplificó un profesional cercano al gremio de estatales. “No hay grandes diferencias ideológicas, pero mientras unos piensan que este gobierno es el mal menor y un avance sustancial respecto a lo anterior, otros creen que no hay diferencias con las políticas de los gobiernos anteriores”, señaló con un poco más de precisión.

La diferencia de caracterización política del Gobierno abrió un abismo entre el nuevo titular del Indec y la representación gremial. Y mientras desde las fuerzas gremiales se interpretaba que el cisma iba a desequilibrar la posición del flamante funcionario, desde el Palacio de Hacienda aseguran que esta puja ya estaba en la cuenta. “Felisa sabe los bueyes con los que ara”, apuntó una fuente próxima a la ministra. “Si alguien pensó que difundiendo la grabación Barrios se iba a desbarrancar, se equivocó. Incluso trajo cierta tranquilidad en sectores empresarios, que hasta temían que se hubiera entregado el Indec a los sindicalistas”, destacó la fuente.

La dirigencia de ATE retomará hoy la lucha en contra del intervencionismo del Gobierno en el Indec. Su nuevo titular, en tanto, empezará a transitar los 30 días en que se le encomendó recuperar la imagen del organismo y armar un plan estratégico. Según anticipó el propio Barrios a allegados y a los trabajadores del organismo, este plan incluirá el pedido de incorporar a la planta permanente a los contratados y una mejora en el nivel salarial. Sobre otras cuestiones más técnicas, por ahora se desconocen detalles, aunque se presume que entre sus ideas está la de trabajar en la actualización de indicadores, que los doten de mayor transparencia y los acerquen a la vivencia diaria de la gente.

Barrios sabe que la presencia de Paglieri es un obstáculo para el objetivo de recuperar credibilidad, pero no es su mayor urgencia sacarla del medio. Ahora deberá superar el clima de paranoia que generó en su entorno la grabación de sus dichos, pero salió fortalecido por el respaldo de la ministra, pese a que no habló directamente con ella en el fin de semana.

Compartir: 

Twitter

El Indec en una nueva etapa. Barrios enfrenta viejos fantasmas.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.