ECONOMíA › SE PROFUNDIZA EL PLAN DE USO RACIONAL DE LA ENERGIA

Si baja el calor, vuelve la luz

La caída en las temperaturas permitió a las distribuidoras normalizar el servicio. El Gobierno anunció nuevas medidas de ahorro en municipios y los porteros empezaron su relevamiento.

Con el paso de un frente frío que durará hasta el domingo, el verano cedió en su asedio sobre la ciudad de Buenos Aires y el conurbano. Las empresas distribuidoras suspiraron aliviadas y la presidenta Cristina Fernández anunció ayer la puesta en marcha de un plan piloto para el municipio de Tigre que significará el recambio de las luminarias de plazas, calles, edificios públicos y comercios por lámparas de bajo consumo. La idea del Gobierno es reproducir la iniciativa a nivel nacional. Mientras tanto, los encargados de los edificios comenzaron a llenar los formularios donde informan la cantidad de aires acondicionados instalados en los lugares donde trabajan. De ese modo, las empresas podrán realizar un mapa de los equipos e identificar las zonas de mayor consumo. Edesur y Edenor comunicaron que el servicio está (casi) totalmente reestablecido y que no esperan para la próxima semana eventos de magnitud, aunque no descartan la posibilidad de cortes aislados.

En la presentación del plan estuvieron el gobernador bonaerense Daniel Scioli y el intendente de Tigre, Sergio Massa. Hace algunos días, Massa había estimado que el municipio se ahorrará 4,2 millones de pesos a partir de la puesta en marcha del programa de ahorro de energía. El plan prevé el cambio de 6500 lamparitas por otras de bajo consumo y la instalación de delimitadores de temperatura para los aparatos de aire acondicionado, además de horarios de encendido para las luces.

En Córdoba y municipios bonaerenses como Ensenada, La Plata, Merlo y Ezeiza están realizando sus propias experiencias. Edesur comentó haber tenido un excelente desempeño en la distribución de las lamparitas. El plan estará en período de evaluación hasta el 15 de febrero y luego será replicado en el resto del país.

Por su parte, el gobierno bonaerense anunció que invertirá 30 millones de pesos para evitar inconvenientes en el suministro eléctrico en la costa atlántica. Se buscará reforzar el sistema mediante la compra de 18 generadores que se ubicarán en Villa Gesell, Mar de Ajó, San Bernardo y San Clemente y elevarán un 15 por ciento la oferta de electricidad.

Lejos de los casi 18 mil megavatios consumidos el martes pasado y de los 42 grados de sensación térmica, el consumo ayer rondó entre los 13 y 14 mil MW y en la página de Internet de Cammesa no informaron ningún inconveniente. En su discurso, Cristina Fernández enfatizó, de la misma forma que lo había hecho Néstor Kirchner en el invierno pasado, que “la tensión del crecimiento nos trae nuevos y diferentes problemas, afortunadamente, a los que teníamos en otras etapas”. Luego de hacer referencia a la forma en que el Gobierno reconoció la existencia de 50 mil cortes, la Presidenta señaló que “lo que es importante es distinguir lo que son problemas producto de las cosas positivas, y los que son producto de la negatividad de un determinado desarrollo”.

El millón de equipos de aire acondicionado vendidos el año pasado, que junto a otros factores provocó un aumento de la demanda energética en el 2007 del 5,5 por ciento, genera problemas que son “producto del crecimiento, de que hemos mejorado, de que más argentinos tienen trabajo y pueden acceder a bienes que antes eran solamente usufructuables por parte de las clases más altas de la sociedad”, argumentó Cristina.

El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, aseguró que “nosotros no tuvimos un problema de cantidad de electricidad”. En su opinión, los cortes de los últimos días se debieron “a un problema de distribución, es decir, repartir la energía casa a casa, en las ciudades y en los pueblos”. Agregó que en el Gobierno están trabajando con las empresas para “corregir el tema en el futuro de un modo tal que no nos vuelva a sorprender esta situación”. Para ello, las empresas y el Gobierno consideran fundamental el relevamiento de los equipos de aire acondicionado que “pueden llegar a duplicar o triplicar el consumo de un hogar”, comentaron a este diario desde Edesur.

“Una zona que se ha vuelto evidentemente crítica es Caballito y Flores, donde tenemos tal número de aires acondicionados que hay que trabajar a mucha velocidad para resolver el tema”, señaló Fernández. Cuando tengan el mapa de los equipos, las empresas señalaron que podrán “efectuar las obras de infraestructura necesarias de la zona, instalar más cámaras transformadoras y realizar el recambio de cableado”.

Desde el Servicio Meteorológico Nacional indicaron que las temperaturas se mantendrán agradables durante el fin de semana. El nuevo examen para las empresas, gobierno y usuarios de Buenos Aires tiene fecha entre el lunes y martes, cuando el calor vuelva a escena con una sensación térmica que podrá alcanzar los 40 grados.

Compartir: 

Twitter
 

Cristina Fernández encabezó el acto donde se anunciaron nuevas acciones para ahorrar electricidad.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.