ECONOMíA › A LOUSTEAU NO LE CONVENCE LIMITAR LAS EXPORTACIONES

La tentación de la carne

El Gobierno evalúa alternativas para frenar el precio de la carne. Una opción es restringir el cupo de exportación, pero en Economía prefieren consensuar valores de referencia con la cadena.

 Por Fernando Krakowiak

El ministro de Economía, Martín Lousteau, estaba reunido al cierre de esta edición con los secretarios de Comercio, Guillermo Moreno, y de Agricultura, Javier de Urquiza, analizando distintas alternativas para frenar la suba que viene registrando el precio de la carne. La semana pasada comenzaron a circular rumores sobre una posible reducción del cupo de exportación, lo que permitiría incrementar la oferta en el mercado interno. Los que más fogonean la medida son, paradójicamente, los grandes frigoríficos exportadores, porque la sola mención de esa posibilidad les sirve para que los productores bajen los precios. En Economía reconocieron a Página/12 que es “una alternativa en estudio, pero que todavía no hay nada definido”.

Lousteau está convencido de que esa no es la mejor opción porque desalienta la actividad, pero no tiene el poder suficiente para descartarla. Por lo tanto, apuesta a demorar una definición mientras espera que los productores acepten un acuerdo de precios que les eviten males mayores. Del otro lado aparece, como viene siendo costumbre en las últimas semanas, Guillermo Moreno, quien propone “pisar” las exportaciones. El secretario siempre privilegió esa alternativa cuando tuvo que ponerles un freno a los precios en el sector y ésta no es la excepción.

Los especialistas coinciden en que la suba del precio de la carne se debe en parte a la presión que genera la mejora de la cotización internacional. Según datos de Agricultura, Argentina vendió en 2004 los cortes Hilton a un promedio de 7052 dólares la tonelada, en 2006, a 9442, y el año pasado a 11.417 dólares, un 62 por ciento más que hace tres años. Incluso algunas ventas a España se están acordando por encima de los 17 mil dólares la tonelada. El resto de las carnes frescas, por su parte, subieron de 2065 a 3197 dólares en promedio durante el mismo período. A este factor dinamizador se le debe sumar un mercado interno que convalida los aumentos. Ese cóctel estructural en un escenario de restricción coyuntural de la oferta, como el actual, no hizo más que disparar los precios de todos los cortes en carnicerías y supermercados.

En Economía afirman que la restricción de las exportaciones serviría para “planchar” los precios, pero al mismo tiempo reconocen que es una mala señal para los inversores, porque modifica las reglas del juego y reduce incentivos, justo cuando lo que se busca es mejorar la oferta. El problema es que no encuentran una alternativa eficaz porque el acuerdo de precios que estaba negociando el secretario de Agricultura chocó contra la resistencia de las entidades de la producción que se negaron a aceptar precios de referencia del ganado en pie.

Ahora que se rumorea que el cupo de exportación mensual se reduciría de 40.000 a 25.000 toneladas, las entidades del campo tal vez cambien de opinión y acepten un esquema de precios máximos en los distintos eslabones de la cadena, porque la solución propuesta por los frigoríficos exportadores los perjudicaría aún más. Ayer trascendió que, en caso de restringir las ventas externas, no haría falta una norma que avale la decisión, pues bastaría con reducir discrecionalmente la emisión de permisos de exportación. Sin embargo, en Economía negaron que ese fuera a ser el camino elegido. “Si se toma esa decisión habrá una norma que la avale, pero primero apostamos a negociar una salida con el conjunto de la cadena”, aseguraron.

Compartir: 

Twitter
 

La carne sube por el precio internacional y una demanda local creciente.
SUBNOTAS
  • La tentación de la carne
    Por Fernando Krakowiak
  • Experimento Moreno
    Por Cledis Candelaresi
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.