ECONOMíA › LAS MANIFESTACIONES CONTRA EL G-20 SE REALIZAN EN NIZA

Se fueron con las protestas a otra parte

La ciudad de Cannes amaneció ayer parapetada con fuertes medidas de seguridad para la cumbre del G-20. Unas 12.000 personas, entre policías, gendarmes y militares integran el dispositivo de seguridad que protegerá a los entre 12.000 y 15.000 participantes de la cumbre. Concurrirán miembros de las 33 delegaciones (las de los países del G-20 y las de organizaciones internacionales) y 3500 periodistas acreditados. El dispositivo de seguridad forzó a los manifestantes antiglobalización a realizar sus actos de protesta a 32 kilómetros de allí, en la ciudad de Niza.

El centro de Cannes desde la madrugada pasada estuvo vallado y el acceso quedó vedado a todo el que careciera de acreditación, necesaria incluso para los propios habitantes. Se repartieron 29.000. En una zona “gris” en torno del Palacio de Festivales, en la que se ubica el puerto antiguo y varios hoteles que alojan a algunas delegaciones, las restricciones de entrada eran todavía mayores y excluían también a los periodistas. La cumbre propiamente dicha se iniciará hoy al mediodía cuando Nicolas Sarkozy reciba a los jefes de las delegaciones en las escalinatas del Palacio de Festivales.

Mientras tanto, las protestas se realizaron en la ciudad lindante de Niza. Allí se concentraron el martes miles de manifestantes bajo la consigna “Los pueblos primero, no a las finanzas”. Jóvenes procedentes de varios puntos de Francia, España, México y Gran Bretaña participaron de la manifestación y reclamaron, entre otras cosas, la implementación de una tasa a las transacciones financieras. “Ellos son 20, nosotros somos miles de millones”, decían algunas pancartas. “Los pueblos se levantan” podía leerse en otras. La protesta fue custodiada por unos dos mil policías y se limitó a la zona noroeste de Niza, lejos del centro de la ciudad. “La manifestación fue más allá de lo que habíamos previsto”, aseguró Franck Gaye, vocero del colectivo que organizó la protesta. Conferencias, debates y actividades también tendrán lugar en esta contracumbre que reclama más justicia social, denuncia la especulación, los paraísos fiscales y la desregulación financiera. A esa reunión asistirán representantes de los distintos movimientos de indignados.

A su vez, la policía detuvo a tres españoles con picos, capuchas y máscaras de gas. Los detenidos llevaban camisetas con la inscripción Black cross (cruza negra) por lo que podrían ser parte de los bloques negros o Blacks blocks anarquistas o autónomos, dijo Pierre-Henry Brandet, vocero del Ministerio del Interior francés. Los Blacks blocks son conocidos en las marchas europeas por sus actos violentos, ropas negras y sus caras cubiertas. Dos belgas también fueron detenidos horas antes de la manifestación.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.