ECONOMíA › VANOLI ADJUDICó INTENCIONALIDAD POLíTICA A LAS PRESIONES CAMBIARIAS

“Querían que terminemos mal”

El presidente del Banco Central acusó a sectores del establishment de buscar una devaluación y un estallido para forzar una salida anticipada del Gobierno. Dijo que durante su gestión buscará reformar la Ley de Entidades Financieras.

 Por Tomás Lukin

“Si alguien espera que el 1º de enero vayamos de rodillas a negociar con los buitres no entiende nada”, afirmó ayer el presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli. A cargo de la apertura del Congreso de Economía Política Internacional organizado por la Universidad Nacional de Moreno (UNM), el funcionario volvió a descartar un escenario de arreglo inminente con los fondos buitre en las condiciones impuestas por la Justicia de Estados Unidos. “Hay un enjambre de buitres internos que intentaron hacer una corrida financiera e instalar miedo”, apuntó el banquero central al celebrar la desarticulación de las expectativas que apostaban a un nuevo salto cambiario y reiteró que “no habrá una nueva devaluación”. Durante el evento, Vanoli enumeró algunos desafíos para su gestión: “Generar condiciones” para reformar la Ley de Entidades Financieras, avanzar en la desdolarización del ahorro y promover la federalización del sistema bancario.

“Les duele, pero lo único que hacen la Superintendencia de Entidades Financieras, CNV, UIF y Procelac es supervisar que las reglas se cumplan. Algunos no están acostrumbrados”, apuntó el titular del BCRA frente a los cuestionamientos realizados por banqueros, cambistas, legisladores y empresarios a la renovada y coordinada política de controles sobre el mercado financiero. En particular, ayer se quejó con dureza el titular de la Bolsa, Adelmo Gabbi (ver página 3). El evento en la sede de la UNM comenzó a las 11 de la mañana con una hora de demora y Vanoli presentó su exposición como un “balance preliminar de mis primeras cuatro semanas como presidente del Banco Central”.

“Con la coordinación del Estado y algunas medidas como el acuerdo con el sector agroexportador, la implementación del swap de monedas con China y el establecimiento del piso de tasas de interés ya hubo resultados”, apuntó, frente a un auditorio que reunió a más de 200 personas para la apertura del congreso. Acompañado por Hugo Andrade, rector de la joven casa de estudios abierta en 2010, el funcionario ponderó el freno en la caída del stock de reservas internacionales, la reducción del tipo de cambio implícito en las operaciones realizadas con instrumentos financieros –contado con liquidación– y la recuperación en los depósitos minoristas.

“No habrá ninguna devaluación”, expresó Vanoli al considerar que en las últimas semanas se lograron desarticular las expectativas y presiones para que el Gobierno convalide un nuevo salto cambiario. “Buscaron crear condiciones para que una experiencia nacional, popular y democrática termine de la peor manera, para lo cual se quiso generar expectativas de una devaluación”, planteó el funcionario. Según estimó, el acopio extraordinario del sector agroexportador alcanza a 22 millones de toneladas, equivalentes a 7000 millones de dólares (valuadas a un precio de 350 dólares la tonelada de poroto de soja). “Para que ingrese la menor cantidad de dólares en el mercado de cambios o provocar salidas de capitales utilizaron la subfacturación de exportaciones o la sobrefacturación de importaciones y llevaron la cotización del dólar en las operaciones de contado con liquidación de 11 a más de 15 pesos sin otro justificativo que la misma maniobra”, sostuvo Vanoli al referirse a las operaciones abusivas observadas en el frente comercial.

En la antesala de la cumbre de presidentes del G-20 en Australia, el banquero central, y el viceministro de Economía. Emmanuel Agis –encabezó uno de los paneles del evento–, criticaron las políticas de ajuste fiscal aplicadas en diferentes economías europeas y advirtieron sobre la necesidad de mayores y mejores regulaciones financieras a nivel global. La UNM es una de las universidades nacionales que está desarrollando su propia calificadora de riesgo a partir de la nueva ley de mercado de capitales.

“El sector bancario en las sombras, un conjunto de activos financieros que se negocian sin normativa ni control, tiene 110 veces el tamaño de la economía Argentina”, advirtió Agis, quien dedicó su exposición a cuestionar los cimientos teóricos de la corriente principal del pensamiento económico. “Es un grave error comparar el funcionamiento de los hogares con el de las economías, si un país entra en recesión el Estado debe gastar más de lo que le ingresa para impulsar el crecimiento”, indicó el funcionario, que compartió la mesa con los investigadores Mario Burkún y Alejandro Fiorito. El evento contó con la participación de especialistas argentinos, franceses, brasileños y españoles y será clausurado esta tarde por el ministro de Economía, Axel Kicillof.

Compartir: 

Twitter
 

“Hay un enjambre de buitres internos que intentaron hacer una corrida”, dijo Vanoli en Moreno.
Imagen: Rafael Yohai
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.