EL MUNDO › TXEROKI ESTABA AL FRENTE DEL APARATO MILITAR DE LA ORGANIZACIóN DESDE 2003

Detuvieron al cerebro militar de ETA

Un coche robado y un correo electrónico fueron las pistas que condujeron al arresto en Francia de Garikoitz Aspiazu Rubina, alias Txeroki. En el año y medio que transcurre desde la ruptura de la tregua cayeron todos los comandos.

 Por G. Gastaminza y A. Guenaga *

Desde Bilbao

Garikoitz Aspiazu Rubina, alias Txeroki, un jefe etarra obsesionado por la seguridad que llegó a usar en los últimos tiempos hasta tres domicilios diferentes, fue detectado finalmente en la estación de esquí de Cauterets (Francia) gracias a una investigación conjunta de los servicios de información franceses y de la Guardia Civil española. Entre otras pistas –los servicios de información lograron también controlar los correos remitidos por el presunto jefe de los comandos de ETA desde su computadora a otros activistas–, el operativo policial seguía la pista de un coche “robado hace unas semanas” y con placas falsas.

En concreto, el vehículo es un modelo nuevo Peugeot 207 con una matrícula antigua de París (con sólo dos letras) que ya no se emiten. Los servicios de información, tras encontrar el citado vehículo en Cauterets y ver que tenía placas falsas como se sospechaba, confirmaron que estaba siendo usado por una pareja identificada posteriormente como Txeroki y Leire López Zurutuza. Se da la circunstancia de que Zurutuza, ex concejal de Batasuna en Beasain (Guipúzcoa), fue reclutada en 2004 y encuadrada en el comando Zapa hasta principios de 2005, cuando regresó a Francia. Zurutuza entraba regularmente en España de forma clandestina, donde tenía el cometido de organizar en España los comandos formados por legales (no fichados) de acuerdo con las instrucciones del jefe militar etarra. Zurutuza mantenía contacto permanentemente con Txeroki, pero no era su compañera sentimental.

Fuentes de la investigación confirmaron que López Zurutuza huyó a Francia a raíz de la desarticulación reciente del comando Navarra y desde hace poco más de una semana se refugiaba en Francia en compañía de Txeroki, al que acompañó hasta los Pirineos en lo que pretendía ser una semana de descanso en una zona muy frecuentada por españoles. El descanso del guerrero sólo duró cuatro días.

Txeroki llegó a la estación de esquí francesa hace menos de una semana y alquiló el jueves pasado el pequeño departamento donde sobre las 3.30 de la madrugada del lunes (local) irrumpieron los agentes de las fuerzas de asalto francesas. En el dispositivo participaron además compañeros de armas de los guardias Fernando Trapero y Raúl Centeno, asesinados el 1º de diciembre de 2007 en Capbreton (Francia).

Para entonces, la policía ya estaba sobre la pista de uno de los jefes etarras más escurridizos y que ha burlado en varias ocasiones los dispositivos desde que accedió a la jefatura de los comandos de la banda en 2003, tras la detención de su antecesor, Gorka Palacios, en diciembre de ese mismo año. La pareja había alquilado la vivienda, que ayer estaba siendo registrada minuciosamente. Junto a las armas, la policía incautó dos computadoras.

En este tiempo, Txeroki ha utilizado tres casas diferentes que estaban siendo registradas mientras la policía judicial retenía al dirigente etarra y a Leire López Zurutuza, recién llegada de España huyendo de la detención del comando Nafarroa hace dos semanas, aunque aún no se ha estrenado la temporada.

Habituado a despedir personalmente a los comandos que entran en territorio español, la presencia en este remoto lugar del jefe militar se explica porque se acercó al Pirineo para despedir a los que fueron detenidos en las cercanías de Andorra cuando circulaban en bicicleta con la intención de pasar a España armados, con explosivos y pertrechados con un equipo de camping para pasar inadvertidos. El comando preparado ni siquiera llegó a pisar territorio español.

En el año y medio que transcurre entre la ruptura de la tregua, en junio de 2007, y noviembre de este año cayeron todos los comandos que la organización puso en marcha tras el fracaso de la negociación con el gobierno de Zapatero. También fueron detenidos el jefe político y el jefe militar.

* De El País de Madrid. Especial para PáginaI12.

Compartir: 

Twitter
 

La policía ya estaba sobre la pista de uno de los jefes etarras más escurridizos.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.