EL MUNDO › PERDONó A UN ESTAFADOR, PERO TUVO QUE REVOCAR EL PERDóN PORQUE SE SUPO QUE HABíA SIDO COMPRADO

Una más de Bush antes de irse del gobierno

Faltaba un último escandalete para terminar de revelar la ética del presidente norteamericano. Tuvo que dar marcha atrás con su perdón cuando los diarios revelaron que el papá del delincuente había puesto plata en el partido republicano.

 Por Guy Adams *

Desde Los Angeles

Uno de los últimos actos de George Bush como presidente se desmoronó en menos de 24 horas, cuanto tomó la decisión sin precedentes de revocar un perdón otorgado a un vendedor de propiedades de Nueva York que defraudó a cientos de propietarios de bajos ingresos. Isaac Robert Toussie, quien está en el centro de un caso de fraude de propiedades de largo tiempo, era una de las 19 personas a quien Bush perdonó el martes, anulando una sentencia por fraude postal y por mentirle al departamento del gobierno sobre los antecedentes. Pero en la víspera de Navidad, el presidente se vio obligado a revertir su decisión, cuando los diarios revelaron que su padre había donado recientemente casi 30.000 dólares al partido republicano.

Dana Perino, secretaria de prensa de la Casa Blanca, dijo a una conferencia de prensa que la decisión de revocar el perdón, que es inédito en la historia moderna, estaba “basado en información que se conoció más tarde”. Admitió que el perdón no había cumplido con las pautas del Departamento de Justicia y que ni la oficina de consejo de la Casa Blanca ni el presidente sabían que la contribución política del padre de Toussie: “Podría crear una aparente incorrección”.

El New York Daily News había revelado antes, ese día, que el padre de Toussie había hecho su primera donación política en abril pasado, dándole 28.500 dólares al Comité Nacional Republicano. La solicitud de su hijo para recibir un perdón fue presentada sólo cuatro meses después. “En el mejor de los casos, es vergonzoso. En el peor, es un ejemplo extraordinario de la habilidad de la Casa Blanca para estropear el pedacito de autoridad presidencial que claramente tiene”, le dijo a Associated Press Doug Berman, un profesor de derecho de la Universidad de Ohio y estudioso de las decisiones de clemencia presidenciales.

Muchos individuos que le habían comprado casas a Toussie expresaron su ira ante la noticia del perdón. “Los que están políticamente conectados reciben lo que quieren, pero dejan que la gente como nosotros nade o se hunda”, se quejaba Maxime Wilson. “Gracias al presidente por el peor regalo de Navidad que nos pudo haber dado.” Pero después de que llegó la noticia de que el perdón había sido revocado, dice que sintió un sentido de justicia.

Toussie fue demandado por cientos de residentes de Nueva York en 2001 por pergeñar un esquema que impulsaba a los compradores “inexpertos, de bajos ingresos, de barrios carecientes, compradores primerizos, a comprar casas que no podían pagar”. Las casas, en las áreas de clases trabajadoras de Brooklyn, tenían un sobreprecio de hasta un 50 por ciento y a veces el costo de los pagos de la hipoteca estaban ocultos.

Beverly Sanchez, cuya nueva casa de 150.000 dólares fue dañada por las inundaciones, les dijo a los reporteros: “Queríamos el Sueño Americano. Queríamos la casa, queríamos la verja blanca y en cambio no obtuvimos nada más que dolores de cabeza”. Según la demanda, los Toussies también citaban elogios de celebridades negras como Maya Angelou, Whoopi Goldberg y el ex alcalde David Dinkins... ninguno de los cuales hizo tales elogios”. La demanda continúa, pero Toussie se declaró culpable en 2001 de usar documentos falsos para conseguir hipotecas aseguradas por el Departamento de Viviendas y Desarrollo Urbano que inflaba los valores de las propiedades que estaba tratando de vender y recibió una sentencia de cinco meses. En 2002 se declaró culpable de fraude postal.

Exactamente, cómo decidió la Casa Blanca otorgar el perdón en primer lugar no resulta claro. Hasta ahora, Bush utilizó su perdón con moderación y, dado el actual clima económico, es improbable que el presidente hubiera firmado el perdón de Toussie; se hubieran sabido todos los detalles de las donaciones de su padre o del chanchullo por el que estuvo condenado.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter

El escandalete del perdón es un botón de muestra de la conducta ética de George W. Bush.
SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.