EL MUNDO › CORONO LOS FESTEJOS POR LOS TREINTA AñOS DE LA REVOLUCION IRANI

Irán puso en órbita su satélite

En un hecho que inquieta a las potencias de Occidente, el gobierno de Teherán lanzó un satélite de fabricación propia. El país del Golfo sostuvo que éste se diseñó para ser aplicado en los campos de la investigación y las telecomunicaciones.

Irán anunció ayer que puso en órbita su primer satélite de fabricación propia, sembrando preocupación entre las potencias mundiales aún inquietas por las posibilidades de actividades nucleares de Teherán. El lanzamiento se realizó en momentos en que Irán hace oídos sordos a los pedidos del Consejo de Seguridad de detener todo tipo de actividad que pueda conducir al enriquecimiento de uranio. La fecha elegida fue altamente simbólica, dado que coronó los festejos por los 30 años de la revolución iraní.

La televisión estatal cubrió el evento. De noche y desde una localidad que fue mantenida en secreto, millones de iraníes presenciaron el lanzamiento del satélite OMID (significa esperanza en lengua farsi). Al mismo tiempo y desde algún otro lugar, la mitad de la pantalla mostraba al presidente Mahmud Ahmadinejad, rodeado de miembros del gobierno, invocando plegarias a medida que el conteo final avanzaba. “Querida nación iraní, tus hijos han colocado su primer satélite en órbita”, se le escuchó rezar. “Con la ayuda de Dios y su deseo de justicia y paz, la presencia oficial de la República Islámica se registró en el espacio”, agregó.

El lanzamiento ya provocó una escalada internacional en las tensiones que enfrentan a Teherán con muchas potencias mundiales a propósito de sus ambiciones nucleares. Analistas estadounidenses señalaron que el hecho producía preocupación en el mundo, al tiempo que sucedía en el peor momento, remarcando el mensaje conciliatorio con el que la nueva administración de Barack Obama asumió hace semanas. “Muchos en altas esferas del gobierno podrían verlo como una provocación”, advirtió Bill Rammell, vocero del Departamento de Estado. “Ello no hace más que evidenciar por qué nos preocupan tanto las intenciones iraníes”, agregó Rammell.

Por su parte, desde la cancillería francesa también se mostraron inquietos por el asunto. “Nos preocupa el desarrollo de capacidades que podrían ser utilizadas en el terreno balístico”, señaló Bernard Kouchner, jefe de la diplomacia francesa. Funcionarios de Estados Unidos, Rusia, China, Alemania, Gran Bretaña y Francia se reunieron ayer a propósito del programa balístico y nuclear de Corea del Norte. Sin embargo, fuentes diplomáticas dejaron trascender que la cuestión iraní se puso sobre la mesa.

Frente a las diferentes reacciones suscitadas alrededor del mundo, Irán sostuvo que su satélite se diseñó exclusivamente para ser aplicado en los campos de la investigación y las telecomunicaciones. “Son puras habladurías”, sostuvo Ahmadinejad al ser consultado sobre los posibles fines militares del programa.

En esta línea, no son pocos los analistas que opinaron que la puesta en órbita del satélite no implicó en sí misma una gran conquista tecnológica, señalando que muchos otros países ya mostraron tener dicha capacidad, entre ellos algunos de Sudamérica. Por lo tanto, sostienen, el acontecimiento podría tener más que ver con un orgullo típicamente nacionalista del régimen que trata de desplegar un espectáculo para impresionar a los iraníes, algo que, señalan, forma parte del folclore habitual de cada aniversario.

Pero otras voces se sumaron al debate acerca de las capacidades nucleares iraníes desde otra perspectiva. “Esto no es más que una consecuencia lógica del programa espacial y satelital iraní, y por lo tanto perfectamente esperable si se utiliza con fines civiles”, explicó Andrew Brookes, del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos de Londres. “El punto es que yo al menos no creo que vayan a tomarse toda esta molestia sólo para hacer oír la voz del ayatola Khamenei por televisión satelital”, advirtió el académico. “Eventualmente, podrían colocar sistemas de vigilancia espacial sobre el espacio aéreo de países que puedan serles hostiles. Y ello, estimo, preocuparía a mucha gente, no solamente a los israelíes”, lanzó Brookes.

Compartir: 

Twitter
 

Según Irán, el satélite no será usado con objetivos militares.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.