EL MUNDO › EL PRESIDENTE FRANCéS HABLó DE LA NECESIDAD DE REFORZAR AL CAPITALISMO INDUSTRIAL FRENTE AL FINANCIERO

Sarko dio cátedra sobre capitalismo en México

El mandatario europeo instó a que Francia y México unificaran posiciones de cara a la próxima reunión del G-20 en Londres. Sarkozy elogió a Calderón por su lucha contra el narcotráfico, el talón de Aquiles del gobierno mexicano.

Todo fue puro elogios ayer entre Nicolas Sarkozy y Felipe Calderón. En visita oficial a México, el presidente francés habló en el Senado del país azteca de reformar el capitalismo, hizo negocios militares y firmó una serie de convenios con el objetivo de reforzar la cooperación bilateral. “La visita del presidente de Francia permite llevar a un nuevo nivel de entendimiento y colaboración la relación entre nuestros dos países”, afirmó el mandatario mexicano al término de la estadía de su par europeo. Por su parte, Sarkozy tampoco ahorró elogios para su anfitrión. “México ocupa una posición excepcional por ser de todos los países emergentes aquel que ha hecho de la lucha por el medio ambiente una prioridad”, afirmó.

Durante su alocución en la cámara alta mexicana, Sarkozy se refirió a la crisis económica global. Lo primero que hizo fue achacar las circunstancias actuales a un grupo determinado de individuos que habrían actuado de mala fe. “Los valores fundamentales de la economía de mercado han sido abandonados y traicionados por la codicia de una pequeña minoría de personas irresponsables”, precisó.

Luego habló de la necesidad de reforzar al capitalismo industrial frente al financiero. “El capitalismo debe ser de empresarios y no de especuladores”, señaló el presidente galo. “Debemos terminar con las retribuciones chocantes a ejecutivos que no se corresponden con ninguna creación de valor”, recomendó.

Además, el europeo instó a que Francia y México unificaran posiciones de cara a la próxima reunión en abril del G-20 en Londres. “En Londres debemos cambiar las reglas y modificar el funcionamiento del capitalismo. Debemos tener el valor de estar a la altura de nuestras responsabilidades, tomar decisiones tangibles y aplicarlas de manera concreta”, señaló.

Pero el presidente francés advirtió que cambiar el rumbo del capitalismo no será tarea fácil. “Habrá mucha fuerza en Londres para defender el conservadurismo, pero dependerá de Francia y México estar del lado de los reformistas.”

No todo fue economía en el discurso del francés. Sarkozy respaldó de forma contundente el combate que emprendió el gobierno de México contra el narcotráfico, cuyo pilar es un operativo federal con más de 36.000 soldados y miles de policías. “Francia reconoce el valiente y decidido combate que ha emprendido este gran país contra el crimen organizado y afirmó aquí que nuestro país será siempre solidario con el pueblo mexicano frente a esta horrorosa epidemia de secuestros”, aseguró entre los aplausos de los senadores. Por su parte, Calderón aprovechó la ocasión y llamó a intensificar los esfuerzos para combatir este delito. “Debemos unir esfuerzos para alcanzar un mundo más seguro en el que los gobiernos nos coordinemos con eficacia para poner un alto al crimen organizado transnacional”, afirmó el mexicano, en cuyo país la guerra entre los carteles de la droga por el ingreso de ésta a territorio estadounidense ya se cobró unos 5300 muertos en lo que va de este año.

En el plano militar, Sarkozy destacó la próxima inversión en México de Eurocopter, subsidiaria del grupo europeo EADS, que instalará una planta de fabricación de helicópteros militares en el país latinoamericano para surtir al mercado regional.

La visita oficial del mandatario francés se vio empañada por el caso de la ciudadana francesa Florence Cassez, que purga en México una condena de 60 años de prisión por secuestro. Los familiares de Cassez señalaron la intención de la detenida francesa de acogerse al Tratado de Estrasburgo para ser trasladada a una prisión de su país. Pero a México le preocupa una reserva que Francia estableció cuando firmó dicho tratado, por medio de la cual se reserva el derecho de revocar o reducir las sentencias de los franceses condenados en el extranjero que sean trasladados a una de sus cárceles. Por eso, los senadores mexicanos anunciaron que consideran muy difícil un traslado de la detenida. Por las dudas, Sarkozy ya adelantó que no prejuzga sobre la inocencia o culpabilidad de Cassez y que respetará las leyes mexicanas.

Compartir: 

Twitter
 

Felipe Calderón (der.) recibió a su par francés, Nicolas Sarkozy, con quien firmó convenios para una mayor cooperación militar.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.