EL MUNDO › PRESIONES SOBRE UN PROGRAMA DE TV CON D’ADDARIO

Il Cavaliere amenaza con censura

Por primera vez desde el inicio de los escándalos sexuales del primer ministro italiano Silvio Berlusconi, los detalles de las orgías con prostitutas en las diversas residencias de Il Cavaliere llegaron a la televisión pública italiana. Pero a Berlusconi no le gustó nada. Ayer, diversos funcionarios sugirieron que el programa podía ser levantado. “La RAI debe abrir un expediente para determinar si esta emisión basura cumple con los requisitos de servicio público”, señaló Paolo Romani, viceministro de Comunicaciones. “El gobierno tiene derecho a impulsar medidas sancionatorias contra quienes no cumplan los principios de objetividad, rigor y respeto al pluralismo”, dejó en claro Romani.

Anteayer, el programa de debate político Annozero, de la RAI2, osó emitir algunos de los fragmentos de las declaraciones que D’Addario realizó al diario español El País hace casi dos meses. Exito absoluto: la audiencia fue de 5,5 millones de teleespectadores. Más aún, el periodista y conductor de la emisión, Michel Santoro, anunció que hoy mismo entrevistarán a la prostituta en vivo para que ésta les cuente a los italianos todos los detalles acerca de las fiestas sexuales con otras prostitutas plagadas de cocaína que el empresario Gianpaolo Tarantini organizaba para el primer ministro. Para el gobierno de Berlusconi fue demasiado.

En una jugada inédita en la historia, el gobierno incitó a los propios ciudadanos italianos a la evasión fiscal. La RAI se financia con un impuesto directo que pagan todos los italianos anualmente. Pero ahora, dos periódicos afines al magnate mediático y primer ministro (Il Giornale, propiedad de su hermano Paolo, y Libero, dirigido por un hombre de su confianza, Maurizio Belpietro) lanzaron una campaña a todo despliegue en la que animan a los ciudadanos a no pagar el canon de la televisión pública, o sea, a evadir un impuesto. De hecho, los dos periódicos publican desde hace varios días un formulario para que la gente pueda declararse en rebeldía frente a lo que llaman “la tasa Santoro”, en alusión directa al conductor de la emisión televisiva. Por si fuera poco, la Liga Norte, partido de la coalición de gobierno, pidió a su turno la inmediata abolición del canon.

El canon, además, sirve para limitar el tiempo de la publicidad y así realizar una distribución equitativa de la publicidad entre los distintos canales. De eliminarse, el desvío de publicidad hacia los canales privados, tres de los cuales pertenecen a Berlusconi, los beneficiaría con más publicidad.

“En Italia hay más libertad de prensa que en cualquier otro país. El único problema es que algunos periódicos mantienen una actitud antiitaliana”, sostuvo ayer Berlusconi.

Según el ranking elaborado por Reporteros sin Fronteras, Italia figura en el puesto 40 de la lista a nivel mundial y, según la agencia estadounidense Freedom House, es el país europeo con menor libertad de prensa, habiendo retrocedido en el 2008 –cuando Berlusconi volvió al poder– al nivel de Israel, Taiwan y Hong Kong.

Los sindicatos de prensa convocaron una marcha en defensa de la libertad de expresión en Roma para el próximo sábado.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.