EL MUNDO › HOY SE VOTA EN LA ONU UNA RESOLUCIóN INSTANDO A EE.UU. A LEVANTAR LA MEDIDA UNILATERAL CONTRA LA ISLA

Repudia todo el mundo el bloqueo a Cuba

Por decimooctavo año consecutivo, Cuba presentará hoy un proyecto de resolución en la ONU condenando el bloqueo y, como viene sucediendo desde hace varios años, el apoyo será prácticamente unánime, pero EE.UU. no da señales de acusar recibo.

Una vez más, como desde hace 18 años consecutivos, la delegación cubana presentará una propuesta de resolución ante el pleno de la Asamblea General de las Naciones Unidas reunida en Nueva York, exigiendo el levantamiento del bloqueo impuesto por Estados Unidos. “Necesidad de terminar con el embargo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos de América contra Cuba”, dirá el título de texto. Una vez más, como desde hace tiempo, la propuesta de La Habana se alzará con la abrumadora mayoría de los votos. Es poco probable, sin embargo, que el gobierno de Washington atienda el pedido de la comunidad internacional.

Es que, según las autoridades de la isla, la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca representó un cambio respecto del gobierno de George W. Bush. Pero, a casi un año de la asunción del mandatario demócrata, el paso de las palabras a los hechos se demora. “El discurso novedoso y conciliador del presidente Obama concita amplia esperanza y su mensaje de cambio ha sido bienvenido. Desafortunadamente, el tiempo transcurre y ese discurso no parece sustentarse en hechos concretos. El discurso y la realidad no condicen”, subrayó Bruno Rodríguez Padilla, canciller cubano, en ocasión de la última Asamblea General de la ONU hace poco más de un mes.

Desde entonces a la fecha, el embargo unilateral sigue intacto. “El bloqueo no se ha desmontado ni existen indicios de que así será”, denunció ayer Carlos Miguel Pereira, embajador cubano en Beijing. Según el diplomático, las medidas anunciadas por el gobierno estadounidense a lo largo de este año –como el levantamiento de las restricciones al envío de remesas o la eliminación de cualquier límite de tiempo o gastos en los viajes de los cubano-estadounidenses a la isla– lejos de representar un avance, no significaron más que retrotraer la situación al estado en el que se encontraban antes del endurecimiento de las sanciones dictadas por el ex presidente Bush.

Para ilustrar el costo de la medida, Pereira precisó que, según el cálculo de economistas cubanos, el embargo le costó a Cuba más de 93 mil millones de dólares a lo largo de sus 48 años de vigencia. Sólo de enero a septiembre de este año, detalló el diplomático, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) adscrita al Departamento del Tesoro de Estados Unidos, aplicó 23 multas en relación a violaciones a las leyes del bloqueo contra Cuba contra empresas norteamericanas por un valor de 2300 millones de dólares. Para detectar estas violaciones y aplicar esas multas, señala, a su turno, la Cámara de Comercio estadounidense, el gobierno federal de Washington gasta anualmente 1200 millones de dólares.

Ese dinero, según puede leerse en el sitio web de la oficina pública norteamericana, sufraga los gastos de un departamento entero llamado “Cuba Sanctions”. Al acceder al link, pueden encontrarse decenas de listas de acciones prohibidas para los ciudadanos norteamericanos en relación a Cuba. En un archivo preparado especialmente, se detalla la normativa vigente para los habanos y el alcohol producidos en la isla. El memorándum es claro: aun en caso de recibir un permiso especial para viajar a la isla, un ciudadano norteamericano no podrá retornar a su país con ninguno de esos dos productos: debe apurar la última pitada y terminar el último trago antes de abandonar la isla, so pena de sanciones. Más aún, encontrándose en un tercer país, un ciudadano estadounidense tiene prohibido consumir productos cubanos. Aunque en ese caso no se aclara cómo asegurarse del cumplimiento de la medida.

En el 2008, sobre 192 países que integran la ONU, 185 votaron a favor del proyecto presentado por los delegados cubanos instando a Washington a levantar el embargo. Tres votaron en contra: Estados Unidos, Israel y las Islas Palau –un archipiélago en el océano Pacífico de 19 mil habitantes independizado de Washington en 1994–. Dos países se abstuvieron: Islas Marshall y la Federación de Micronesia; otros dos, El Salvador e Irak, no se presentaron a la sesión. Para este año, El Salvador ya anunció que votará a favor.

Entre las diversas actividades que se realizarán en todo el mundo para condenar el bloqueo, hoy se realizará un acto en el Teatro IFT de Buenos Aires para repudiar la medida. Entre los convocantes se encuentran Leonardo Favio, Graciela Borges, Pepe Soriano, Horacio González, Atilio Boron, Ricardo Forster, Adolfo Pérez Esquivel, Nora Cortiñas, Fernando “Pino” Solanas, Martín Sabbatella, Federico Luppi y la CGT.

Compartir: 

Twitter
 

El canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla condenó el bloqueo de Estados Unidos y exigió su levantamiento inmediato e incondicional.
Imagen: EFE
SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.