EL MUNDO › UNA MULTITUD DESPIDIó A MONTAZERI CON SLOGANS EN CONTRA DEL GOBIERNO

El funeral que se convirtió en protesta

El entierro del gran ayatolá Hossein Ali Montazeri fue escenario de choques entre manifestantes y policías. Ríos de gente recorrían el camino principal de Teherán a Qom.

 Por Kim Sengupta *

El funeral del gran ayatolá Hossein Ali Montazeri, el eminente clérigo y campeón de la reforma, se convirtió en una protesta masiva en Irán ayer, cuando grandes multitudes cantando slogans contra el gobierno se enfrentaron en las calles con las fuerzas de seguridad. El cortejo fúnebre, que se decía que llegaba al millón, había ido para observar un “día nacional de dolor”. Estaban en las calles de Qom a instancias de los derrotados candidatos presidenciales Mirhossein Mousavi y Mehdi Karroubi, que perdieron ante Mahmud Ahmadinejad en elecciones altamente contenciosas a comienzos de este año. A pesar de los esfuerzos de las autoridades para limitar la asistencia, el sitio web reformista Jaras informó sobre el público golpeándose el pecho y gritando: “Montazeri inocente, tu senda será continuada aunque el dictador dispare balas a nuestras cabezas”. Reuters informó que se habían disparado gas lacrimógeno y balas cerca del principal santuario de la ciudad.

La muerte del Gran Ayatolá, de 87 años, que se había convertido en un acérrimo crítico de los gobernantes de línea dura, ha puesto al régimen un una posición difícil, entre tener que reconocer su estatus como patriarca de la Revolución Islámica de 1979 y tener que minimizar su crítica más reciente del liderazgo actual. La televisión controlada por el Estado dio sólo breves informes del funeral, no mencionando su título oficial de Gran Ayatolá, y a un número de publicaciones progresistas, incluyendo el diario Parlemannews, se les prohibió la asistencia.

Mientras tanto, el Ministerio de Cultura y Guía islámica instruyó a las salidas de noticias para que enfatizaran el desacuerdo de Montazeri con el Gran Ayatolá Jomeini. A la prensa extranjera se le prohibió visitar Qom. Un número de activistas políticos afirmaron que habían sido contactados por el servicio secreto y advertidos de no hacer el viaje. Sin embargo, ríos de gente, incluyendo familias enteras, recorrían el país como rebaños para asistir y el camino principal de la capital, Teherán, a Qom estuvo bloqueado durante horas debido al tráfico pesado. Una enorme multitud estaba reunida afuera del hogar del ayatolá, donde su cuerpo yacía en un féretro de vidrio. Un gran contingente de policía antimotines fue desplegado en los caminos adyacentes, que fueron bloqueados.

Las manifestaciones todavía tienen el potencial de aumentar, ya que el domingo próximo –el séptimo día del tradicional período de duelo por el Gran Ayatolá– coincide con la ceremonia para conmemorar el martirio del imán Hossein en Karbala, un día sumamente emotivo en el Islam chiíta.

Las autoridades han declarado que querían que la multitud estuviera dispersa para entonces y advirtieron en contra de mantener reuniones políticas ese día. Pero aquellos que fueron a Qom ayer mostraron poco interés en aceptar esto. Hubo informes sobre gente del cortejo que daba lástima, luchando contra la policía antimotines cuando comenzaron a rodear la casa del Gran Ayatolá y miembros de la milicia Basij pro gobierno que derribaron banderas.

Según el sitio web conservador Ayande, los milicianos Basij gritaban: “Vergüenza, hipócritas, abandonen la ciudad de Qom”, mientras que los manifestantes gritaban: “¿Que sucedió con el dinero del petróleo? Fue a los Basiji”.

Las grabaciones emitidas en Internet mostraban a la multitud cantando contra el Líder Supremo Ayatolá Ali Khamenei, llamándolo “asesino” y declarando que su liderazgo era ilegítimo. Los grupos de la oposición dijeron que un número de activistas había sido arrestado.

En los meses siguientes a las elecciones presidenciales de Irán en junio, Montazeri había denunciado al gobierno deAhmadinejad, diciendo que la república islámica no era ni islámica ni república, y el que ayatolá Ali Jamenei, el Líder Supremo de Irán, había perdido su legitimidad. Hace dos semanas, dijo que la milicia Basij, que ha reprimido brutalmente a la oposición, estaba renunciando a “la senda de Dios” por la “senda de Satán”.

El Gran Ayatolá, que estaba mal de salud, murió mientras dormía. Fue uno de los primeros que apoyaron al ayatolá Jomeini y fue designado para sucederlo. Pero los dos se pelearon sobre los derechos humanos de Irán pocos meses antes de que Jomeini muriera de cáncer en 1989.

De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.
Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

Una enorme multitud estaba reunida afuera del hogar del ayatolá.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.