SOCIEDAD › LO DISPUSO LA JUSTICIA PORTEñA CONTRA EL SHOPPING DOT, DE SAAVEDRA

Multa de 6000 dólares por día

En su fallo, el juez Roberto Gallardo multó a la empresa IRSA por haber demorado la aplicación de una sentencia que la obligaba a construir una escuela infantil y un centro de salud. Lo recaudado se destina a hospitales de niños.

 Por Eduardo Videla

El shopping DOT Baires, que la empresa IRSA construyó en el barrio de Saavedra, fue inaugurado en mayo último. Como requisito para su habilitación, la empresa debía construir un centro de salud y una escuela infantil para el barrio. El plazo, establecido por la Justicia, puso como límite el 30 de noviembre. Y aunque la empresa asegura que entregó la obra terminada en tiempo y forma, lo cierto es que ni la escuela ni la sala tienen suministro de gas natural, entre otros detalles que para el juez representan un incumplimiento de los convenido. Por esa razón el magistrado dispuso una multa a la empresa de 6000 dólares diarios, a debitar de la suma depositada por la compañía como caución, justamente, para cubrir posibles incumplimientos.

La sentencia fue dictada por el juez en lo contencioso administrativo Roberto Gallardo, quien dispuso que lo recaudado en concepto de multa sea destinado a las cooperadoras de los hospitales de Niños Ricardo Gutiérrez, Pedro de Elizalde y Juan Garrahan. La empresa IRSA, a través de su vocera, Carolina Lascano, informó a Página/12 que los abogados de la compañía “están analizando el fallo y estudiando la estrategia jurídica a seguir”.

El shopping está emplazado sobre la avenida General Paz y Melián, a la altura de la Panamericana. La construcción del centro comercial fue autorizada hace ocho años por una ley que exigía a sus propietarios edificar una escuela infantil y un centro de salud, en reemplazo de los actuales, que no alcanzan a abastecer la demanda del Barrio Mitre y de Saavedra. En marzo, el shopping estaba prácticamente terminado, pero ni la escuela ni el centro de salud habían empezado a edificarse. Por eso, el asesor tutelar Gustavo Moreno inició la demanda a partir de la cual IRSA construyó ambos edificios en un plazo de seis meses. Sin embargo, a criterio de Gallardo, las obras no están finalizadas y prueba de ello es que falta el final de obra y ninguno de los dos establecimientos está en condiciones de funcionar.

“De alguna forma hay que compeler a que se cumplan los plazos”, dijo a Página/12 Gustavo Moreno, quien ante una consulta del juez pidió la aplicación de la multa. Es que se comprobó que ambos edificios no tienen conexión de gas y les faltan detalles como la colocación de una reja externa y de una división interna, además de equipamiento para el centro de salud, que debe ser aportados por el gobierno porteño.

El subsecretario de Planeamiento Urbano, Héctor Lostri, argumentó que “para hacer la conexión de gas sólo falta que Metrogas instale un medidor”. Aclaró que los edificios están provistos, en forma provisoria, con gas licuado. “Y los planos recién se podrán aprobar cuando la obra esté terminada”, aclaró.

Mientras tanto, el almanaque corre para la multa diaria contra IRSA. La empresa sufre el descuento de 6000 dólares por día, restados del millón que depositó como caución.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.