SOCIEDAD › EL FISCAL DEL JUICIO POLíTICO PIDIó LA REMOCIóN DE PARRILLI

La jueza que espera su fallo

Vega acusó a la magistrada de abusar de su poder por insultar a dos empleadas. El defensor reclamó que “a lo sumo” le apliquen una falta administrativa. Y criticó a la prensa: “Una estupidez fue convertida en un drama de interés nacional”, consideró.

El juicio político contra la jueza porteña Rosa Parrilli entró en la recta final. El fiscal Gabriel Vega pidió que fuera destituida por insultar y discriminar a dos empleadas del área de tránsito del gobierno porteño cuando debía pagar una multa por dejar el auto mal estacionado. Su abogado defensor reclamó que “a lo sumo” le apliquen un apercibimiento, aunque adelantó que la magistrada tomará “licencia psiquiátrica”, más allá del fallo. La sentencia se conocerá mañana.

La acusada ingresó al recinto cinco minutos después de iniciado el último tramo del jury, cuando la mayoría de las cámaras fotográficas se habían retirado, permaneció en silencio, serena y sólo mostró cierta inquietud con el movimiento de sus piernas en algunos momentos. La jueza evitó hablar ante el tribunal cuando concluyó la audiencia y tuvo la posibilidad legal de hacerlo.

A la mañana, el fiscal Gabriel Vega consideró que Parrilli cometió abuso de poder y tuvo una conducta que “afectó gravemente el decoro” de su responsabilidad. Vega solicitó la destitución de la magistrada: dijo que pretendió hacer valer su cargo y que el mal desempeño no sólo se puede cometer ejerciendo su trabajo, sino también en “actos que, sin ser de la función, son indecorosos y con abuso de autoridad”.

Luego, el abogado Julio Virgolini, defensor de Parrilli, pidió a los miembros del Jurado de Enjuiciamiento que “sean valientes y enfrenten a la presión pública”, y que “rechacen” el pedido de remoción de la magistrada y le apliquen “a lo sumo una falta disciplinaria”. También anunció que, independientemente de la sentencia, la acusada tomará “licencia psiquiátrica” antes de retornar, eventualmente, al juzgado.

El alegato del abogado Virgolini culminó a las 19, tras la ponencia de su colega Juan Pablo Alonso, quien durante casi una hora refutó la acusación de la fiscalía acerca del mal desempeño de su función por parte de Parrilli. El mal desempeño es endilgable, dijo, cuando está “vinculado a la función judicial” y sostuvo que “se requiere reiteración” y si la falta juzgada “es aislada debe ser gravísima”. Según el abogado, el caso en cuestión “claramente es ajeno (a la función judicial), aislado y sin gravedad”, aunque reconoció que se trataba de un hecho “socialmente disvalioso” que a la propia magistrada “avergüenza”, tras lo cual listó acciones de Parrilli: se disculpó con las agraviadas, con la magistratura y no interfirió la investigación.

Virgolini, durante su alegato, cargó fuerte contra la prensa, al considerar que “convirtió un episodio coyuntural en un reclamo ético, una estupidez en un drama de interés nacional y arrojó la fama a los perros sin averiguar qué pasó, sin consideración” por la acusada. También se preguntó por “la gravedad” del episodio al que consideró “una estupidez carísima en la que sólo ganaron los periodistas que se hicieron un banquete, los políticos que usaron el video que sospechosamente llegó a todas las redacciones”.

Compartir: 

Twitter
 

La jueza Rosa Parrilli llegó sobre el final del jury en su contra.
Imagen: DYN
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.