EL MUNDO › DURO REVéS PARA LA PETROLERA DE GRAN BRETAñA

Obama piensa llevar a juicio a BP

 Por David Usborne *

El presidente Barack Obama anunció ayer que si una investigación independiente a los derrames petroleros de British Petroleum (BP) en el Golfo de México descubría que las leyes se habían quebrado, “llevaremos a aquellos responsables ante la Justicia”. Su declaración, hecha en el Rose Garden junto a los principales de una comisión de investigadores que él estableció la semana pasada, fue otro duro revés para BP, mientras lucha para encontrar una forma de taponar el catastrófico derrame. Subrayó lo rápido que Obama se está distanciando del gigante energético basado en Londres aun mientras el gobierno federal sigue confiando en su experiencia técnica para poder controlar las cosas.

Como parte de su esfuerzo por evitar las críticas de que ha sido lento para hacerse cargo del problema, la Casa Blanca terminó las conferencias conjuntas de los altos funcionarios con los ejecutivos de la empresa en Louisiana. En cambio, el almirante Thad Allen, de la Guardia Costera de Estados Unidos, dará un parte diario sobre el progreso en el Golfo en cualquier lugar que se encuentre y sin la participación del BP. Carol Browner, la principal asesora en Energía y Medio Ambiente de Obama, dijo que no estaba esperanzada en que BP tuviera éxito en su próxima prueba en el lecho marino, que se supone que sucederá más tarde esta semana. El nuevo intento prevé la colocación de una cúpula sobre los restos del pozo averiado para capturar “todo o una cantidad significativa del petróleo” que será trasladado a un barco en la superficie mediante una tubería. “Todos, creo, están esperando que suceda lo mejor, pero debemos continuar planeando para lo peor”, dijo. Esto significa esperar hasta agosto, cuando se completarán los dos pozos.

Se cree que unos 19.000 barriles de petróleo están derramándose del pozo averiado todos los días. Hubo nuevas advertencias, anoche, de que las brisas del sudoeste en el Golfo amenazan con arrastrar partes pesadas del derrame a las costas de Mississippi y Alabama el fin de semana.

El panel creado por Obama para examinar el derrame está dirigido por el ex senador Bobo Graham y el ex jefe de la Agencia de Protección Ambiental William Reilly. “Tienen todo mi apoyo para seguir los hechos donde sea que los lleven, sin temor o favor”, dijo Obama adoptando un tono inusualmente autoritario. “Si las leyes en nuestros libros eran insuficientes para evitar este derrame, las leyes deben cambiar. Si nuestras leyes se violaron, llevando a la destrucción y la muerte, mi promesa solemne es que llevaremos a esos responsables ante la Justicia.”

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Páginal12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.