EL MUNDO › DURO INFORME SOBRE 475 ABUSOS SEXUALES EN LA IGLESIA CATóLICA BELGA

“No se trató de nimiedades”

Según el informe, un “número elevado” de esos niños se habrían suicidado, dos terceras partes de las víctimas eran menores de entre 15 y 16 años, la mitad de los abusadores ya falleció y la mayoría de los delitos habría prescripto.

La comisión independiente encargada de investigar los abusos sexuales a 475 menores en la Iglesia Católica belga concluyó que “no se trató de nimiedades”. “Hubo múltiples casos de penetración anal, masturbaciones y otras barbaridades”, informó ayer el diario flamenco De Standaard.

El rotativo publicó el informe final de la comisión investigadora independiente que debía aportar más luz sobre los abusos por parte de religiosos católicos belgas a menores, sobre todo a lo largo de los años ’60, ’70 y ’80. Un “número elevado” de esos niños se habrían suicidado, según el documento. La mayor parte de los casos se cometieron en los años ’80. “Una tendencia que también podemos comprobar en casos de abusos sexuales en otros países de Europa”, afirma el informe.

“No se habla aquí de simples acosos sexuales (...) hubo casos de sexo oral y anal, de masturbaciones recíprocas (...). Por decirlo claramente: de hechos horribles y gravísimos”, aseguró el autor del texto, el psiquiatra infantil Peter Adriaenssens. El informe de 200 páginas está cargado de “testimonios espantosos”, afirmó el experto. Las primeras 100 páginas contienen testimonios (anónimos) de personas “que conocieron de cerca los hechos”. Dos terceras partes de las víctimas eran menores de entre 15 y 16 años en el momento de los hechos. Una tercera parte de las víctimas de abusos eran mujeres muy jóvenes, en torno de las mismas edades, explicó Adriaenssens.

El psiquiatra señaló que la mitad de quienes cometieron esos abusos ya ha fallecido y la mayor parte de los delitos, en principio, ha prescrito, a menos que la Iglesia Católica belga quiera investigarlos, según las disposiciones del derecho canónico. “Este es un informe totalmente independiente (...) por respeto a las víctimas, nos sentíamos obligados a sacarlo a la luz”, aseguró el experto en la rueda de prensa.

La Comisión Adriaenssens presentó su dimisión en junio pasado debido a que, según el experto, él se sentía “desautorizado” en sus investigaciones. La Justicia belga confiscó todos los expedientes de esa comisión, aunque prometió avanzar en las pesquisas. No obstante, en el momento de dimitir anunció que seguiría adelante con el trabajo hasta terminarlo.

Uno de los primeros efectos que tuvieron estas investigaciones fue la dimisión del obispo de Brujas, Roger Vangheluwe, de 74 años, quien admitió haber abusado sexualmente de su sobrino (cuando era un simple sacerdote), que era menor de edad en el momento en que ocurrieron los hechos. “Las víctimas están preocupadas por lo que la prensa pueda hacer a partir de ahora (...). No quieren que salgan a la luz los detalles de lo ocurrido, de las barbaridades que se han cometido (supuestamente algunos purpurados)”, explicó ayer Adriaenssens. El pasado verano boreal la policía y las autoridades judiciales belgas abrieron varias tumbas en la catedral de Malinas, 40 kilómetros al norte de Bruselas, en busca de pruebas.

El papa Benedicto XVI condenó enérgicamente la manera de actuar de la policía. Los métodos expeditivos usados en la así llamada “operación cáliz” en busca de documentos de la Iglesia fueron considerados “ilegales” por una comisión ad hoc en agosto pasado. En cambio Vangheluwe no fue sancionado por la Iglesia y recibirá 2800 euros al mes como jubilación.

“Roher Vangheluwe tiene una dilatada carrera a sus espaldas y por ello tiene derecho a su pensión completa”, explicó un portavoz del Ministerio de Justicia belga.

Compartir: 

Twitter
 

El psiquiatra Adriaenssens, autor del informe sobre pedofilia en la Iglesia belga.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.