EL MUNDO › LOS PAISES DE LA ZONA EURO PRESIONAN PARA ELEGIR AL NUEVO JEFE DEL FONDO

Europa se abroquela para retener el FMI

Antes de que los países emergentes logren consensuar un candidato para postularlo como sucesor de Strauss-Kahn, las potencias del Viejo Continente buscan apurar una definición en su favor. Estados Unidos por ahora no muestra las cartas.

 Por Tomás Lukin

Europa está determinada a ungir desde sus entrañas al próximo titular del Fondo Monetario Internacional. Alemania y Francia pretenden que el proceso se resuelva lo antes posible y cada vez son más los países que expresan públicamente el visto bueno para que la ministra de Finanzas gala, Christine Lagarde, ocupe el cargo de directora gerente del Fondo. El peso de los votos europeos en el Consejo de Administración, el órgano de gobierno de la institución, aseguran una posición de privilegio para imponer un candidato. No obstante, las economías en desarrollo de Asia y América latina hacen valer su creciente peso político y económico para reclamar que el nuevo titular del FMI provenga del mundo emergente. Antes que impulsar a un candidato propio, la presión de los países periféricos apunta a que se les otorgue un mayor poder de negociación en el seno del organismo.

“Estamos realizando amplias consultas con los accionistas del FMI de los mercados emergentes, así como de las economías avanzadas”, afirmó el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner. El funcionario norteamericano consideró que además de “gran experiencia y liderazgo” el sucesor del renunciado Dominique Straus-Kahn debe encontrar un amplio respaldo entre los 187 miembros del organismo. Estados Unidos también posee poder de veto en el Fondo, por el peso de su cuota, y desde que el FMI entró en funciones en 1946 consensuó un candidato con Europa.

Salvo por el breve interinato de la estadounidense Anne Krueger durante 2004, el puesto de director gerente estuvo siempre en manos de un representante europeo. Ayer Italia y Suecia sumaron su respaldo a Lagarde y la canciller de Alemania, Angela Merkel, afirmó que tiene una alta estima por la abogada francesa. Por su parte, el presidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, insistió en que el responsable del FMI “debe” ser europeo.

Los mandatarios del viejo continente argumentan además que en medio de la crisis estructural de la Zona Euro es necesario un especialista originario de la región para llevar adelante los distintos programas de financiamiento.

Para algunos analistas el hecho de que Lagarde sea francesa como Straus-Kahn podría jugar en contra de su nominación, mientras que otros resaltan a su favor la cuestión de género y el buen vínculo con la mandataria germana. Entre la diplomacia del Viejo Continente que rechaza a Lagarde advierten que la posible apertura de una investigación judicial sobre la participación de la abogada en un posible caso de tráfico de influencias juega en su contra. Se trata de ayudas que se le imputan a la economista en favor del empresario francés Bernard Tapie durante el litigio que mantuvo con el banco Credit Lyonnais, por una serie de operaciones financieras durante la venta de Adidas. El jueves y viernes próximos el G-8 se reúne en Francia y desde la Unión Europea indican que el nombre del candidato europeo podría surgir durante la próxima semana.

Angel Gurría, titular de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) afirmó, en cambio, que “ha llegado el momento de cambiar la tradición, es hora de que un no europeo conduzca el FMI”. Aunque la OCDE está compuesta fundamentalmente por las economías más poderosas del planeta, Gurría es mexicano.

El FMI ya comenzó a contactar a los 24 directores del Consejo de Administración y organizará en las próximas semanas un encuentro para decidir quién será el nuevo director gerente. Ayer el ex ministro de Finanzas de Turquía y ex titular del PNUD, Kemal Dervis, cuyo nombre circulaba entre las posibles figuras del mundo en de-

sarrollo a ocupar el cargo, se bajó de la carrera. Aunque existen algunas precandidaturas provenientes de países en desarrollo como la del presidente del Banco Central de Kazajistán, Grigori Martchenko, impulsado desde las ex repúblicas soviéticas, o el ministro de Economía de Singapur, Tharman Shammugarantnam, quien recibió el respaldo de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, los denominados países emergentes liderados por China, Brasil y Rusia no han nominado un candidato.

No obstante, la existencia de un debate alrededor del reemplazante refleja el creciente peso económico, político y simbólico de estos países en los distintos foros multilaterales, donde también se ubica Argentina.

Compartir: 

Twitter
 

Timothy Geithner, secretario del Tesoro de Estados Unidos, dijo que su país está hablando con todos.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared