EL MUNDO › A BERLUSCONI SE LO ACUSA DE ABUSO DE PODER

El caso Ruby está firme

 Por Elena Llorente

Desde Roma

Las tres juezas del tribunal de Milán que tienen a cargo el proceso por prostitución de menores y abuso de poder contra el primer ministro Silvio Berlusconi, negaron ayer el pedido de la defensa para que el proceso fuera postergado hasta el 15 de febrero. Los abogados defensores pretendían que el juicio fuera suspendido hasta que la Corte Constitucional –principal autoridad en materia de leyes– diera a conocer su veredicto sobre si Il Cavaliere debe ser procesado por el Tribunal común de Milán o por el Tribunal de Ministros, como pide el Parlamento. El veredicto está previsto para principios de febrero.

El Tribunal de Ministros es un ente cuya función es procesar a los miembros del gobierno cuando éstos cometen un delito referido a su mandato. En este caso, se refiere al “abuso de poder” del que está acusado Berlusconi por haber hecho presión sobre la policía de Milán en mayo de 2010, para que liberara a la joven de origen marroquí Karima El Mahroug, conocida como “Ruby”, que había sido arrestada por, supuestamente, haber cometido un robo. Berlusconi aseguró que se trataba de la hija del entonces presidente de Egipto, Hosni Mubarak. Berlusconi está acusado en el mismo proceso de prostitución de menores, por presuntamente haber tenido relaciones sexuales con Ruby cuando ella era menor de edad, a cambio de dinero o regalos.

Ayer por la mañana se había realizado en los tribunales de Milán una nueva audiencia del caso Ruby y en esa ocasión los abogados Piero Longo y Nicolo Ghedini plantearon el pedido. Berlusconi no estuvo presente. La fiscal Ida Boccassini –famosa fiscal del período de las investigaciones anticorrupción de la década del ’90 conocidas como Manos Limpias– fue durísima al presentar sus argumentos en contra, cerrándoles todas las alternativas a los defensores que, sin embargo, prometieron presentar otros recursos a breve plazo. Las tres juezas del tribunal se reunieron luego por casi cinco horas antes de comunicar su decisión de rechazar el pedido de los defensores.

El proceso Ruby, en principio, continuará normalmente su curso, pero esto podría significar un alto costo político para el primer ministro porque podría dañar aún más su imagen a nivel nacional e internacional, aseguran algunos analistas.

Entre los muchos argumentos de los abogados defensores, uno llamó la atención: no hay urgencia de realizar el juicio porque, dijeron, no hay acusados ni testigos muy ancianos. Buena parte de los testigos de este proceso, en efecto, son chicas jóvenes, menores de 30 años, que participaron en las fiestas conocidas como “bunga bunga” en las residencias que Berlusconi tiene cerca de Milán, en Cerdeña y en Roma.

Mientras el proceso contra Berlusconi se realizaba en el quinto piso del Palacio de los Tribunales de Milán, dos pisos más arriba se efectuaba el “Ruby 2”, como lo ha bautizado la prensa italiana. En un aula de las audiencias preliminares, un juez dictaminaba que la vedette y actual consejera regional Nicole Minetti, el periodista televisivo Emilio Fede y el empresario de estrellas Lele Mora deben ser procesados por instigar y favorecer la prostitución. Los tres, amigos personales de Berlusconi, cumplieron distintos roles en las fiestas del bunga bunga, presuntamente buscando muchachas para llevar a la casa del premier. Fede, que dirige el telediario de Rete 4, uno de los canales televisivos de la familia Berlusconi, se ha defendido varias veces negando todas las acusaciones. Lele Mora actualmente se encuentra en la cárcel porque su empresa se fue a la bancarrota. Minetti fue quien se hizo cargo de Ruby, a pedido de Berlusconi, la noche que fue arrestada por el robo.

Junto a Nicole Minetti, la única de los acusados que se presentó ayer en el aula de las audiencias preliminares, estaban dos ex reinas de belleza de provincia, Chiara Danese y Ambra Battilana, que se han constituido parte lesa en este proceso luego de haber asistido a una fiesta en la residencia de Arcore. Ambas decidieron constituirse parte lesa luego de que sus nombres aparecieron en la prensa como frecuentadoras de las fiesta del “bunga bunga” y la gente, dicen, comenzó a indicarlas como prostitutas. Ellas contaron a los jueces que fueron a una sola fiesta y que salieron alucinadas. La primera audiencia de este proceso está prevista para el 21 de noviembre.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.