ECONOMíA › LA COTIZACIóN DEL BILLETE CERRó A 4,23 PESOS

Dólar bajo control

Frente a presiones especulativas, el Banco Central ordena el mercado de cambios con el poder de fuego que tiene con las reservas. La banca extranjera, la más activa en la plaza.

 Por Cristian Carrillo

El dólar al público retrocedió ayer un centavo, al cotizar 4,23 pesos. La divisa se viene manteniendo en un rango estrecho de oscilación de apenas un centavo, abandonando la escalada de apreciación que se había intensificado en agosto. En las últimas semanas la acción coordinada del Banco Central en el segmento mayorista y en el mercado de futuros permitió quitarle presión al dólar, aunque todavía la demanda sigue siendo elevada. El convulsionado contexto internacional (ver aparte) les quitó ayer volumen a las operaciones en el mercado de cambios: se negociaron apenas 350 millones de dólares, de los cuales unos 70 millones correspondieron a ventas del Central. No obstante, el stock de reservas se redujo en un monto mayor, debido a que el organismo abonó 200 millones de dólares en vencimiento de intereses del bono Par. Las reservas quedaron en 48.400 millones de dólares.

El Central redobla esfuerzos para evitar que la volatilidad externa y la especulación propia de un período preelectoral se trasladen al precio del dólar. La demanda es sostenida por grandes bancos, en su mayoría extranjeros, ya sea por solicitud de sus casas matrices o de las empresas que tienen como clientes. “Compran dólares en respuesta a los informes que le llegan y que, generalmente, son elaborados por analistas que hacen su juego”, señaló una fuente oficial. En estos documentos se halla un “cóctel de influencias” con los que buscan justificar un aumento del dólar. Entre los puntos recurrentes se encuentra que el tipo de cambio está atrasado, principalmente por motivo de la depreciación del real, y que luego de octubre habrá una corrección fuerte. “Es de libro lo que sucede: cada vez que hay elecciones hay quien agita y trata de sacar ventaja haciéndole creer al minorista que puede haber una disparada y que eso complique la situación y obligue a apreciar su moneda”, dijo el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

La estrategia oficial para neutralizar las oscilaciones comenzó hace dos semanas y, según reconocen desde el Central, está empezando a dar sus frutos. “La demanda está dando señales de descenso”, advierten. Sin embargo, la tensión sobre el tipo de cambio –prevén– podría mantenerse hasta las elecciones. Por tal motivo, la estrategia de la autoridad monetaria es convencer a los ahorristas de que la cotización no sufrirá reacomodamientos en su precio. Esta señal la da a partir de su intervención en el mercado de futuros: ofrece contratos con vencimiento después de octubre a precios cercanos al valor actual de la cotización mayorista. Con esto los bancos que quieran protegerse ante la eventualidad de un ajuste de la divisa pueden hacerlo, mientras se despeja el horizonte de incertidumbre para el resto del mercado. La última posición de este año –diciembre– se pactó a 4,281 pesos.

La demanda de billetes, por su parte, es abastecida por el BC. Una crítica que algunos operadores esbozan sobre la estrategia oficial es que “nadie pierde”, dado que en el año el dólar no había registrado un descenso que le imprimiese incertidumbre al especulador. La entidad que conduce Mercedes Marcó del Pont intentó romper esa dinámica en estos días. La mesa de cambios del Central se posicionó vendedora con bloques de 500 millones de dólares, un volumen que ningún privado puede llegar a absorber y en muchos casos por encima del total operado. Así redujo en el transcurso de la jornada en un centavo y medio la cotización mayorista y en casi cinco centavos el precio en varias pantallas del microcentro, donde había llegado a ofrecerse hasta a 4,28 pesos. “Allí rompimos las reglas de previsibilidad”, señalaron desde el BCRA. Desde entonces el precio mayorista quedó casi anclado en 4,205, mientras que al público comenzó a oscilar entre los 4,23 y 4,24 pesos. En esto también influyó que se detuviese el desplome del real. La moneda brasileña cedió 0,1 por ciento para cerrar en 1,89 unidad contra el dólar. El euro también perdió terreno ante la divisa estadounidense, y en la plaza local se retrajo ocho centavos a 5,72.

Compartir: 

Twitter
 

Las reservas del Banco Central cerraron ayer en 48.400 millones de dólares luego de pagar deuda.
Imagen: Micaela Gualtieri
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.