EL MUNDO › ROMNEY ES AMPLIO FAVORITO EN LA SEGUNDA PRIMARIA

La caravana se va a New Hampshire

Las elecciones internas de los republicanos continuarán el martes en New Hampshire, pero ya se piensa en Carolina del Sur, mientras la caravana de candidatos, con cientos de periodistas atrás, se trasladó de Iowa al “Granite State”. Rick Santorum, el ganador moral del comicio inicial de Iowa, camina por las calles de este estado, que ostenta el record del mayor número de ateos y agnósticos.

En esta zona del sofisticado New England no hay granjas de blancos ultracatólicos, como los que lo rechazaron en números record en Iowa. La carrera del moderado Mitt Romney, gobernador del vecino estado de Massachusetts, parece una empresa desesperada. Podrá contar con la convergencia de los votos de derecha heredados por los huérfanos de Michelle Bachmann, la primera víctima ilustre tras la votación de Iowa.

Pero esos votos podrían ser insuficientes contra su adversario, según sondeos, que es muy fuerte. Los observadores miran el de-safío siguiente, el de Carolina del Sur, el 21 de enero, en el sur conservador, el estado donde nació el movimiento secesionista de los Confederados en 1861, con el fin de la Guerra Civil. Su objetivo era “Under God, Our Vindicator”. Una suerte de eslogan ante-litteram que recuerda los tonos de Rick Santorum contra Mitt Romney.

“Carolina del Sur será el banco de prueba del Factor ABM, o sea el movimiento ‘Anybody-but-Mitt’(todos excepto Romney)”, observó Tuck Eskew, un estratega republicano de estas zonas. “Por primera vez veremos una gran concentración del electorado conservador contra su política. Tal vez no gane enseguida, pero veremos qué significa trabajar unidos por un objetivo común”, agregó.

También Newt Gingrich, que quedó maltrecho luego del comicio de Iowa, originario de la vecina Georgia, espera recuperar consensos en el llamado “Palmetto State”. El ex presidente de la Cámara de Diputados dijo que “la diferencia que pesa entre la moderación de Romney y los conservadores del sur es parecida a la distancia que hay entre Charleston, la capital de Carolina del Sur, y Boston”, o sea enorme, como casi toda la costa este de Estados Unidos.

También sigue en carrera el gobernador de Texas, Rick Perry, quien hasta hace algunas semanas era el niño mimado de los conservadores. Pero su floja performance en Iowa puso en duda su continuidad en la carrera, a tal punto que tuvo que confirmar en una conferencia de prensa que no se bajaría de la nominación. También sigue el libertario Ron Paul, que alcanzó un respetable tercer puesto en la primaria.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.