EL PAíS › EL VATICANO TIENE NUEVO EMBAJADOR EN ARGENTINA

En el nombre del Papa

El Gobierno dio su acuerdo para que el suizo Emil Tacherrig ocupe el cargo de nuncio apostólico. La propuesta hecha por Benedicto XVI tuvo “un rápido trámite” de aceptación.

 Por Washington Uranga

El Vaticano ya tiene nuevo embajador en la Argentina: será el arzobispo suizo Emil Paul Tacherrig, quien ocupará el cargo de nuncio apostólico después de que el gobierno argentino haya prestado su acuerdo, en “un rápido trámite”, según señalaron fuentes oficiales, a la propuesta hecha por el papa Benedicto XVI. El arzobispo suizo, de 64 años, y cuyo último destino fueron los países nórdicos (Suecia, Noruega, Finlandia, Dinamarca e Islandia), llegará a Buenos Aires en los próximos meses, en fecha todavía no definida, para sustituir al arzobispo italiano Adriano Bernardini, quien ejerció durante ocho años el cargo de embajador de la Santa Sede en Argentina y quien el 15 de noviembre último fue nombrado en ese mismo cargo ante el gobierno de Italia. La rápida designación del nuevo nuncio y la diligencia argentina en dar el respectivo “placet” es un indicador de las buenas relaciones existentes en este momento entre Argentina y el Vaticano.

La información sobre la designación de Emil Tacherrig como nuevo nuncio apostólico fue dada ayer en forma simultánea, como es costumbre, en Roma y en Buenos Aires, aquí por medio del encargado de negocios de la Nunciatura Apostólica, monseñor Robert Murphy, a través de la agencia de noticias católica AICA.

En la Iglesia Católica, el nuncio apostólico, además de ejercer la representación diplomática de la Santa Sede ante el gobierno local, cumple las funciones de enlace entre la Iglesia local y el Vaticano y tiene mucha influencia en la designación de los obispos, dado que es el encargado de armar los expedientes que se elevan a Roma y que, normalmente, incluyen ternas a partir de las cuales se toman las decisiones. Las recomendaciones del nuncio, en acuerdo con los referentes más influyentes del Episcopado local, son generalmente muy tenidas en cuenta por la Congregación de Obispos y la Secretaría de Estado, que son quienes finalmente terminan recomendando al Papa las designaciones.

En el caso de la Argentina, el nuncio Tacherrig tendrá en su agenda la tarea de seguir negociando con el Gobierno la normalización del obispado castrense, al frente del cual debe estar un obispo, de acuerdo con los tratados que existen con el Vaticano, pero cuyo lugar se encuentra vacante desde que el gobierno de Néstor Kirchner decidiera quitarle, en el 2005, reconocimiento al entonces titular, el obispo Antonio Baseo-tto, por declaraciones que éste hizo en contra del entonces ministro de Salud, Ginés González García.

La situación del obispado castrense se encuentra prácticamente congelada desde entonces, pese a las conversaciones sobre el tema y a las gestiones que, en ese sentido, ha realizado el embajador argentino ante el Vaticano, Juan Pablo Cafiero. La diferencia más notoria en el tema subsiste porque la Santa Sede insiste en nombrar un nuevo titular –cargo para el cual incluso hay un obispo propuesto–, mientras que la Cancillería argentina apunta a una revisión de los acuerdos que elimine el obispado y las capellanías castrenses. Bernardini, un hombre de perfil muy conservador, no pudo avanzar en el acuerdo.

Tacherrig, doctor en derecho canónico, será el duodécimo embajador vaticano en la Argentina y el primero de una lengua nativa no romance. De los anteriores, diez fueron italianos y uno español. El arzobispo de lengua nativa alemana habla además francés, italiano, inglés y español. Obispo desde 1996, Tacherrig fue nuncio apostólico en Burundi (1996), en las Antillas (2004), en Corea y Mogolia (2004), antes de llegar a su último destino en Suecia (2008).

Compartir: 

Twitter
 

Emil Tacherrig fue designado en reemplazo de Adriano Bernardini, quien ejerció como nuncio durante ocho años.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.