EL MUNDO › UN BLANCO LEGITIMO, PARA WASHINGTON

Objetivo, la prensa

Por Enric González *
Desde Washington

Victoria Clarke, la portavoz del Departamento de Defensa de Estados Unidos, calificó ayer de “acto de defensa propia” el ataque contra el hotel Palestine de Bagdad, centro de operaciones de la mayoría de los periodistas extranjeros en la ciudad. Dos reporteros resultaron muertos. Clarke alegó repetidamente que los mandos del carro de combate que disparó sobre el hotel tenían “todo el derecho a defenderse” porque habían detectado “la presencia de francotiradores en el edificio”. El Comando Central de Estados Unidos en Qatar, al mando del general Tomy Franks, comunicó ayer al Ministerio de Defensa español que el hotel Palestina de Bagdad, donde se aloja la prensa internacional, “fue declarado hace 48 horas posible objetivo militar y así se comunicó a los periodistas”.
Cuando varios periodistas acreditados en la sede del Pentágono le hicieron notar que responder con cañones al presunto fuego de armas ligeras parecía claramente desproporcionado, la portavoz insistió en que “la primera obligación” de los oficiales estadounidenses era “proteger a sus propios soldados”. “No sólo estaban en su derecho al disparar, sino que era su responsabilidad”, dijo.
Victoria Clarke y el general Stanley McChrystal expresaron sus “condolencias” a las familias de los periodistas muertos y repitieron una y otra vez que las tropas de Estados Unidos hacían “siempre todo lo posible por evitar la pérdida innecesaria de vidas”. “Libramos la guerra de la forma más humana y cuidadosa, y procuramos respetar a los civiles; los propios periodistas que cubren este conflicto son testigos de ello”, aseguró la portavoz del Departamento de Defensa de Estados Unidos.
“Bagdad es un lugar muy peligroso y desde hace días advertimos a los medios de comunicación acerca del riesgo que corren los periodistas en la ciudad”, agregó la portavoz. “Quienes no están integrados en nuestras unidades pueden quedar entre dos fuegos.”
Aunque la prensa de Estados Unidos se ha mostrado muy dócil ante el Pentágono desde que comenzó la invasión, las explicaciones oficiales sobre el ataque contra el hotel de los periodistas no convencieron el martes más que a los medios más ultraconservadores. La discutible alegación de “defensa propia” en un incidente que enfrentaba a un cañón contra un supuesto fusil que, además, sólo los estadounidenses escucharon, se sumó al ataque contra la oficina de la televisión árabe Al Jazeera, en el que murió un reportero. “Creemos que los periodistas no deberían estar ahí”, concluyó Victoria Clarke.
* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.