EL MUNDO › SIRIA TEME SER LA PROXIMA EN EL EFECTO DOMINO

Voz más alta pero armas bajas

Por Ferrán Sales *
Desde Damasco

El gobierno sirio alzó ayer el tono de su polémica con Estados Unidos, le plantó cara y le pidió sin ambigüedades el fin de la ocupación militar de Irak. La petición fue formulada por el gobierno de Damasco en un tono firme y decidido pocas horas después de que desde la Casa Blanca se renovaran las advertencias contra este país, al que en un principio acusaron de esconder armas químicas iraquíes, después de pertrechar con armamento al régimen de Saddam Hussein y ahora dar protección a algunos de los líderes derrotados, incluido el propio presidente.
“A la luz de las peligrosas circunstancias a que hace frente la Nación Arabe, Siria enfatiza su compromiso con la unidad e integridad territorial de Irak y llama a la comunidad internacional a ejercer todos los esfuerzos posibles por poner fin a la ocupación”, aseguró ayer el jueves una nota oficial del gobierno del presidente Bachar Al Assad. El tono de la nota no ha sorprendido a nadie esta en perfecta sintonía con las declaraciones que el joven presidente efectuara días atrás al periódico libanés As Safir, cuando manifestó su deseo de que el ejército norteamericano fracasara en su operación bélica en Irak y anunció la demás la resistencia del pueblo árabe en la contienda.
La nota oficial de Damasco reclamó ayer además “poner fin a la situación catastrófica resultante de la agresión para que el pueblo iraquí pueda elegir libremente a su gobierno sin interferencias extranjeras”. El gobierno sirio insistió que esta guerra ha sido “ilegal e injustificada”, y recordó que desde el principio de la crisis pidió que ésta fuera resuelta en el marco de “la legitimidad internacional” y del Consejo de Seguridad de la ONU, del que Siria es actualmente miembro.
La polémica y el enfrentamiento de Washington con Damasco están provocando el miedo de los sirios, que temen ser los siguientes de la lista. Este miedo embarga también a la comunidad árabe que cree que Irak es sólo un primer paso de una operación militar de mayor envergadura dirigida por Estados Unidos contra el mundo árabe, inspirada en las aspiraciones de Israel. Así lo aseguraba ayer el secretario general de la Liga Arabe, Amr Musa, en unas declaraciones a la CNN, al afirmar: “Los países árabes temen el efecto dominó”.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.