EL MUNDO › LA CONSULTA SE REALIZó EN MEDIO DE LOS ATAQUES Y EL PEDIDO DE BOICOT DE LA OPOSICIóN

Referéndum constitucional en Siria

Mientras que el régimen de Bashar Al Assad impulsa una reforma a la Carta Magna, los opositores señalan que la prioridad es el cese de la violencia. Los resultados estarán hoy.

Los sirios se volcaron a las urnas para votar en un referéndum convocado por el gobierno. Se trata de una reforma constitucional que abriría el futuro político del país hacia el pluripartidismo. Sin embargo, el llamado fue boicoteado por la oposición y celebrado en medio de los cotidianos ataques de las fuerzas armadas contra bastiones opositores, como la ciudad de Homs. Según datos difundidos por el Ministerio sirio del Interior, cerca de 14,4 millones de sirios mayores de 18 años fueron llamados a respaldar o rechazar las enmiendas constitucionales presentadas por el régimen de Bashar Al Assad.

Las mesas electorales se abrieron dentro de los edificios gubernamentales para que los funcionarios participaran en la consulta popular. El propio Al Assad acudió junto a Asma, su mujer, para dejar su voto en la sede de la televisión estatal, cerca de la plaza de los Omeyas. “En el terreno somos más fuertes. Hay medios de comunicación que arremeten contra nosotros, pero nosotros queremos ganar sobre el terreno y el espacio juntos”, subrayó el mandatario, que culpó de la revuelta a grupos terroristas e intereses extranjeros. Desde la oposición desconfiaron de que la reforma vehiculice una apertura en el país, bajo represión. “La prioridad es ahora poner fin a la violencia antes de una Constitución redactada por las autoridades”, dijo Hasan Abdula Zim, coordinador del Consejo de Coordinación Nacional (CCE) que agrupa a una decena de grupos opositores.

En las regiones más castigadas por la violencia, el Ministerio del Interior reconoció que no había condiciones necesarias para que se realizara la votación. “El referéndum se está desarrollando con normalidad y se ha registrado una masiva participación en la mayoría de las provincias, excepto en algunas áreas”, apuntó ese ministerio. Según fuentes oficiales, los resultados recién podrán conocerse durante hoy.

Entre las modificaciones que incluiría la nueva Carta Magna, el principal cambio tiene que ver con la supresión del artículo 8, que establece que el gobernante partido Baas, al frente del poder desde 1963, aparece como “el líder del Estado y la sociedad”. Con el nuevo texto, redactado por una comisión de 29 miembros, otros partidos podrán designar a sus candidatos para la Presidencia, cuyo ejercicio queda limitado a un máximo de dos mandatos de siete años cada uno. Esta enmienda entraría en vigor en los comicios presidenciales de 2014. Esto le permite a Al Assad, que ya lleva 12 años al frente del país después de tres décadas de gobierno de su padre Hafez, continuar en el cargo durante 16 años más, hasta 2028. La consulta popular es la tercera que se celebra desde que Al Assad accedió al poder. El gobernante prometió realizar elecciones parlamentarias dentro de los próximos noventa días si los electores aprueban el nuevo texto constitucional.

Compartir: 

Twitter
 

Bashar Al Assad fue a votar junto a su mujer, Asma.
Imagen: EFE
SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.