EL MUNDO › SEGúN LOS JUECES DE MILáN, PRESCRIBIó LA CAUSA MILLS

Berlusconi zafó en un caso de soborno

 Por Elena Llorente

Silvio Berlusconi se salvó. La Justicia de Milán, que lo juzgaba por el llamado caso Mills, dictaminó el sábado que el proceso había prescripto. Tiene que agradecer esa prescripción a una ley que él mismo, siendo primer ministro, se preocupó por hacer aprobar al Parlamento que controlaba la coalición de centroderecha que lo apoyaba, en 2005.

Lo que muchos no entienden es por qué, después de cinco años de proceso, y cuando se dice que la prescripción del delito de “corrupción de actos judiciales” del que se lo acusa, ocurrió entre el 15 y el 18 de febrero, los jueces de Milán decidieron comunicar recién el día de la sentencia que el delito no existía más y por ende el proceso quedaba en la nada.

Berlusconi estaba acusado de haber pagado 600.000 dólares al abogado inglés David Mills para que declarara en falso en dos juicios en su contra. Una vez que la jueza Francesca Vitale leyó la sentencia, los ojos de todo el mundo se volvieron hacia el fiscal Fabio de Pasquale, que había pedido una condena de cinco años para el ex primer ministro. Su contrariedad era evidente, aumentada, además, por el hecho de que los magistrados se tomarán 90 días para depositar las motivaciones de la sentencia, sin lo cual prácticamente una apelación no puede ir adelante.

Il Cavaliere, mientras tanto, no estaba en la audiencia, pero tanto sus defensores como sus correligionarios en Roma montaron todo un circo, intentando demostrar que estaban “ofendidos” por el resultado del juicio, porque ellos esperaban una completa absolución. En cambio, el abogado David Mills, en declaraciones a Radio 24 de Milán, fue más claro: “La prescripción no es el mejor resultado, pero es mejor que una condena”.

Por su parte, el secretario del Partido Democrático (centroizquierda y opositor a Berlusconi), Pierluigi Bersani, hablando en una transmisión televisiva, desafió al Cavaliere: “Si Berlusconi quiere realmente la absolución, puede siempre renunciar a la prescripción”, dijo. Otros, siempre dentro de la oposición al ex premier, se manifestaron realmente indignados. “Una vez más, la prescripción ha salvado a Berlusconi de sus responsabilidades –recordó Antonio Di Pietro, líder de Italia de los Valores–. Entre una y otra postergación, ha logrado evitar la condena. Se trata de un comportamiento que normalmente tienen los delincuentes comunes, pero nos damos cuenta de que en este caso se trataba del primer ministro, que además hacía todos los esfuerzos para fabricarse leyes que redujeran los tiempos de prescripción.”

En efecto, la ley a la que los jueces de Milán hicieron referencia, votada en 2005, redujo el tiempo de prescripción de 15 a 10 años. El Pueblo de la Libertad (PDL), el partido de Berlusconi, canta victoria pero no deja de chicanear a los fiscales que llevaron adelante el juicio. Según Angelino Alfano, secretario del PDL, “terminó finalmente la loca carrera de los fiscales y el intento de cambiar el cálculo de la fecha de prescripción con tal de poder llegar a la condena”. En estos cinco años, en los que Berlusconi ha afrontado al menos otros tres juicios –Mediaset, Mediatrade y el caso Ruby–, los abogados del Cavaliere han usado todo tipo de tramoyas legales para postergar las audiencias y obstaculizar la labor de los fiscales a fin de alargar los tiempos del proceso y lograr la prescripción.

Compartir: 

Twitter
 

El ex premier italiano se salvó.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.