EL MUNDO › EL ACUSADO DE FILTRAR LOS ARCHIVOS SECRETOS NORTEAMERICANOS A WIKILEAKS

Manning compareció ante la Justicia militar

El soldado estadounidense Bradley Manning, acusado de espiar para Wikileaks, compareció ayer ante una corte militar en Fort Meade, Maryland, en una audiencia preliminar, donde sus abogados buscan que se desestimen 10 de los 22 cargos en su contra. Bradley Manning, ex analista de investigación en Irak, llegó a la sala del tribunal de la base militar vestido de uniforme azul y con un aspecto frágil. El joven se sentó junto a sus abogados y se sumergió en sus documentos previamente al comienzo de la audiencia.

Manning, de 24 años y nacido en Oklahoma, fue acusado formalmente en febrero de “connivencia con el enemigo”, y este enemigo fue identificado como Al Qaida. En abril, el juez militar Denise Lind rechazó una solicitud de la defensa de Manning, que pedía que se desestimara esta acusación, la más grave de las 22 que pesan contra el militar. El soldado compareció ayer para una audiencia preliminar de tres días, previo al inicio del juicio ante una corte marcial, previsto para el 21 de septiembre. La acusación ya adelantó que pedirá la cadena perpetua para el soldado si es declarado culpable por el más serio de los cargos: ayudar al enemigo. Supuestamente mandó al website antisecreto Wikileaks miles de cables diplomáticos clasificados y despachos militares bajados de las computadoras del gobierno mientras trabajaba como analista de inteligencia en Bagdad, a fines de 2009 y comienzos de 2010.

Las demandas del defensor David Coombs, antes de la audiencia, decían que el gobierno de Estados Unidos usó un lenguaje “inconstitucionalmente vago” o “sustancialmente exagerado” en ocho cargos de su acusación, en los que Manning está acusado de “poseer y divulgar información sensible”. En otros dos cargos, en los que Manning está acusado de “haberse excedido a sabiendas en el acceso autorizado” de una red de computación secreta del Departamento de Defensa, los abogados defensores dijeron que el gobierno no estableció un delito. El equipo de la defensa también le pidió a la corte que le exigiera al gobierno que produjese material que incluyera informes de investigación de la Casa Blanca y de la Cámara de Representantes. Una moción acusaba al gobierno de responder en “su forma típicamente disparatada y de cortina de humo”.

Sin embargo, Manning ganó una victoria parcial en su batalla para forzar al gobierno a revelar información vital que podría ayudar a su defensa. El juez que preside su juicio en Fort Meade, Maryland, le ordenó al gobierno de Estados Unidos que entregara varios documentos confidenciales relacionados con la masiva filtración en el website Wikileaks.

En especial, la administración Obama debe revelar ahora a los abogados de Manning algunas de las evaluaciones dañinas que hizo sobre el impacto de la filtración sobre los intereses de Estados Unidos en el mundo.

Si esas evaluaciones revelan que el gobierno de Estados Unidos encontró que el efecto de Wikileaks era limitado, eso podría ser usado por la defensa de Manning para sostener su inocencia contra algunos de los cargos que enfrenta, tales como ayudar al enemigo. Si el soldado es considerado culpable, la información podría entonces resultar inútil para reducir cualquier sentencia. Como resultado del fallo, al equipo de defensa de Manning le fueron entregadas, el martes a la noche, las principales conclusiones de la investigación del Departamento de Estado sobre el impacto de Wikileaks.

Aunque la información no se ha hecho pública, es probable que incluya la evaluación de las embajadas en el mundo sobre los efectos de su trabajo en la publicación de cientos de miles de cables diplomáticos.

Compartir: 

Twitter
 

El soldado llegó a la corte militar de uniforme azul.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.