EL MUNDO › TRASPIE DEL CANDIDATO REPUBLICANO EN UNA CONFERENCIA DE LA NAACP

Activistas negros abuchearon a Romney

Durante una parada de campaña, la audiencia de activistas por los derechos civiles en Houston respondió con abucheos y gritos de desaprobación cuando Romney dijo que tenía la intención de anular las reformas de salud de Barack Obama.

 Por David Usborne *

Mitt Romney recibió ayer una dura recepción embarazosa de miembros de la Naacp, la organización más antigua del país de los derechos civiles de los negros, que se convirtió en abucheos y gritos de desaprobación cuando dijo que tenía la intención de anular las reformas de salud de Barack Obama. El mal momento en la convención anual de la Asociación Nacional para el Avance de las Personas de Color (Naacp, por sus siglas en inglés) en Houston sucedió cuando se enfrentó a una nueva ola de ataques de la campaña del presidente Obama sobre su aparente fracaso para revelar totalmente el alcance y los motivos para sus múltiples valores en el exterior, ahora o en el pasado en Suiza y en las islas Caimán.

Lo turbio de sus asuntos financieros personales está surgiendo como un lastre potencial para Romney, quien hasta ahora ha declarado sus ganancias sólo para 2010 y un estimado para 2011. Los demócratas lo están comparando con su padre, George Romney, quien, cuando se postuló para la Casa Blanca, en 1967, declaró doce años de ganancias. Esto instó a un ataque inusualmente personal, esta semana, del vicepresidente Joe Biden, quien dijo en una visita de campaña a Nevada que el nominado republicano estaba “convirtiendo en mentira el viejo adagio, ‘de tal palo tal astilla’”. Con muchos latinos en su público, Biden lanzó una adicional indirecta a las apenas permisivas opiniones de Romney sobre inmigración, diciendo que “quiere que ustedes muestren sus papeles, pero no nos muestra los suyos”.

Tratando de seducir a los delegados en la reunión de la Naacp, Romney insistió que su visión económica de la libre empresa y de reducción del gasto ayudaría a todas las familias. “Si ustedes quieren un presidente que mejore las cosas en la comunidad afroamericana, lo están mirando. Mírenlo”, pidió. Pero hasta aparecer puede haber sido un torpe intento dado el aplastante apoyo que tiene Obama entre los afroamericanos, quien obtuvo el 95 por ciento de sus votos en 2008. Los momentos más hostiles y los abucheos más fuertes llegaron cuando el millonario mormón y candidato republicano prometió derogar la ley de reforma sanitaria impulsada por Obama y recientemente avalada por la Corte Suprema después de ser recurrida por varios gobiernos estatales en manos de republicanos.

Su aparición se salió de los rieles totalmente cuando musitó: “Mataré cualquier programa caro e innecesario que encuentre y eso incluye a Obamacare”. Con una mueca fija, Romney permaneció en silencio mientras una ola de abucheos y gritos de “NO” se escucharon en el salón. El resto de su discurso estuvo señalado por murmullos de disenso.

Los archivos de impuestos dados a conocer durante las primarias el invierno pasado obligaron a Romney a revisar sus revelaciones financieras anteriores, que no mencionaban algunos de las 20 nuevas revelaciones de valores en el exterior –un hecho duramente señalado en la editorial de The New York Times de ayer: “La información que reveló brinda un mirada turbia a un esfuerzo concertado de poner gran parte de su riqueza en paraísos fiscales del exterior, sugiriendo un amplio patrón de evasión fiscal a diferencia de cualquier candidato previo”, decía. “Ni su declaración fiscal ni otras revelaciones han dado a conocer las cantidades de los bienes de los Romney en el exterior durante años, incluyendo inversiones en Alemania, Luxemburgo, las islas Caimán, Australia e Irlanda”, aseguró el diario.

Todavía quedan preguntas sobre cuánto dinero sigue recibiendo Romney de los valores en Caimán de su ex empresa, Bain Capital. Los archivos mostraron que un fideicomiso de su mujer, Ann, incluye una cuenta suiza por valor de 3 millones de dólares que se cerró en 2010. Hasta ahora, Romney ha respondido sólo con declaraciones de inocencia. “Cumplí con la ley”, le dijo a Sean Hannity de la radio Fox el martes. “He pagado mis impuestos como debía. He revelado a través de todos los requisitos del gobierno cada bien que poseo, justa y honestamente, reconociendo, por supuesto, que no hacerlo estaría no solamente mal sino que sería ilegal y delictivo.”

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

Romney en la convención de la Naacp, donde algunos de sus comentarios no cayeron bien.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.