EL PAIS › HOY SESIONA EN FERRO EL CONGRESO DE LA CGT CONVOCADO POR MOYANO

Llegó el día del camionero

 Por Julián Bruschtein

Hoy es el día en que la CGT concretará su fractura. El líder de la central obrera, Hugo Moyano, será reelecto en el microestadio de Ferro aunque en un congreso que fue anulado por el Ministerio de Trabajo. El camionero iniciará un nuevo período al frente de una CGT, pero con un proceso electoral en marcha del grupo que se opone a su continuidad en la secretaría general y que propone al metalúrgico Antonio Caló. El consejo directivo moyanista quedará compuesto en su mayoría por gremios con poca representatividad. Ambos sectores se presentarán ante la Justicia para tironear por la legalidad de su propia CGT.

“La CGT es una sola. Hay otro grupo que se ha tratado de conformar y no puede sorprender a nadie”, aseguró ayer Moyano continuando con las descalificaciones hacia sus rivales que le soltaron la mano en el tramo final de su último mandato que finaliza hoy. A partir de las 9 se abrirá la acreditación de los congresales que participarán en el Congreso Extraordinario para elegir autoridades. Una hora más tarde sesionarán en el interior del microestadio de Ferro para tratar el orden del día en el que se aprobará la memoria y balance y se integrarán a la CGT a cerca de treinta gremios. Durante todo el día la sede de Azopardo estuvo al rojo vivo delineando el consejo directivo de la organización al que anoche le daban los últimos retoques. Se pudo saber que el dirigente de los petroleros privados del sur, Guillermo Pereyra, podría ser el adjunto de Moyano en una jugada para intentar que no se fuguen más gremios vinculados con el ramo. El secretariado quedará integrado por gran cantidad de gremios chicos.

La fractura de la central obrera es el final del camino que se inició el mismo día en que Moyano anunció que se presentaba para un nuevo mandato y convocaba al congreso para elegir autoridades el 24 de abril. El anuncio generó un corrimiento en algunos gremios que habían apoyado el liderazgo del camionero con algunas reservas, a los que se sumaron los históricos enemigos de Moyano: los Gordos. Ambos sectores comenzaron a reunirse para, en principio, intentar convencer a Moyano de que decline su candidatura. Al no obtener respuesta decidieron impugnar el llamado a elecciones, primero, ante el consejo directivo de la CGT y, luego, ante el Ministerio de Trabajo. La principal crítica fue “el personalismo” con el que Moyano conducía la central obrera, conducta que resaltaron en cada uno de los comunicados que emitieron. Finalmente la impugnación fue aceptada por Trabajo la semana pasada y los sectores enfrentados a Moyano lanzaron su cronograma electoral que finalizará el 3 de octubre en el microestadio de Obras Sanitarias, donde será electo el líder de la UOM Antonio Caló.

Moyano –que en rigor tiene el mandato actual prorrogado hasta las elecciones de sus rivales por resolución de la cartera laboral– quedará con una CGT debilitada, aunque ya pasó por situaciones parecidas. Su gremio será el eje de la organización al ser el sindicato con mayor poder de daño y de movilización. El daño quedó demostrado durante la paritaria de los camioneros, cuando lanzaron un paro en el transporte de combustibles que desabasteció a gran parte del país. Pero también contará con los peones rurales que conduce el duhaldista Gerónimo “Momo” Venegas, uno de los que se acercaron en los últimos tiempos a las filas moyanistas. Otro peso pesado es el Sutecba que lidera Amadeo Genta, otro que había coqueteado con ambos bandos y que sobre el final se decidió a acompañar a Moyano en su cruzada. Entre los gremios que rodean a Moyano y que pueden influir en una medida de fuerza se encuentra también el gremio de los pilotos, que comanda Jorge Pérez Tamayo, una parte de los portuarios nucleada en la Federación Marítima Portuaria, de Juan Carlos Schmid, y un sector de los ferroviarios.

Los judiciales de Julio Piumato y los canillitas de Omar Plaini se suman a los gremios de la carne, Utedyc, un sector de los petroleros privados, remiseros y los técnicos aeronáuticos. Además los sindicatos del calzado, ceramistas, panaderos, la Fatun de los trabajadores no docentes de las universidades nacionales, el gremio de los trabajadores del plástico y los docentes de UDA.

“Estamos esperando que nos confirmen algunos compañeros, pero sabemos que muchos gremios que todavía no han dado el salto, mañana (por hoy) no van a ir a la reunión de Moyano”, confió a Página/12 un dirigente sindical del sector que está en contra de la continuidad del camionero. Según los cálculos y el punteo, “los trabajadores textiles, los de televisión y los trabajadores de gas” ya decidieron no concurrir al congreso moyanista”. Además confió que algunas organizaciones que “iban a unirse a la CGT de la mano de Moyano ahora quieren sumarse a una CGT unida”, por lo que no asistirán el microestadio de Ferro. Entre los gremios se encontraban “los municipales de la provincia de Buenos Aires, los químicos, la Asociación de Médicos y la Federación Nacional de Telefónicos”.

Compartir: 

Twitter
 

Hugo Moyano será reelecto por un sector de la CGT.
Imagen: Luciana Granovsky
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared