EL MUNDO › AMENAZó CON LANZAR UN ATAQUE PREVENTIVO Y CRITICó AL ORGANISMO INTERNACIONAL DE ENERGíA ATóMICA

Irán pasó a la ofensiva con Israel

El jefe de la aviación iraní sostuvo que su país está preparado para actuar contra Tel Aviv en caso de que su territorio se encuentre en riesgo. Teherán acusó al OIEA de filtrar información nuclear a Tel Aviv.

El conflicto entre Israel e Irán no admite sutilezas. Teherán advirtió ayer al gobierno israelí que un ataque contra sus instalaciones nucleares provocará el inicio de una escalada militar sin precedentes desde la Segunda Guerra Mundial. “Si Israel e Irán se enfrentan militarmente sería una tercera guerra mundial”, afirmó el general Amir Ali Hajizadeh, comandante de los Guardianes de la Revolución. En una entrevista con el canal de televisión árabe Al Alam, el jefe de la aviación sostuvo además que su país está preparado para lanzar una acción armada contra Tel Aviv en caso de que su territorio se encuentre bajo amenaza. “Es posible un ataque preventivo de parte de nosotros, pero nosotros no queremos esto por el momento”, agregó el militar, que está al frente del sistema de misiles de la república islámica. Asimismo, Irán acusó al director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Yukiya Amano, de filtrar información confidencial sobre el programa nuclear iraní a Israel, informó la agencia oficial de noticias IRNA.

“No podemos imaginar que el régimen sionista inicie una guerra contra Irán sin el respaldo de Estados Unidos, con lo cual la guerra sería contra ambos países”, apuntó el comandante Hajizadeh. “En ese caso, nada podría controlarse, ya que otros países se verían involucrados, ya sea a favor o en contra de Irán; eso podría derivar en una tercera guerra mundial”, informó la agencia INSA sobre las declaraciones del hombre fuerte de la aviación iraní. Asimismo, Hajizadeh advirtió que, de producirse cualquier tipo de confrontación con Israel, considerará a todas las bases de Estados Unidos en la región como suelo norteamericano, y éstas pasarán a formar parte de sus objetivos. Durante el último tiempo el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, viene advirtiendo que su país podría atacar las instalaciones nucleares iraníes. Es decir, que está esa opción sobre la mesa.

A todo esto, el gobierno de Mahmud Ahmadinejad cuestionó el trabajo de la agencia internacional de energía atómica. “El OIEA está obligado a proteger la información de las actividades nucleares de sus miembros y no ha cumplido su responsabilidad en este sentido respecto de Irán, pues ha transferido información nuclear a los enemigos del país”, señaló el diputado iraní Yavad Yahanguirzade. El miembro de la Comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior y de la Junta Directiva del Parlamento, acusó a Yukiya Amano de hacer repetidos viajes a Tel Aviv para consultar el punto de vista de los funcionarios israelíes sobre las actividades nucleares de Irán.

En su opinión, eso demuestra que “el régimen sionista y otros países hostiles a la república islámica tienen acceso a la información nuclear de Irán”, lo que va en contra de las normas del OIEA. “Si la conducta del OIEA lleva a que Irán corte su relación con esa agencia internacional, toda la responsabilidad será del director general”, lanzó Yahanguirzade.

En tanto, Alaeddin Boroujerdi, presidente de la comisión para la seguridad del Parlamento iraní, acusó a la empresa alemana Siemens de haber colocado explosivos en una pieza para sabotear instalaciones nucleares de Irán “para destruir todos nuestros sistemas”, informó la BBC. “La sabiduría de nuestros expertos impidió el complot enemigo”, sostuvo Boroujerdi. El vocero de la empresa, por su parte, deslindó responsabilidades y dijo que no comercia con Irán, en materia nuclear, desde la revolución de 1979. “Siemens rechaza las insinuaciones y ratifica con claridad no tener relaciones comerciales con el programa nuclear iraní”, manifestó.

De acuerdo con organismos internacionales de estudios estratégicos, Israel, que no es signatario del Tratado de No Proliferación (TNP) nuclear y no se encuentra sometido a inspecciones internacionales, desarrolló su programa atómico con ayuda de Francia y EE.UU. y tiene en su poder entre 200 y 500 bombas nucleares.

Irán ha sido acusado por diversos países, entre ellos Israel, de tratar de fabricar bombas atómicas dentro de su programa nuclear, lo que Teherán negó en más de una oportunidad, y aseguró que sus actividades en este campo tengan exclusivamente fines pacíficos. Israel y Estados Unidos han amenazado con atacar a Irán si el país persa no detiene su programa nuclear. Teherán respondió en varias ocasiones que no interrumpirá sus actividades atómicas de investigación y que, en caso de ser agredido, dará una respuesta aplastante.

Las Naciones Unidas, la Unión Europea, Estados Unidos y otros países han impuesto sanciones económicas a Irán por su programa nuclear. Laurent Fabius, William Hague y Guido Westerwelle, ministros de Exteriores de Francia, Gran Bretaña y Alemania, respectivamente, solicitaron por escrito sanciones contra Irán a la responsable de la diplomacia Catherine Ashton, comentó un diplomático europeo que pidió mantenerse en el anonimato. La Junta de Gobernadores del OIEA, a su vez, criticó a Teherán el 13 de septiembre por su falta de cooperación para esclarecer las dudas sobre el desarrollo de esa energía.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen del presidente Mahmud Ahmadinejad de abril de 2008 recorriendo la planta de Natanz.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.