EL MUNDO › EN EL TRAMO FINAL, LOS CANDIDATOS NORTEAMERICANOS VISITAN ESTADOS CLAVE COMO OHIO

Obama y Romney, en maratón de campaña

El presidente candidato se dispuso a recorrer cinco regiones estratégicas de Estados Unidos, mientras que su rival republicano no se quedó atrás. A 48 horas de los comicios, los sondeos mostraron que la lucha será cerrada.

El presidente Barack Obama y su contendiente republicano Mitt Romney continuaron su recorrida por Estados Unidos, a marcha forzada, en el penúltimo día de la campaña hacia la Casa Blanca. Según sondeos, esa lucha se mantiene cerrada. Con evidente muestra de cansancio, los candidatos saltaron de un estado a otro en un último esfuerzo por generar entusiasmo en los norteamericanos para que no dejen de votar mañana. “Tienen una decisión que tomar”, arengó Obama anteanoche en un mitin en Virginia, pidiendo a los asistentes que acudan a sufragar y convenzan a quienes duden de hacerlo. “Tienen que decirles que no es sólo una decisión entre dos candidatos o dos partidos. Es una decisión entre dos visiones diferentes para Estados Unidos”, machacó ante unas 24 mil personas.

A Obama lo esperaba un extenuante recorrido de 8 mil kilómetros, que lo llevó ayer a cinco regiones estratégicas. Su primera parada fue New Hampshire, estado tradicionalmente demócrata, pero que Romney podría ganar en esta oportunidad, dentro del matemático pulso por obtener mañana al menos 270 votos de los 538 que se disputan en el colegio electoral, en un país donde la elección presidencial es indirecta. El presidente norteamericano, quien reflotó su lema de cambio, utilizado en la campaña de 2008, también visitó Florida, estado que otorga 29 votos al colegio electoral y donde, según Real

ClearPolitics.com, Romney lo aventaja ligeramente. Ohio es, sin duda, el estado más codiciado. Eso quedó demostrado en las insistentes visitas de los candidatos, en la recta final de la campaña: allí ambos realizaron mítines viernes y sábado, regresaron ayer y volverán a hacerlo hoy. En las 20 horas de campaña de ayer, Obama también pasó por Colorado y Wisconsin.

Romney no se queda atrás y, antes de ir a Ohio, se encontrará con seguidores en Pensilvania (este), un estado que corteja dentro de su estrategia de ampliar sus opciones para conseguir el mínimo de 270 votos en el colegio electoral y convertirse en el presidente número 45 de Estados Unidos. “Nosotros estamos listos. La puerta de un futuro mejor está abierta”, afirmó Romney la noche del sábado en Colorado, y confió: “Dejaremos atrás los cuatro años pasados”.

“No representaré a un partido, representaré a una nación”, aseguró el republicano en los últimos días, con un mensaje integrador para atraer el máximo de indecisos moderados. Hoy, Obama dará sus últimos discursos de campaña en Wisconsin, Ohio y Iowa, antes de llegar por la noche a Chicago, donde esperará el escrutinio final. Romney, por su parte, hará lo propio en Boston, tras una última jornada de campaña que lo llevará por Florida, Virginia, Ohio y New Hampshire.

A escasas 48 horas de los comicios, un nuevo sondeo de ABC News/Washington Post mostraba un empate: ambos recibían 48 por ciento de las intenciones de voto, mientras los electores independientes, cuya decisión puede inclinar la balanza, se reparten con 46 por ciento para cada uno de los aspirantes. Aunque buena parte de las encuestas electorales auguran que el resultado será reñido, uno de los estadistas más prestigiosos de Estados Unidos afirmó que el actual presidente tiene más de un 80 por ciento de probabilidades de ganar.

Así lo explicó Nate Silver en su blog de The New York Times, Five Thirty Eight. “Sus oportunidades de ganar se han incrementado un 83,7 por ciento este viernes”, aseguró Silver, que en los anteriores comicios de 2008 previó con éxito la victoria de Obama. De los 50 estados que tiene el país, Silver sólo falló su resultado en uno: Indiana, donde Obama ganó finalmente por un 1 por ciento de los votos. Reuters afirma que el actual presidente y el candidato republicano están casi igualados con un 48 por ciento de los votantes a favor de Obama, frente a un 47 por ciento se vuelca en favor de Romney.

El líder demócrata cuenta con el apoyo del rapero Pitbull y el legendario Stevie Wonder. Muchos deportistas seguirán con gran interés el “Election Day”, aunque se abstienen de comentar en público sus pálpitos para los comicios. Víctor Cruz es una excepción. El wide receiver del campeón de la NFL, New York Giants, está con Obama: “Soy medio latino y hace ya mucho tiempo que no teníamos, como ahora, una voz, alguien que se preocupase por la comunidad latina”. Entre otros deportistas famosos que apoyan al actual presidente figuran Earvin “Magic” Johnson, Mohammad Ali y LeBron James. Que Obama goce del favor de los profesionales de la NBA no es de extrañar. Por un lado es apasionado del baloncesto y, por otra parte, es considerado el deporte de los afrodescendientes, puesto que el 80 por ciento de los jugadores de la NBA son negros.

En cambio, los managers, presidentes y propietarios de clubes prefieren a Romney, lo cual tampoco sorprende, pues muchos de los dueños de las franquicias son multimillonarios y bajo un presidente republicano pagarían muchos menos impuestos que si se diera una reelección de Obama. Los propietarios de equipos de la NFL, MLB, NBA y NHL donaron en total dos millones de dólares: 1,25 millón para Romney y 750 mil para Obama. Pero sea quien fuere el jefe de la Casa Blanca los próximos cuatro años, una tradición seguirá intacta: el presidente recibirá en su residencia a los equipos campeones de las cuatro grandes ligas profesionales del país.

Compartir: 

Twitter
 

La primera parada de Obama fue en New Hampshire, bastión que podrían perder los demócratas en las elecciones de mañana.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.