EL MUNDO › PEñA NIETO ESTUVO EN EE.UU. A DIAS DE SU ASUNCION

Un mano a mano con Obama

El presidente electo de México y político del PRI aseguró que buscará una relación más constructiva con su par estadounidense.

El presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, aseguró ayer en Washington que el gobierno que encabezará a partir del próximo sábado buscará una relación más constructiva y de conversación constante con Estados Unidos, que redunde en más oportunidades y empleos para ambos países. Uno de los propósitos del Ejecutivo que está a punto de inaugurar será trabajar en favor de unas relaciones más estrechas y más constructivas con Estados Unidos, aseguró el mandatario electo tras su encuentro con la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, en el Capitolio, en el marco de su visita de un día a Washington. El presidente estadounidense, Barack Obama, se mostró convencido de que logrará crear una fuerte relación personal con Peña Nieto, a quien recibió por primera vez en la Casa Blanca.

Pese a su brevedad, este viaje constituye una oportunidad de extender fuentes de diálogo, de comunicación y de conversación constante con distintos sectores políticos y sociales de Estados Unidos, aseguró el joven dirigente del Partido Revolucionario Institucional (PRI). La reunión que mantuvo con Pelosi y con varios congresistas miembros del “caucus” (grupo) hispano, formó parte de su intensa agenda en menos de 24 horas en Washington, y cuyo punto culminante fue el encuentro con Obama.

Previamente, el presidente electo mexicano se había reunido también con la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano. Las primeras declaraciones públicas de Peña Nieto en el Capitolio confirman la voluntad declarada del político priísta de darle un acento más económico y comercial a la relación con Estados Unidos, tal como ya había adelantado su equipo. En este sentido, Peña Nieto también subrayó ayer su interés en que la cooperación con el país vecino permita asimismo no sólo una mayor eficacia en materia de seguridad pública, sino también trabajar en acuerdos para alcanzar prosperidad y crecimiento económico, intercambio cultural y educación.

Al respecto, Pelosi aseguró por su parte que para Estados Unidos la relación con México es muy importante y se comprometió a promover el trabajar juntos para fortalecer la alianza que une a ambos países en temas de interés común como la energía, el comercio o la migración, entre otros. Una cuestión ineludible será asimismo la lucha contra el crimen organizado y el narcotráfico que tantas decenas de miles de vidas se ha cobrado en los últimos años en México, para creciente preocupación de un Estados Unidos que ha apoyado firmemente en esta batalla al presidente saliente mexicano, Felipe Calderón.

La revista Time publicó ayer un extracto de una entrevista con Peña Nieto en la que éste considera necesario un debate hemisférico a raíz de la legalización en Washington y Colorado de la marihuana para su uso recreativo, algo que crea algunas distorsiones e incongruencias, dado que entra en conflicto con el gobierno federal. “Ello impactará en la manera en que México y otros países en el hemisferio responden”, señaló Peña Nieto, en referencia a ciertas cuestiones, según la revista, como hasta qué punto deberían las fuerzas de seguridad latinoamericanas seguir arriesgando sus vidas para interceptar marihuana en la frontera o incluso si México debería también legalizar su consumo.

Algo a lo que Peña Nieto, en lo que constituyen sus primeras declaraciones públicas sobre el tema, desde que se aseguró la presidencia mexicana que asumirá este sábado, se opone. “Personalmente, estoy en contra de la legalización; no creo que sea la ruta correcta”, declaró. Con todo, afirmó en la entrevista, medidas tendientes hacia la legalización de la marihuana sin duda alguna tendrán algún tipo de impacto en la estrategia contra las drogas seguida en las últimas cuatro décadas, por lo que “se abre un espacio para replantearnos nuestra política” antidrogas, dijo Peña Nieto.

“Abrir un debate sobre el curso que debería tomar la guerra contra las drogas no significa necesariamente que el gobierno mexicano vaya a cambiar de pronto lo que está haciendo, pero estoy a favor de un debate hemisférico sobre la eficacia de la ruta de la guerra contra las drogas que hemos seguido”, explicó.

Por otra parte, en entrevista con la cadena CNN, Peña Nieto también exigió un trabajo más eficiente a la hora de aplicar la justicia en su país en casos de crímenes relacionados con el narcotráfico. Consultado sobre el asesinato diez días atrás de la ex alcaldesa del municipio michoacano de Tiquicheo, María Santos Gorrostieta Salazar, quien ya había sobrevivido a dos ataques cuando ocupaba el cargo, Peña Nieto lo calificó de asunto lamentable y lo consideró un ejemplo de los retos que tiene ante sí el país para trabajar hacia la aplicación más eficiente de la ley y la justicia. El primer ministro canadiense, Stephen Harper, recibirá hoy en Ottawa al presidente electo mexicano para dialogar sobre las relaciones bilaterales pocos días antes de que el líder del PRI tome posesión de su cargo.

Compartir: 

Twitter
 

Obama recibió a Peña Nieto en la Casa Blanca.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared