EL MUNDO › LOS RIVALES MADURO Y CAPRILES PROMETEN BAJAR LOS íNDICES DE VIOLENCIA

La seguridad, tema de campaña

Mientras el candidato oficialista enfatizaba que pronto el chavismo aprobará una ley de desarme, su contendiente convocaba a una marcha en todo el país para que los venezolanos “caminen sin miedo” a ser agredidos.

Un día antes del comienzo formal de la campaña, de cara a las elecciones presidenciales del 14 de abril, el presidente interino de Venezuela, Nicolás Maduro, culpó al capitalismo por la violencia en el país y enfatizó que pronto aprobarán la ley de desarme. Durante la jornada, el líder opositor y gobernador de Miranda, Henrique Capriles, convocó para anoche a una marcha en Caracas para pedir seguridad en el país. En conferencia de prensa, Capriles habló sobre el tema de la seguridad y advirtió que no piensa abandonar la carrera electoral.

Luego de que el gobierno anunciara ayer que hubo 3400 homicidios en lo que va de 2013, Maduro encabezó un acto en el que se activó el equipo nacional del Movimiento por la Paz y la Vida, creado el 23 de marzo, con el objetivo de abordar la seguridad, uno de los temas que más preocupa a los venezolanos, según las encuestas. “Hay que ir a la raíz del problema y la raíz son los valores del consumismo capitalista. Se van a burlar, pero es la gran verdad. Es el capitalismo. ¿Quién más sembró el tráfico de armas?”, señaló. En cadena nacional, el mandatario dijo que pronto estarán aprobando la ley de desarme en la Asamblea Nacional (Parlamento). “Pero el primer desarme que tenemos que hacer es el de los antivalores del capitalismo”, añadió. El presidente interino, quien remarcó que sin un movimiento popular jamás se construirá la paz, aseguró que el llamado está llegando para combatir la violencia. “Todos los niños nacen buenos, nobles. La sociedad es la que los modela”, sostuvo.

Este no fue el único acto del mandatario. En la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (UNES) y ante estudiantes de policía, Maduro resaltó que ellos son el instrumento de la construcción del socialismo. “Siendo hijos ustedes de la mano milagrosa de (el ex presidente) Hugo Chávez, tienen que tener un compromiso eterno en su corazón para ser instrumento de la construcción de la paz”, indicó. Maduro aseguró, por otra parte, que han recibido llamadas de miembros de grupos violentos en zonas humildes de varias ciudades del país para manifestar su deseo de dejar el crimen y su intención de incorporarse al trabajo y “a la vida”, en respuesta a una reciente iniciativa del candidato chavista de llamarlos a dejar las armas. El ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol, informó que en 2013 se registraron 3400 homicidios en todo el país, al hablar en un acto público en compañía del presidente interino. Venezuela ocupa el quinto lugar entre los países con las tasas de homicidios más altas del mundo, según indicó hace dos semanas un informe de la Organización de Naciones Unidas (ONU). La tasa de Venezuela fue de 45,1 por cada cien mil habitantes, sólo superada por Honduras, El Salvador, Costa de Marfil y Jamaica.

En este contexto, el líder opositor y gobernador de Miranda, Henrique Capriles, convocó para ayer a la noche a una marcha en Caracas para pedir seguridad en el país, donde en 2012 hubo 16.072 homicidios. “Caminaremos juntos, sin miedo, con paso firme para alcanzar el país con el que soñamos y nos merecemos”, fue la consigna para la manifestación que se realizará en el este de Caracas, una de las zonas más acomodadas de la ciudad. En una conferencia de prensa en la que dio a conocer los lineamientos para la campaña electoral que comenzará hoy de manera oficial, el candidato opositor profundizó sobre el tema de la seguridad. “Queremos hacerle sentir a nuestro pueblo el sueño de poder caminar por la calle en la noche. Nuestro objetivo es derrotar a la violencia”, expresó Capriles. La convocatoria se extendió a 17 estados del país.

“Tenemos que tomar los espacios públicos, sin tener miedo”, agregó el aspirante a la presidencia, que el 14 de abril se enfrentará con Maduro en las urnas. Sobre la versión que indicaba que no continuaría con su candidatura, fue contundente. “A ellos les encantaría que nosotros dejáramos el camino libre, porque ellos saben perfectamente que esta elección se va a decidir el 14 de abril, ellos lo saben; aquí el juego no está cantado”, aseguró. Asimismo subrayó que “no está planteado ningún retiro de nada”, y afirmó que Maduro prende velas todos los días para que eso suceda. Al referirse al presidente encargado y aspirante del oficialismo, apuntó que “tiene una silla prestada” y lo consideró como una mala imitación.

Cada vez más cerca de las urnas, la encuestadora GIS-XXI –cercana al gobierno– divulgó ayer un sondeo que daba cuenta de que el candidato del oficialismo tiene una ventaja de casi 10,6 puntos sobre Capriles. Con un escenario de participación estimada entre el 77 y 80 por ciento el día de las elecciones, Maduro obtendría, como indicó la encuestadora, un 55,3 por ciento de los votos frente a un 44,7 por ciento de Capriles, candidato de la opositora Mesa de la Unidad Democrática. “El manejo de esta etapa ha resultado en un gap (brecha) favorable al chavismo y a su candidato Nicolás Maduro, y como vía contraria ha significado una pérdida de espacio tanto de la oposición como de su candidato”, dijo el director de la encuestadora, Jesse Chacón, al presentar los resultados del sondeo, efectuado en todo el país del 18 al 23 de marzo, quince días después de la muerte de Chávez.

Compartir: 

Twitter

El presidente candidato Maduro habló con unos estudiantes durante una visita al Museo de Caracas.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.