EL MUNDO › PARIDAD Y DENUNCIAS A VEINTICUATRO HORAS DE LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES EN PARAGUAY

Cartes y Alegre buscan sumar votos

Cartes fue el orador central de un gran acto en Presidente Franco, en el departamento Alto Paraná, y Alegre hizo lo propio en la costanera asunceña, detrás de la Casa de Gobierno.

Después de los multitudinarios cierres de campaña que encabezaron el jueves a la noche los principales candidatos, Efraín Alegre, del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), y Horacio Cartes, del Partido Colorado, los paraguayos vivieron ayer por la mañana sus primeras horas de veda electoral antes de los comicios de mañana. Las denuncias de compras de votos y clientelismo fueron una constante los últimos días de campaña.

Mientras la televisión encadenaba el jueves avisos electorales, en la franja nocturna hubo mucho más proselitismo que programación, Cartes fue el orador central de un gran acto en Presidente Franco, en el departamento Alto Paraná, y Alegre hizo lo propio en la costanera asunceña, detrás de la Casa de Gobierno. “Prepárense porque va a haber oferta laboral. Si algo hice en la vida, fue crear empleo”, remarcó Cartes. El candidato del Partido Colorado subrayó que de nada servirán las grandes autopistas y los grandes edificios si en 2018 tienen “la misma pobreza”. Su rival liberal, Alegre, valoró la diversidad de la alianza que lo postula y expresó que éste es el momento de la construcción de la patria grande. “De un Paraguay justo y solidario, y nadie va a robarnos ese sueño”, detalló. Hasta los dos discursos, programados para ser transmitidos en horarios centrales de los noticieros nocturnos, sufrieron interrupciones insólitas, por la obligación de los canales de emitir avisos de los propios partidos. Luego, el país estuvo en un período de reflexión sin propaganda política, aunque sí hay espectáculos y actividades deportivas. En este sentido, desde ayer a la mañana los programas de televisión y de radio mantuvieron la cuestión electoral en el centro, pero ya no con candidatos invitados sino con temáticas institucionales, como el sistema de votación, los delitos electorales y el rol de los fiscales, entre otros.

En la recta final de la carrera electoral, un video que difundió el sitio del diario ABC Color muestra al senador colorado, Silvio Ovelar, negociando la compra de votos con dos punteros liberales del general Lino Oviedo. El legislador les ofrecía a dos dirigentes 200 mil guaraníes –poco menos de 50 dólares– por cada votante liberal que se quedara en su casa. Las versiones y denuncias en los medios sobre compra de votos arrancaron ya en las internas de cada fuerza. Esto reavivó el temor de que las campañas por la limpieza del sistema no hayan alcanzado para desterrar una práctica anclada en las estructuras partidarias. “No vendas tu cédula” rezan los afiches que el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) distribuyó en varias calles de la capital, desde los que se advierte que se trata de un delito penado con hasta cinco años de prisión. Al alquiler de las cédulas se suma además la práctica usual del acarreo de votantes. Un estudio sobre gobernabilidad democrática, que el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) difundió la semana pasada, reveló que un 24,5 por ciento de los consultados admitió haber sido “arreado” en las elecciones del 2008. En Asunción nadie duda de que únicamente el gobernante PLRA y el histórico Partido Colorado son los únicos en condiciones de hacer esas ofertas. Otro tema a tener en cuenta es que en las mesas no todos los partidos tienen fiscales, únicamente las tres fuerzas con más legisladores en el Congreso, o sea, los colorados, los liberales y los oviedistas.

Compartir: 

Twitter

Cartes, con Chilavert, en el acto de Presidente Franco.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.