EL MUNDO › SNOWDEN, EL EX AGENTE QUE REVELó EL ESPIONAJE DE ESTADOS UNIDOS, VIAJó A MOSCú

El topo escapó y pidió asilo a Ecuador

La abrupta salida del ex analista de la CIA se precipitó después de que Washington solicitara a Hong Kong su extradición. Ecuador confirmó que recibió el pedido.

El ex analista de los servicios secretos Edward Snowden, requerido por Washington por destapar programas ultrasecretos de espionaje realizados por Estados Unidos, pidió asilo a Ecuador. El ministro de Exteriores del gobierno de Rafael Correa, Ricardo Patiño, señaló en su cuenta de Twitter que su gobierno recibió una solicitud de asilo político del estadounidense, en medio de una ola de versiones sobre el futuro del joven que ayer partió de Hong Kong con destino a Moscú. “El gobierno del Ecuador ha recibido solicitud de asilo de parte de Edward Snowden”, reza el escueto mensaje, en castellano y en inglés. Por su parte, el ex juez Baltasar Garzón, abogado de Julian Assange, manifestó su interés y el del equipo legal de Wikileaks, que él mismo dirige, de preservar los derechos y proteger al ex agente de la CIA y la National Security Agency (NSA) acusado por Estados Unidos de espionaje.

La agencia Interfax, por su parte, informó que dos autos de la embajada del país sudamericano permanecieron estacionados desde temprano en el aeropuerto ruso, donde aterrizó un avión de Aeroflot que transportaba a Snowden. La abrupta salida del ex agente de la CIA, precipitada un día después de que Washington solicitara formalmente a Hong Kong su extradición, donde permanecía desde que se reveló la información sobre la monumental red de espionaje, se realizó “por su propia voluntad, a un tercer país, y a través de un canal legal y normal”, informó el gobierno de Hong Kong en un comunicado. Y aunque reconoció la solicitud de extradición enviada por Estados Unidos, señaló que dicha documentación no “cumple plenamente con los requisitos legales bajo la legislación hongkonesa” y subrayó que en esas circunstancias “no hubo base legal para restringir” la salida del país de Snowden.

Wikileaks convocó para hoy a una conferencia de prensa telefónica con su fundador, Julian Assange, su abogado en Estados Unidos, Michael Ratner y el ex juez Garzón, para analizar la evolución de la saga. En tanto, una fuente de la Casa Blanca confirmó que el presidente Barack Obama fue informado de la situación por el Consejo de Seguridad Nacional. Nanda Chitre, vocera del Departamento de Justicia norteamericano, adelantó que su país procurará el apoyo de la nación que cobije a Snowden. “Buscaremos la cooperación policial relevante de otros países donde el señor Snowden pueda intentar viajar”, aseguró Chitre.

Luego explicó que Washington solicitó su extradición en base a la queja criminal divulgada el viernes pasado en un tribunal del Distrito Este de Virginia, “en conformidad con el Acuerdo de EE.UU.-Hong Kong para la entrega de fugitivos”. Al mismo tiempo, Chitre dejó claro que Estados Unidos sigue persiguiendo la extradición del joven de 29 años.

Por su parte, la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, señaló que, conforme a reglamentos en vigor, Estados Unidos revoca el pasaporte de personas buscadas por crímenes, aunque eso no afecta su ciudadanía. “A personas buscadas por cargos de delitos graves, como el señor Snowden, no debería permitírseles continuar un viaje internacional, sólo el necesario para que regrese a Estados Unidos”, dijo Psaki, sin hacer comentarios sobre el pasaporte de Snowden por cuestiones de “privacidad”.

El cibersitio Wikileaks, que cobró notoriedad por publicar centenares de documentos ultrasecretos estadounidenses, señaló a través de su cuenta en Twitter que Snowden va escoltado por diplomáticos y asesores legales y que “utilizará su experiencia legal para garantizar su seguridad”.

Mediante un comunicado difundido ayer por Wikileaks en su cuenta oficial de la red social Twitter, Garzón consideró: “Lo que se le está haciendo a Edward Snowden y a Julian Assange (por facilitar información de interés público) supone un ataque contra las personas”. “El equipo legal de Wikileaks y yo estamos interesados en preservar los derechos de Snowden y protegerlo como persona”, agregó el magistrado español, actual letrado patrocinante del fundador de Wikileaks, quien se encuentra refugiado, desde hace un año, en la embajada ecuatoriana en Londres, para evitar ser entregado a Suecia, país que busca interrogarlo por supuestos delitos sexuales que él mismo niega haber cometido –el australiano teme por su vida porque, según cree, si pisa suelo sueco será extraditado a Estados Unidos.

Tras conocer la llegada a Rusia de Snowden, congresistas estadounidenses comenzaron a hablar ante los medios y señalaron que el presidente ruso, Vladimir Putin, aprobó la llegada del ciudadano estadounidense a su territorio. Entre ellos el senador Charles Schumer, para quien el jefe del gobierno ruso estaba al tanto de la llegada de Snowden a Moscú y concedió su aprobación para el aterrizaje del avión en que viajaba, en lo que se trata, a su entender, de una decisión que afectará las relaciones entre ambos países. “Parece que Putin siempre tiene ganas de meternos el dedo en el ojo”, declaró el senador demócrata. “Cuando no es Siria, es Irán y ahora, claro, Snowden”, declaró a la cadena CNN. “Se supone que los aliados tienen que tratarse con decencia”, declaró.

Compartir: 

Twitter
 

Muestran la foto de Snowden en el aeropuerto de Moscú.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.