EL MUNDO › LA JUEZA MILITAR ABSOLVIó AL SOLDADO DEL CARGO DE AYUDA AL ENEMIGO CUANDO FILTRó ARCHIVOS SECRETOS A WIKILEAKS

EE.UU. declara a Manning culpable de espionaje

El militar podría afrontar una larga pena, ya que la Justicia lo encontró culpable de un total de 19 cargos que podrían acarrearle hasta 136 años de prisión. “Constituye una advertencia para todos los informantes”, dijo Reporteros Sin Fronteras.

El soldado estadounidense Bradley Manning fue absuelto ayer del cargo de ayuda al enemigo. De esta forma, evitará la cadena perpetua que había pedido el gobierno de Estados Unidos como parte querellante, por filtrar documentos clasificados a la organización Wikileaks. La jueza militar Denise Lind exculpó de este modo a Manning del cargo más grave que afrontaba por filtrar cientos de miles de documentos al sitio de Internet, por el que corría el riesgo de pasar el resto de su vida en prisión. Sin embargo, el joven militar, de 25 años, todavía podría afrontar una larga pena de cárcel, ya que la jueza lo encontró culpable de un total de 19 cargos, de 21 de los que estaba acusado, que en total podrían acarrearle hasta 136 años de cárcel, según fuentes del proceso.

La magistrada leyó su veredicto en la base de Fort Meade, en las afueras de Washington, donde desde comienzos de junio se desarrolla la corte marcial contra el ex analista de inteligencia en Irak, puesto desde el que filtró los cables diplomáticos y militares al portal. La condena en sí será decidida en las próximas semanas, después de que Lind escuche a nuevos testigos en la próxima fase del proceso, que ahora se abre, para examinar qué sentencia le impone.

La premisa de la fiscalía era que Manning, al haber filtrado los documentos a la organización de Julian Assange, hizo llegar información sensible para la seguridad nacional a las manos de enemigos de Estados Unidos como Al Qaida. Según los expertos, de haber considerado válido este argumento, la jueza habría abierto la puerta a que en el futuro sea punible el proveedor de cualquier información sensible que acabe publicada en Internet, algo cada vez más probable en momentos en que prácticamente todos los medios de comunicación vuelcan sus contenidos en la red. Un veredicto de culpabilidad contra Manning en este cargo hubiera sentado un peligroso precedente, especialmente para casos de informantes, entre ellos Edward Snowden.

Manning fue juzgado por un total de 21 cargos, de los cuales ayudar al enemigo era el más grave. El Código Penal militar prevé incluso la pena de muerte para este delito, aunque la fiscalía había dejado en claro desde el principio que la pena máxima que solicitaría para Manning sería la cadena perpetua sin derecho a liberad condicional. Tras el veredicto de Lind, comienza la fase procesal para determinar el contenido concreto de la sentencia y establecer la pena definitiva que se le imputará a Manning, un proceso que por el número de testigos llamados a declarar se prolongará a lo largo de todo el mes de agosto.

Por su parte, Wikileaks afirmó vía Twitter tras conocer el veredicto que el hecho de que el ex analista haya sido declarado culpable de hasta cinco cargos de espionaje sigue constituyendo un precedente nuevo y muy grave para aquellos que quieran proporcionar información a la prensa. En el mismo sentido se expresó la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF), que consideró que el veredicto de culpabilidad en los cargos de espionaje –y de otros cinco por robo– es peligroso.

“La decisión de la jueza constituye una advertencia para todos los informantes, en contra de los que el gobierno de Barack Obama ha estado librando una ofensiva sin precedentes que ha ignorado el interés público en sus revelaciones”, subrayó RSF en un comunicado. Amnistía Internacional (AI) también cuestionó profundamente los esfuerzos del gobierno de Obama por castigar a quienes revelen actos gubernamentales no acordes con la ley. “Desde los atentados del 11 de septiembre, hemos visto que el gobierno estadounidense aprovecha la cuestión de la seguridad nacional para defender toda una serie de acciones que son ilegales bajo el derecho internacional y el local”, destacó AI. “Resulta difícil no llegar a la conclusión de que el juicio a Manning pretendía enviar un mensaje: que el gobierno estadounidense perseguirá sin descanso a quien esté pensando en revelar pruebas de su comportamiento ilegal”, consideró la organización.

Desde Fort Meade, el portavoz de la plataforma de apoyo a Manning, Natahn Fuller, dijo estar sorprendido y aliviado por Manning y por su país tras la decisión de la jueza de exculpar al joven de ayudar al enemigo. Pero a la par se manifestó indignado por el hecho de que lo declarara culpable de cargos de espionaje. “Podrían potencialmente mandarlo a prisión durante décadas”, dijo. La decisión de Lind, militar de 53 años, podría sentar las bases sobre qué puede considerarse ayuda al enemigo o acercar más al gobierno estadounidense en su intento de perseguir judicialmente a Wikileaks y su fundador Assange, que fue presentado en el tribunal como un cómplice. La acusación presentó al joven como un traidor que rompió su juramento de lealtad a la patria y que fue consciente en todo momento de que con sus filtraciones a Wikileaks ponía en peligro la seguridad de Washington, favoreciendo de manera indirecta a Al Qaida y otros grupos terroristas. “Siempre supo que cediendo la información a Wikileaks, ésta llegaría al enemigo. Porque sabía que el enemigo se servía de Wikileaks”, señaló durante su turno el fiscal, Ashden Fein, según publicó el diario El País de España.

La defensa de Manning ha alegado que su intención era hacer al mundo conocedor de las injusticias de la guerra con la filtración de datos de los conflictos de Afganistán e Irak y exponer la explotación que Estados Unidos hace en otros países cuando decidió filtrar miles de cables diplomáticos. El abogado de Manning, David Coombs, también ha procurado restar importancia a los efectos de las filtraciones para el aparato de inteligencia norteamericano, asegurando que el ejército no ha cambiado sustancialmente sus prácticas, tras la revelación de los documentos y que éstos apenas pusieron en riesgo la seguridad nacional.

Compartir: 

Twitter
 

La jueza militar exculpó al soldado Manning del cargo más grave; sin embargo, enfrentará las penas por 19 cargos en su contra.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.