EL MUNDO › UNA COMISION PARLAMENTARIA RECOMENDO EXPULSARLO

Berlusconi, casi afuera del Senado

Una comisión de senadores recomendó ayer expulsar a Silvio Berlusconi del Senado italiano por su condena a prisión por fraude fiscal. Esta decisión abre las puertas a una resolución definitiva que puede sellar –en las próximas semanas– el futuro político del ex premier. Tras la resolución mayoritaria de la Junta de Elecciones e Inmunidad, que votó a puertas cerradas, el presidente de esa comisión, Dario Stefano, afirmó que la decisión se adoptó en un clima de absoluta concentración, aunque no precisó qué número de senadores votaron a favor y en contra. “Esta indigna decisión ha sido fruto no de la correcta aplicación de una ley, sino de la precisa voluntad de eliminar por vía judicial a un adversario político que no se ha conseguido eliminar en las urnas a través de los medios democráticos”, sostuvo Il Cavaliere.

Stefano expresó que se mantuvo un sincero debate entre las distintas partes y explicó que ahora redactará la justificación de la decisión, que será presentada al presidente del Senado, Pietro Grasso, para que se fije la fecha del voto en el pleno. “La democracia de un país se mide por el respeto a las normas fundamentales puestas en defensa de cada ciudadano. Violando los principios de la Convención Europea y de la Corte Constitucional sobre la imparcialidad del órgano de decisión y sobre la no retroactividad de las normas penales, hoy se han menoscabado los principios fundamentales de un Estado de Derecho”, manifestó Berlusconi.

Si bien Berlusconi podía acudir a defenderse, no lo hizo por considerar que la sentencia del caso Mediaset –por el que se lo condenó el pasado 1º de agosto– es injusta ya que, según él, es un caso sin pruebas. “No hay posibilidad de ninguna defensa y no hay razón para aparecer ante un cuerpo que ya anunció qué decisión va a tomar a través de la prensa”, explicó el ex primer ministro por medio de un comunicado. La decisión constituye el segundo revés en tan sólo una semana para el ex premier, de 77 años, que el martes recibió un golpe a su autoridad cuando varios legisladores de su partido, Pueblo de la Libertad (PDL), le dieron la espalda a su intento de hacer caer la coalición de gobierno de Enrico Letta.

El pasado 18 de septiembre, la Junta para las Elecciones y la Inmunidad del Senado había rechazado el planteamiento de legitimidad del escaño de Berlusconi que había expuesto el PDL, permitiendo que prosiguiera el proceso. La última palabra queda ahora en manos del pleno del Senado, que debe decidir si ratifica la decisión de la Junta de aplicar a Berlusconi la Ley Severino aprobada en diciembre pasado, que establece la imposibilidad de concurrir a elecciones o la expulsión del Parlamento de personas condenadas en firme a penas superiores a dos años de cárcel.

El PDL había pedido, entre otras cosas, que se detuviera este proceso y se pidiera un dictamen sobre la Ley Severino al Tribunal Constitucional italiano y/o a la Corte de Justicia de la Unión Europea de Luxemburgo, para que, en el caso de esta última, se decida si la norma contraviene o no el derecho comunitario. Si bien el reglamento del Senado indica que el voto definitivo del pleno en casos como el de Berlusconi debe ser secreto, algunos senadores piden que no se haga bajo esta modalidad, con el objetivo de que quede evidente el voto de cada senador.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.