EL MUNDO › ALGUNOS SUGIEREN BUSCARSE UN TRABAJO REAL

La mafia está en crisis

 Por Michael Day *

La persistente crisis económica golpea a la mafia italiana donde le duele, afirman las autoridades de Palermo, en donde un capo fue grabado secretamente afirmando que colapsaron el chantaje y la extorsión. Cámaras de video muestran al encarcelado Giovanni Di Giacomo, jefe de Cosa Nostra, lamentándose que por estos días sus hombres consiguen un ingreso “miserable” de entre 5 mil y 7 mil euros de hoteles y negocios que son sus blancos. Agregó que con tantos establecimientos que cierran y tanta gente que se niega a pagar y prefiere llamar a la policía, “podría no valer la pena” seguir haciendo lo mismo. Es más: Di Giacomo sugirió que la situación era tan triste para los mafiosos que no conseguían hacerse con un ingreso por la vía ilegal que, para algunos, era preferible que se busquen “un verdadero trabajo”.

Una obsesión de los jefes es poder garantizar que las familias de los miembros tras las rejas puedan solventarse, a fin de poder mantener la cohesión de la organización, señaló el agente de los carabinieri Piero Iannotti al diario La Repubblica. Las fiscales Francesca Nazzocco y Caterina Malagoli estuvieron observando por un año a Di Giacomo, en una prisión en Parma en el norte de Italia, continuamente comentando temas económicos con sus colegas encarcelados y enviando correspondencia en la que trata de conseguir sujetarse a las finanzas de la organización.

Di Giacomo fue grabado también despotricando contra el gobernador de Sicilia, Rosario Crocetta, por su cruzada contra el crimen organizado, tratando de eliminar el despilfarro y la corrupción, endémicos en la isla. “Crocetta, maldito, qué desastre hizo. Está haciendo recortes por todos lados”, dijo el capo. El gobernador está condenado a muerte por Cosa Nostra y recibe continuas amenazas. Los antecesores de Crocetta fueron acusados y en algunos casos condenados por asociarse con la mafia. “Los hoteles están cerrando, cambian los dueños, ya no hay trabajo como antes”, afirmó el jefe de la organización delictiva. Di Giacomo dijo que planeaba arruinar el negocio del famoso chef de Palermo, Natale Giunta, quien rechazó pagar por protección y con cuya evidencia mandó a varios gansgters a prisión. La organización anti extorsión Addio Pizzo también fue mencionada como blanco, de acuerdo con la investigación.

Al comienzo de la crisis se esperaba que el crimen organizado en Italia podría crecer a partir de la desaceleración económica, bajo la idea de que ante la contracción crediticia algunos hombres de negocios buscarían otras fuentes de financiamiento como las ilícitas. Sin embargo, los mafiosos que descansaron en los viejos métodos para hacer plata están siendo los más golpeados por la recesión.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Di Giacomo, jefe de la Cosa Nostra.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.