EL MUNDO › BALEAN AL ALCALDE DE LA SEGUNDA CIUDAD UCRANIANA; EE.UU. Y LA UE CASTIGAN A MOSCú

Tiros en Ucrania y sanciones contra Rusia

El atentado contra el alcalde Gennady Kernes aumentó los temores de que figuras públicas prominentes sean blanco de ataques en el contexto de un país convulsionado. Las sospechas recayeron en el Kremlin, pero también en los grupos de extrema derecha.

 Por Kim Sengupta *

Desde Kostiantynivka, Ucrania

La jornada comenzó con la invasión de la comisaría y el edificio de administración en Kostiantynivka; después el aeropuerto en Kramatorsk fue atacado con granadas impulsadas por cohetes y luego el alcalde de Kharkiv recibió un disparo en la espalda. Mientras que Estados Unidos y la Unión Europea imponen nuevas sanciones a Rusia, la violencia y la agitación continúan igual en el este de Ucrania.

El intento de asesinato de Gennady Kernes, el alcalde de la segunda ciudad más grande del país, aumentó los temores de que las figuras públicas prominentes ahora fueran blanco de asesinatos. Ayer por la noche estaba “luchando por su vida”, dijo su vocero, después de una cirugía de emergencia. La culpa fue repartida tanto en el Kremlin como en los grupos de extrema derecha.

Kernes, que publicó regularmente fotografías en las redes sociales participando en actividades deportivas, fue atacado a tiros mientras estaba andando en bicicleta, trotando o nadando, de acuerdo con las diferentes versiones. Valeriy Boyko, el director del Instituto de Cirugía en Kiev, donde estaba siendo tratado, dijo que el alcalde había “sufrido una herida muy grave y tenía una serie de órganos dañados”.

El empresario multimillonario de 64 años fue un ferviente partidario de Viktor Yanukovich, el presidente derrocado, y un crítico feroz del Maidan de Kiev, y prohibió protestas similares en Kharkiv con una ley de emergencia. Desde entonces había hablado a favor de una Ucrania unida y en contra de aquellos que quieren tomar la región bajo el gobierno de Moscú. Zurab Alasania, el director general de la Compañía Nacional de Televisión estatal, dijo: “La Federación de Rusia está identificando y liquidando los principales centros de resistencia”.

Sin embargo, Sergei Borodkin, líder separatista de Donbass que había estado trabajando con simpatizantes en Kharkiv, desestimó la afirmación: “El estaba cerca de Yanukovich, estaba en contra del Maidan, los fascistas allí lo odiaban. Sabemos que los miembros del Sector de Derecha (un grupo ultranacionalista) visitaron Kharkiv hace tres semanas para planear ataques”.

Funcionarios pro rusos dijeron que Kernes había hecho una declaración pública en la que sostenía que estaba sometido a una “persecución política”, y dijo también que “de las amenazas relacionadas con la salud y la vida de la familia es resposable Arsen Avakov, ministro de Asuntos Internos de Ucrania”. No hay evidencia de que Avakov tenga ningún vínculo con el tiroteo de ayer. Los dos hombres, sin embargo, se enfrentaron en el pasado: Avakov acusando a Kernes, que ganó la alcaldía en 2010, de organizar las bandas para atacar a manifestantes del Maidan.

Había otros motivos posibles para la emboscada. Kernes, que tiene condenas por robo y fraude, habría estado vinculado en el pasado con el crimen organizado. Es también uno de los judíos más prominentes; hubo un aumento del antisemitismo recientemente, pero sus colegas dicen que no había recibido amenazas por motivos religiosos.

Kharkiv ha estado relativamente estable en las últimas semanas después de los enfrentamientos iniciales entre manifestantes pro y anti rusos. La resolución de la seguridad impondría enormes tensiones sobre los recursos ya escasos de la administración de Kiev en su intento de hacer frente a la confrontación en el Donbass.

Mientras tanto, el aeropuerto de Kramatorsk, donde tiene su sede la misión antiterrorista del gobierno que busca recuperar una docena de pueblos y ciudades en poder de los manifestantes, fue atacado ayer por los combatientes que utilizan granadas propulsadas por cohetes. Dos empleados resultaron heridos.

Este fue el segundo ataque en cuatro días en el aeropuerto, un helicóptero artillado fue destruido en un ataque anterior y los oficiales superiores están considerando si la ubicación es lo suficientemente segura para ser un centro tan crucial. El propietario del aeropuerto, Dmitri Podushkin, que estuvo presente durante los dos ataques, dijo: “El primero fue como ver una película, éste era muy real. Siempre existe la posibilidad de que haya bajas. Estamos muy preocupados por el futuro. La parte civil del aeropuerto ha dejado de funcionar”.

Sobre el terreno, hubo un aumento en el número de puestos de control de Ucrania que se suponía iban a detener los movimientos de los combatientes militantes, especialmente de Slovyansk, un bastión separatista. Pero esta mañana hombres armados se apoderaron de la sede de la policía y las oficinas municipales en Kostiantynivka, una ciudad a mitad de camino entre la ciudad Slovyansk y Donetsk, reemplazando la bandera de Ucrania por las de la República Popular de Donetsk y Rusia.

* De The Independent de Gran Brataña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

El alcalde y empresario multimillonario de 64 años fue un ferviente partidario de Viktor Yanukovich.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.