ECONOMíA › KICILLOF PROYECTA UNA RECUPERACIóN FABRIL PARA EL SEGUNDO SEMESTRE

Segundas partes serán mejores

El ministro de Economía mantuvo una reunión de tres horas con la cúpula de la Unión Industrial, en la que destacó las medidas de estímulo al sector que está desarrollando el Gobierno. Los empresarios pidieron rebajas impositivas y ayuda en comercio exterior.

 Por Cristian Carrillo

El ministro de Economía, Axel Kicillof, previó para la segunda mitad del año una mejora en los indicadores de la actividad manufacturera. Fue durante una reunión en la que recibió al Comité Ejecutivo de la Unión Industrial, con quienes analizó el desempeño del sector y los riesgos que implica para el país la contracción de las compras brasileñas de productos argentinos. Durante el extenso encuentro, del que participó también el secretario de Comercio, Augusto Costa, se discutió sobre los problemas que enfrenta la actividad fabril en materia de comercio exterior, en particular el sector automotor, donde se registra el mayor déficit. También se habló de la posibilidad de aceitar el mecanismo para la importación de insumos, principal asignatura planteada por los popes de la entidad empresaria, pero también de cuestiones fiscales, como la devolución del IVA sobre las exportaciones o la posibilidad de ajustar los balances por inflación. Sobre este último punto, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, señaló por la mañana que no está en agenda del Gobierno.

El encuentro fue a las 13.30 y se extendió por casi tres horas. El titular del Palacio de Hacienda estuvo acompañado también por el viceministro, Emmanuel Alvarez Agis; la subsecretaria de Coordinación Económica y Mejora de la Competitividad, Mariana González; y el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Carlos Bianco. El Comité Ejecutivo de la UIA tuvo asistencia casi perfecta –son 24 miembros–, encabezados por el presidente, Héctor Méndez; acompañado por el secretario, José De Mendiguren; y los vicepresidentes, Luis Betnaza, José Urtubey, Adrián Kaufmann Brea, Daniel Funes de Rioja, Guillermo Moretti, Cristiano Rattazzi, Luis Ureta Sáenz Peña y Ricardo Khayat.

El ministro de Economía ofreció un pantallazo sobre “las distintas realidades industriales” que se vivieron en el país. “La reindustrialización es uno de los más poderosos instrumentos para lograr el crecimiento con inclusión social; crecimiento, empleo y distribución son nuestros objetivos permanentes, y el mejor camino para conseguirlo es el desarrollo de la industria, a la que hemos respaldado y fomentado en todos estos años”, les dijo Kicillof a los representantes fabriles.

La convocatoria del ministro despertó el interés de los industriales, que consideraron la invitación una nueva oportunidad para fortalecer el diálogo con el Gobierno. Esto permitió que se vieran algunas caras que no suelen asistir últimamente a las reuniones de Junta de la UIA, como el metalúrgico Juan Carlos Lascurain. El empresario hizo uso de la palabra para aclarar –lo había hecho en distintas entrevistas– que la entidad no comparte las definiciones neoliberales vertidas en el documento del denominado Foro de Convergencia Empresarial y que tampoco participa orgánicamente de esas reuniones del establishment, a las que sí concurrieron algunos de sus miembros, como Rattazzi.

Hechas las aclaraciones, se pasó a analizar la situación de los distintos sectores manufactureros. “El temario fue variado. Por un lado, se reconoció el impacto de factores exógenos en la economía argentina, como la caída del mercado brasileño para las exportaciones, y factores endógenos, como la suba de precios. Desde nuestro lado, se plantearon consultas acerca de la devolución del IVA sobre las exportaciones y se volvió sobre el pedido de ajuste de los balances por inflación”, explicó Urtubey a Página/12. Los industriales llevaron un documento con todos los pedidos del sector recopilados en 57 puntos. La principal preocupación pasa actualmente por la fragilidad de la industria automotriz y el creciente déficit bilateral con Brasil. El viernes pasado, el Indec informó que la actividad industrial descendió 6 por ciento en marzo, sumando seis meses consecutivos de caída. El sector automotor evidenció un retroceso de 25,1 por ciento. No obstante, Urtubey destacó que “el entramado industrial de la Argentina está lo suficientemente diversificado y no es lo mismo lo que está viviendo el sector automotor que lo que pueden vivir otros, como las economías regionales”. Kicillof aseguró que “la segunda mitad del año va a ser mejor”.

Sobre el tema inflacionario, el ministro sostuvo que seguirán trabajando en “un control de precios y costos para que no se disparen”. En cuanto a este tema, los directivos de la UIA reiteraron el pedido de ajustar los balances por inflación para evitar la sobreestimación de ganancias. Kicillof no les aseguró una respuesta. En tanto, Capitanich, en su conferencia de prensa matutina, había asegurado que “más que ajuste por inflación, debemos priorizar la sustentabilidad de la política macroeconómica, mantener la estabilidad cambiaria, fiscal y de política de ingresos”. En cuanto al comercio exterior, se analizó también la situación de los permisos de importación. Durante el primer trimestre, el volumen de compra de bienes de capital creció 4 por ciento interanual; de productos intermedios, un 1 por ciento; mientras que las importaciones de piezas y accesorios cayeron 10 por ciento. También se señaló la necesidad de profundizar el crédito de largo plazo.

Compartir: 

Twitter
 

El jefe de Hacienda se detuvo en una comparación del sector fabril con otros momentos históricos.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.