EL MUNDO › SAQUEARON Y QUEMARON POBLADOS EN EL CENTRO DEL PAIS DE MADRUGADA AL GRITO DE “DIOS ES GRANDE”

Nueva matanza de Boko Haram en Nigeria

Un día después de que un doble atentado con coche bomba dejó casi 120 muertos en una ciudad del centro del país africano, el grupo islamista atacó poblados en el norte del país. Mantienen secuestradas a 276 niñas.

Milicianos del grupo islamista Boko Haram atacaron ayer poblados del norte de Nigeria y mataron a 48 personas, un día después de que un doble atentado con coche bomba dejó casi 120 muertos en una ciudad del centro del país africano. El diario nigeriano Leadership dijo que la mayor parte de las víctimas murieron en Shawa, una localidad cercana a la ciudad de Chibok, donde Boko Haram secuestró a más de 300 chicas el mes pasado, de las cuales todavía tiene en su poder a 276. Según testigos citados por el periódico, los agresores lanzaron su asalto durante la madrugada al grito de Alahu-akbar (¡Dios es grande!), la clásica arenga islamista.

Durante varias horas estuvieron asesinando indiscriminadamente a los vecinos, cuyas casas saquearon e incendiaron, agregaron los testigos. El otro ataque ocurrió en la localidad de Algarno, cercana a Shawa, agregó el periódico, que cifró el total de muertos en ambas localidades en 48. En la ciudad central de Jos, donde al menos 118 personas murieron el martes por un doble ataque con coches bomba cerca de una terminal de colectivos y un mercado, rescatistas provistos de bolsas para cadáveres escarbaban hoy entre los escombros de los edificios colapsados. La mayoría de las víctimas fueron mujeres y chicos que vendían en el mercado, dijo Mohammed Abdulsalam, director de la Agencia Nacional de Manejo de Emergencias de Nigeria, según informó la cadena de noticias BBC. Jos es la capital del estado de Plateau, situado en el centro de Nigeria, entre el Norte de mayoría musulmana y el Sur cristiano, y durante años fue epicentro de conflictos religiosos y étnicos. Boko Haram, el grupo al que se atribuye el atentado, quiere convertir a Nigeria en un Estado estrictamente islámico, pese a que la mitad de sus 170 millones de habitantes son cristianos.

Se estima que unas 10.000 personas murieron desde el inicio de la violenta campaña de atentados, ataques y secuestros de Boko Haram, en 2002. El presidente Goodluck Jonathan insinuó ayer que Boko Haram estuvo detrás del ataque, y agregó dirigiéndose a los nigerianos que su gobierno “sigue plenamente comprometido a ganar la guerra al terrorismo”, algo que viene diciendo desde hace años con pocos resultados. El vocero del ejército nigeriano, general Olajide Laleye, insistió en que la victoria está cerca y rechazó informes de que las tropas están desmoralizadas y mal equipadas.

Este año, los ataques de los extremistas aumentaron en su frecuencia y letalidad, con más de 2000 muertos por la insurgencia comparados con un estimativo de 3600 entre 2010 y 2013. La violencia de Boko Haram atrajo la atención internacional a raíz del cautiverio de las 276 chicas, que fueron secuestradas el mes pasado de una escuela para pupilas cerca de Chibok. Un día antes del masivo secuestro, al menos 70 personas fallecieron en un atentado con coche bomba en una estación de colectivos de Abuya.

La espiral de violencia crece en Nigeria, el país más poblado y rico de Africa. Las autoridades del país aprobaron la extensión por seis meses del estado de sitio en tres estados del noreste del país afectados por la violencia de militantes islamistas: Adamawa, Borno y Yobe. En estos estados golpea Boko Haram, que tiene contactos con Al Qaida y es responsable de la muerte de miles de personas desde 2009, cuando fue abatido el entonces líder y fundador de la secta islámica, Mohamed Yusuf. Quieren imponer la sharia (ley islámica).

Boko Haram, nombre en hausa cuya traducción aproximada significa “la educación occidental es pecado”, comete atentados contra iglesias, comercios o barrios residenciales, en su mayoría cristianos. El líder de la organización amenazó en un video reciente con vender a las chicas como esclavas. En otro video difundido la semana pasada, los islamistas mostraron a decenas de las chicas raptadas e insinuaron querer cambiarlas por miembros del grupo que están presos.

De forma infructuosa hasta el momento, el ejército de Nigeria, apoyado por expertos de países como Estados Unidos y Reino Unido, puso en marcha una operación para rescatar a las escolares que siguen en paradero desconocido. El pasado sábado, Nigeria y sus países vecinos acordaron, en una cumbre celebrada en París y auspiciada por el gobierno francés, declarar la guerra al grupo terrorista para lo que contarán con el respaldo de Francia, Estados Unidos y el Reino Unido.

Ayer, el presidente norteamericano Barack Obama ordenó enviar 80 efectivos militares a Chad para colaborar en la búsqueda de las niñas secuestradas e hizo llegar al Senado la correspondiente comunicación oficial. Las tropas estadounidenses apoyarán las acciones de espionaje, vigilancia y reconocimiento aéreo en el Norte de Nigeria y las regiones circundantes y permanecerán en Chad hasta que su asistencia ya no sea necesaria, indica la nota de la Casa Blanca al Capitolio. Ya hay un equipo de ocho expertos estadounidenses en la capital nigeriana colaborando en la búsqueda. Los acompañan alrededor de dos docenas de agentes policiales y de inteligencia que están colaborando con el gobierno nigeriano.

Compartir: 

Twitter
 

La doble explosión en un mercado de Jos, en el centro de Nigeria, mató a al menos 118 personas.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.