EL MUNDO › MáS DE 2000 MUJERES Y NIñOS FUERON SECUESTRADOS POR LOS JIHADISTAS, QUE LOS MANTIENEN CAUTIVOS EN DISTINTOS LUGARES

La ONU envía una misión investigadora a Irak

Al menos 1420 personas murieron a manos del Estado Islámico en agosto. La ONU investiga las atrocidades perpetradas por ese grupo. Mientras, tropas iraquíes, combatientes kurdos y chiítas, apoyados por EE.UU., intensifican la contraofensiva.

Soldados iraquíes, fuerzas kurdas y milicianos chiítas, apoyados por los bombardeos estadounidenses, intensificaron su contraofensiva contra los jihadistas del Estado Islámico (EI), a quienes arrebataron dos localidades en Irak. El primer ministro saliente del país, Nuri al Maliki, prometió hacer de Irak una gran tumba para los combatientes del grupo jihadista. En Ginebra, el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas decidió por unanimidad enviar una misión para investigar las atrocidades perpetradas por el EI en Irak. Aunque no se dispone de ningún balance de muertos desde el lanzamiento de la ofensiva del EI, la ONU anunció ayer que al menos 1420 personas murieron y otras 1370 resultaron heridas en agosto, cuando los ataques de los radicales sunnitas obligaron a las fuerzas kurdas a replegarse hacia la región autónoma del Kurdistán.

Flavia Pansieri, alta comisionada adjunta de la ONU para los Derechos Humanos, afirmó, en referencia a los asesinatos selectivos, conversiones forzadas, secuestros, esclavitud, tortura y persecución sistemática por razones religiosas y étnicas, que los informes recibidos por el organismo internacional revelan actos inhumanos a un nivel inimaginable. Más de 2000 mujeres y niños fueron secuestrados en Irak por el grupo jihadista, que los mantiene cautivos en distintos lugares, según informaciones recogidas por la misión de la ONU en ese país, que cree que la cifra real puede ser mucho mayor.

El coordinador de los expertos y grupos de trabajo de derechos humanos de la ONU, Chaloka Beyani, aseguró ayer que mujeres secuestradas pudieron contactar a la misión de este organismo e informaron que el EI les quitó a sus hijos. Las mujeres dijeron que son entregadas a los combatientes, vendidas o esclavizadas por negarse a convertirse al Islam. En una sesión de emergencia del Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre Irak, también se denunció el reclutamiento forzado de niños por el grupo radical, que los envía al frente de combate para que sirvan de escudos de los combatientes adultos. Otros son obligados a dar sangre para insurgentes heridos, enviados a patrullar, a ocuparse de puestos de control ilegales y, en algunos casos, a perpetrar ataques suicidas. “Informaciones verificadas de Mosul, así como de Salahedine y Diyala, dan cuenta del uso de niños de 13 años para patrullar con miembros adultos del EI, cargando armas que a veces son más grandes que ellos mismos”, indicó la representante especial de la ONU sobre los niños en conflictos armados, Leila Zerrougui.

Al exponer la situación de los menores en las zonas de Irak donde está presente el EI, señaló que se recibieron 413 informes de violaciones contra niños desde el inicio del año. “Las violaciones más frecuentes son los asesinatos y las amputaciones de niños, con 693 casos reportados, en su mayoría debido a ataques indiscriminados y bombardeos de áreas pobladas, tanto por fuerzas gubernamentales como por grupos opositores, incluido el EI”, detalló la funcionaria. A estos últimos se les atribuye la ejecución de niños, junto con otros civiles, en las áreas bajo su control.

La ONU también denunció hasta qué extremo la libertad de religión está bajo ataque en Irak mediante las conversiones forzadas, la expulsión o el exterminio de comunidades religiosas no sunnitas. Los jihadistas están destruyendo –demoliendo o dinamitando– estructuras de gran significación cultural y religiosa, como mezquitas, santuarios y otros lugares de culto.

Los extremistas sunnitas del EI proclamaron a fines de junio un califato en los territorios bajo su control en Irak y en Siria, donde luchan contra el régimen de Bashar al Assad y contra los rebeldes sirios. Según el organismo internacional, 1,6 millón iraquíes abandonaron sus hogares en 2014 (850.00 en agosto), entre ellos un gran número de las minorías cristiana, yazidí y turcomana.

Tras romper el cerco de los jihadistas impuesto el 18 de junio a la ciudad turcomana de Amerli, los combatientes kurdos y chiítas obtuvieron dos nuevas victorias ayer, al tomar el control de Suleiman Bek, ciudad ubicada a 175 kilómetros al norte de Bagdad, y de la vecina Yankaja. “En pocas horas conseguimos asegurar por completo Suleiman Bek, en manos de los jihadistas desde hacía once semanas”, declaró Hadi al Ameri, comandante de una milicia chiíta. No obstante, la distribución de víveres a la población provocó peleas entre los hambrientos habitantes, a quienes el asedio privó durante semanas de agua, alimentos y medicamentos.

En imágenes difundidas por la TV iraquí, Al Maliki apareció sentado en un salón en un escritorio de madera ordenando promociones y distinciones para los que pelearon en Amerli. “Los saludo por su determinación y paciencia frente a esas bestias y asesinos”, dijo el premier chiíta frente a una multitud de combatientes, informó la cadena CNN. “Todo Irak será una gran tumba para esos infieles, y enviaremos a la muerte a toda esa banda del EI”, agregó.

Los jihadistas lanzaron el 9 de junio una fulgurante ofensiva en Irak, donde se apoderaron de amplios territorios en el norte del país, ante un ejército en retirada. En Bagdad, la explosión de dos coches bomba mató ayer a 9 personas e hirió a 26.

Por su parte, Alemania anunció una primera entrega de armas a los kurdos, entre ellas, miles de fusiles de asalto. La canciller alemana, Angela Merkel, justificó esta ayuda por la amenazas que representan los jihadistas del EI para Europa y para su país. Merkel evocó los alrededor de 400 alemanes que se unieron a las filas del EI en Siria e Irak, mientras que Reino Unido informó de 500 británicos que tomaron el mismo camino. El primer ministro británico, David Cameron, anunció medidas para hacer frente a esta amenaza, como la confiscación de los pasaportes en la frontera a los viajeros sospechosos.

Compartir: 

Twitter
 

Los combatientes kurdos y chiítas obtuvieron dos nuevas victorias ayer, al tomar el control de Suleiman Bek y Yankaja.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.