EL MUNDO › FUE VINCULADO CON UNA RED DE SOBORNOS FINANCIADA CON DINERO DE CONSTRUCTORAS

Acusan al fallecido candidato Campos

Un ex directivo de Petrobras, preso por lavado de dinero, involucró a Eduardo Campos y también a varios ministros, autoridades del Congreso y ex gobernadores de estados donde Petrobras ejecutó importantes obras en los últimos años.

Un ex directivo de Petrobras, detenido por lavado de dinero, implicó a políticos oficialistas y opositores de Brasil y hasta al candidato socialista fallecido Eduardo Campos en una red de sobornos financiada con dinero de constructoras asociadas a la petrolera estatal. La información publicada en la revista brasileña Veja surgió de una aparente filtración de una declaración efectuada esta semana por el ex director de Petrobras Paulo Roberto Costa, en el calabozo de la comisaría de la policía en Curitiba (Paraná), donde está preso a cambio de una reducción de pena.

En la lista de personas supuestamente citadas por Costa figuran el ministro de Minas y Energía, Edison Lobao; los presidentes del Senado, Renan Calheiros, y de la Cámara de Diputados, Henrique Eduardo Alves, además de otros cinco legisladores. También aparecen ex gobernadores de estados donde Petrobras ejecutó importantes obras en los últimos años, como Río de Janeiro (Sergio Cabral), Maranhao (Roseana Sarney) y Pernambuco (Eduardo Campos).

El ex directivo de Petrobras citó, según Veja, a al menos 25 diputados y seis senadores del Partido de los Trabajadores (PT); del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) y del Progresista (PP, opositor). La denuncia sacudió la arena política de Brasil cuando falta menos de un mes para los comicios presidenciales, donde la presidenta Dilma Rou-sseff buscará su reelección.

Tras la denuncia publicada por la prensa, la mandataria dijo ayer que buscará saber si esta acusación es verdad y, en ese caso, aseguró que tomará todas las medidas necesarias. “Quisiera saber directamente cuáles son las informaciones y que se proporcionen en forma correcta y aseguro que voy a tomar todas las medidas adecuadas si la información se refiere al gobierno. De lo contrario, no podemos tomar medidas eficaces”, dijo la presidenta antes de iniciar un acto de campaña, según citó el diario O Globo.

Por su parte, el diario Folha de Sao Paulo, sin citar nombres de implicados, informó el viernes que Costa delató a al menos 49 diputados y 12 senadores. En su declaración, Costa habría dicho que se cometió un fraude para elevar el precio de compra de una refinería en Estados Unidos, en un negocio que está siendo investigado por la Fiscalía por irregularidades, para alimentar la red de pago de sobornos. Costa está en un régimen de prisión preventiva acusado de lavado de sumas millonarias procedentes de corrupción en la petrolera.

La publicación Veja indicó que contactó a los implicados y todos ellos negaron haber recibido dinero del ex empresario detenido. Ante la denuncia, también opinó el candidato opositor Aécio Neves por el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), quien equiparó la situación con el escándalo de sobornos que en 2006 afectó al gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, conocido como el Mensalao. “Brasil se despertó hoy perplejo con las más graves denuncias de corrupción de nuestra historia reciente”, dijo Neves en un video en su cuenta de Facebook.

El candidato, que actualmente ocupa el tercer lugar en los sondeos, reclamó que las investigaciones vayan “más a fondo” y que se apliquen castigos ejemplares a los responsables. “Estamos disputando estas elecciones contra un grupo que utiliza el dinero sucio de la corrupción para mantenerse en el poder”, agregó. Sin embargo, Neves no aludió en su mensaje a Marina Silva, que se convirtió en candidata del Partido Socialista Brasileño (PSB) después de la muerte de Campos, quien fue implicado como uno de los políticos que recibía sobornos.

Hace unas semanas, Rousseff acusó a la oposición de lanzar denuncias falsas con el propósito de generar otro escándalo de corrupción como el Mensalao. Ese caso, que estalló por el supuesto pago de sobornos a congresistas, generó un escándalo político que provocó las renuncias de ministros y dirigentes del PT.

Las elecciones en Brasil se realizarán el próximo 5 de octubre, con una posible segunda vuelta el 26 del mismo mes y los últimos sondeos indican que la intención de voto es liderada por Rousseff, en segundo lugar por Silva y en tercero por el senador Neves.

Compartir: 

Twitter
 

El dirigente fallecido Eduardo Campos, vinculado por un preso con una cadena de sobornos.
Imagen: Télam
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.