EL MUNDO › ACUERDO ENTRE MOSCU Y KIEV PARA PASAR EL INVIERNO EUROPEO

Gas de Rusia para Ucrania

Acordaron restablecer el flujo de gas ruso entre los dos países, suspendido desde junio, con el pago por parte de Kiev antes de fin de año de U$S 3100 millones a la empresa estatal rusa Gazprom, que reclama una deuda de U$S 5300 millones.

Ucrania y Rusia llegaron ayer a un acuerdo parcial para solucionar la disputa por el gas ruso. “Se han sentado las bases para un paquete de invierno para asegurar el suministro de gas a Europa desde este invierno hasta la primavera (boreal)”, expresó el comisario de Energía de la Unión Europea (UE), Günther Oettinger, que participó como mediador en la nueva ronda de negociaciones entre los ministros de Energía de Rusia, Alexandr Novak, y de Ucrania, Yuri Prodan. “Creo que es una solución viable”, agregó el funcionario. El gigante de gas ruso Gazprom no provee gas a Ucrania a causa de su deuda de 5300 millones de dólares, pero sigue enviándolo a los países europeos a través del territorio ucraniano.

Rusia y Ucrania acordaron medidas para restablecer el flujo de gas ruso entre los dos países, suspendido desde junio, con el pago por parte de Kiev de 3100 millones de dólares a Gazprom, antes de fin de año. La empresa rusa le reclama a Ucrania una deuda por gas de 5300 millones de dólares. Según este acuerdo previo, sujeto a aprobación de los dos gobiernos, Gazprom está dispuesto a suministrar a Ucrania al menos 5000 millones de metros cúbicos de gas en los próximos meses, contra pago anticipado, dijo Oettinger.

Oettinger declaró que Ucrania se comprometió a pagar hasta finales de octubre 2 mil millones de dólares para hacer frente a las facturas sin pagar de Gazprom. “Y hasta finales de año Kiev pagará otros 1100 millones de dólares a Moscú”, afirmó el comisario europeo.

Las negociaciones de Berlín, que continuarán la próxima semana, pretenden resolver las divergencias entre Rusia y Ucrania sobre el precio del gas. Ucrania y Rusia esperan aún la resolución del Instituto de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Estocolmo a la que acudieron en junio para que mediara en su disputa por el precio a pagar. Desde entonces, el Kremlin no suministra gas a la ex república soviética.

Otro objetivo es asegurar la entrega de gas ruso a la UE. Rusia es el principal proveedor de gas natural del bloque continental. En 2013, en volumen, Bruselas recibió de Moscú el 34 por ciento de su consumo total de gas, y la mitad transitó por Ucrania.

Novak advirtió a Europa contra cualquier operación de reventa de gas ruso a Ucrania y amenazó con cortes en el suministro, en una entrevista otorgada ayer a la prensa alemana. “Los contratos en vigor (entre Rusia y los europeos) no prevén ninguna reexportación”, declaró al diario Handelsblatt.

Novak tachó de inadmisibles las acusaciones de que Rusia usa el gas como un arma y que tal posición impide lograr un acuerdo. “Su respeto es lo único que garantiza sin interrupciones los suministros de gas ruso a los consumidores europeos”, indicó. En relación con Ucrania, Novak señaló que Moscú podría conceder al gobierno de Kiev un descuento de 100 dólares al precio actual de 485 dólares por un plazo de seis meses.

Si al final fracasa el acuerdo, podría haber también desabastecimiento en Europa occidental, como ocurrió en la llamada “guerra del gas” de 2009, ya que Ucrania es el principal país de tránsito del combustible ruso a la UE.

Poco antes del inicio de las negociaciones, Hungría había interrumpido la noche del jueves el suministro de gas a Ucrania por un tiempo indeterminado. La interrupción del suministro fue necesaria debido a la demanda de gas en Hungría, informaron el gobierno húngaro y el operador estatal del gasoducto, FGSZ.

En tanto, el acercamiento entre Moscú y Kiev prosiguió en otro plano. Militares rusos y ucranianos mantuvieron ayer por primera vez en el este de Ucrania conversaciones sobre la implementación de un alto el fuego en la región después de que éste fuera establecido hace tres semanas, informó la Organización para la Seguridad y la Cooperación (OSCE) en Europa. Es la primera vez que miembros del ejército ruso están presentes de forma oficial en la zona de conflicto. Observadores de la OSCE también participaron en el encuentro en la región de Donetsk como mediadores.

El alto el fuego vigente desde hace tres semanas sigue siendo frágil en la región de Donetsk. El concejo municipal informó acerca de disparos el jueves por la noche, por lo que resultaron dañadas varias viviendas. Siete personas resultaron heridas. Las tropas de gobierno fueron atacadas en varios lugares. En tanto, los separatistas prorrusos hablaron de tres muertos por el fuego del ejército.

Compartir: 

Twitter
 

El presidente de Gazprom, Alexey Alexander (izq), ayer durante una audiencia en Berlín.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.