EL MUNDO › BERLUSCONI TERMINA ANTES SU CONDENA EN EL CASO DE FRAUDE FISCAL

Reducen la pena de Il Cavaliere

El 8 de marzo Berlusconi quedaría completamente libre, aunque no podría ser elegido para ningún cargo público por dos años más y no podrá ser candidato hasta 2019. La oposición critica a Renzi por haberlo invitado a la investidura del presidente.

 Por Elena Llorente

Desde Roma

Silvio Berlusconi recibió ayer dos buenas noticias. Que el juez de vigilancia de Milán decidió reducirle 45 días de la pena a un año que estaba cumpliendo (un servicio social en un asilo de enfermos de Alzheimer una vez por semana) y que fue invitado a la toma de posesión del nuevo presidente de la República, Sergio Mattarella, que se llevará a cabo hoy en el Palacio del Quirinal (ver aparte). Según trascendidos, su nombre fue incluido en la lista de los líderes y secretarios de los partidos políticos que asistirán a la ceremonia en la sede de la presidencia.

Berlusconi debería haber terminado el próximo 23 de abril su condena a cuatro años (tres de los cuales fueron anulados por indultos precedentes) por el caso Mediaset en el que fue acusado de fraude fiscal. Pero dada su buena conducta, dijo la jueza de vigilancia Beatrice Crosti y pese al parecer contrario de los fiscales, se le concedió reducir la pena, concesión que habían solicitado sus abogados en enero. En principio, el 8 de marzo quedaría completamente libre, aunque no podría ser elegido para ningún cargo público por dos años más y no podrá ser candidato hasta 2019. Los militantes de Forza Italia, el partido del ex Cavaliere, después del mazazo que recibieron en el Parlamento el día de la elección de Mattarella de parte de sus propios compañeros (el partido había decidido votar en blanco y en cambio casi 40 de ellos votaron al flamante presidente), saltaron de alegría con la liberación de su líder que a partir del 8 de marzo, entre otras cosas, se podrá mover libremente por todo el país. “Es una óptima noticia. Su buena conducta está a la vista de todo el mundo. Ha cumplido con el servicio social con gran seriedad, ha aceptado y cumplido con la condena que nosotros consideramos injusta”, dijo Giovanni Toti, periodista y consejero político de Forza Italia.

Pero los que no están muy conformes son los militantes del Movimiento Cinco estrellas (M5S) de Beppe Grillo. La invitación a lo toma de posesión de Mattarella, según Carlo Sibilia, de la dirección del M5S, es una “óptima señal para todos aquellos que cometen fraude contra el fisco y para todos los políticos deshonestos”. Mientras en la página de Internet de Grillo se comenta sobre la supuesta batosta sufrida por Forza Italia el día de la elección. “¿Berlusconi ha perdido? ¡No! Ha ganado. ¿Renzi ha actuado como un Maquiavelo? ¡No! Ha actuado según las circunstancias comportándose como Judas.” Y con esto probablemente Grillo alude a los acuerdos entre Renzi y Berlusconi sobre leyes y candidatos, que han sido bautizados como “Acuerdos del Nazareno” por el lugar donde se hicieron.

Lo que más ha molestado a los grillinos es el reconocimiento que de hecho se está dando a la figura de Berlusconi al invitarlo a la ceremonia oficial. Hay que recordar que Berlusconi fue condenado por haber evadido impuestos por varios millones de euros y que por mucho menos una persona común hubiera ido a la cárcel. Que la condena a cuatro años fue reducida a un año por indultos precedentes y que de un año pasó a poco más de diez meses por otras artimañas legales. Que en esos diez meses, ahora reducidos a ocho y medio, tenía que pasar cuatro horas por semana cuidando a los enfermos de Alzheimer. Que cuatro horas una vez por semana por ocho meses y medio equivalen a 144 horas. Es decir que la condena real fue a seis días.

Cuando hace poco más de ocho meses conoció la condena, Berlusconi comentó: “No creo que sea una cosa humillante para mí, sino ridícula para el país. Mandar a cumplir esta condena a un señor que ha sido varias veces responsable del gobierno, el único político al mundo que ha presidido el G-8 tres veces y que ha sido presidente del Consejo de Jefes de Gobierno de la Unión Europea... Es absurdo pensar que se pueda reeducar a uno como yo entregándolo a los servicios sociales”. Ahora ha preferido el silencio.

La decisión judicial de ayer pondrá fin el 8 de marzo a una causa legal comenzada en 2006 contra Mediaset, compañía de la familia Berlusconi, por la compra de derechos televisivos y cinematográficos por valor de 470 millones de euros sobre los cuales no se pagaron los correspondientes impuestos al Estado italiano.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.