EL MUNDO › PARA EL PROCESO DE PAZ EN COLOMBIA

Obama manda un mediador

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, nombró ayer a Bernard Aronson como primer enviado estadounidense para el proceso de paz de Colombia con la intención de reforzar el papel de su gobierno en las conversaciones en 2015, año crucial para alcanzar un acuerdo. El secretario de Estado, John Kerry, anunció ayer el nombramiento y aseguró que Estados Unidos aumentará su implicación en el proceso de paz iniciado en noviembre de 2012 por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Las FARC saludaron ayer en un comunicado divulgado en La Habana, la decisión del gobierno de Estados Unidos de nombrar un enviado especial para el proceso de paz. El grupo insurgente considera que la designación del enviado especial estadounidense es “una necesidad, tomando en cuenta la presencia e incidencia permanente que Estados Unidos tiene en la vida política, económica y social de Colombia”, señala el comunicado de la guerrilla. “Agradecemos la confianza del gobierno del presidente Barack Obama y su secretario Kerry en las posibilidades que, en medio de los obstáculos, tiene la búsqueda de la paz negociada en Colombia”, añade. También reitera “la compartida convicción” de que si se alcanza un acuerdo de paz, “se va a desatar un enorme potencial para el pueblo colombiano”.

En un discurso pronunciado en la sede del Departamento de Estado en Washington, Kerry no aclaró qué función específica tendrá Aronson en las negociaciones de paz que el Ejecutivo colombiano y las FARC celebran en La Habana. El jefe de la diplomacia estadounidense sí remarcó: “El presidente Obama llegó a la conclusión de que, aunque persisten los obstáculos, vale la pena perseguir y ayudar a la paz en Colombia”.

El secretario de Estado señaló también que “en los dos años desde que Santos comenzó estas valientes negociaciones, nuestro apoyo fue inalterable”, pero el gobierno estadounidense considera que es necesario un nuevo impulso desde Washington. Fuentes del Departamento de Estado indicaron que Estados Unidos ve 2015 como un año “crucial” para la paz y Aronson representa un apoyo al más alto nivel de Estados Unidos para que “las partes finalicen los acuerdos”. Las mismas fuentes aclararon que el Ejecutivo norteamericano no será parte en las negociaciones, pero “el gobierno colombiano ha concluido que nuestra implicación puede ayudar al proceso”.

El jefe de la diplomacia estadounidense reveló que la creación de este puesto, hasta ahora inexistente, estuvo motivada por la petición de Santos para que Estados Unidos adoptara un papel más activo en las conversaciones de paz del gobierno colombiano con las FARC en La Habana. “Como aliado y amigo de Colombia tenemos la responsabilidad de hacer lo que podamos para alcanzar la paz y ayudar a que las partes se acerquen”, añadió el secretario de Estado, que estuvo acompañado de Aronson y de la secretaria de Estado adjunta para Latinoamérica, Roberta Jacobson.

Kerry destacó que Aronson tiene un profundo conocimiento en Latinoamérica y que trabajó en los procesos de paz de El Salvador y Nicaragua. Aronson fue nombrado secretario de Estado adjunto para Asuntos Interamericanos en 1989 por el entonces presidente George W. Bush, hasta que fue sustituido en el primer año de mandato de Bill Clinton, en 1993. Aronson dijo que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) “tienen que demostrar valentía y renunciar a la violencia para siempre”.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.