CULTURA / ESPECTáCULOS › MUSICA/LITERATURA. PABLO RAMOS LLEGA CON SUS ANALFABETOS

Visceralidad en clave de rock

Autor de las celebrada trilogía de novelas El origen de la tristeza, La ley de la ferocidad y En cinco minutos levántate, María, el escritor actuará junto a su banda, en una performance que sumará además a la actriz Julieta Ortega.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Marcado por una polifuncionalidad que nunca deja de girar en torno a su figura de escritor, Pablo Ramos va amplificando su camino artístico, cargando siempre consigo esa visceralidad que se ha constituido como una de las marcas distintivas de su obra. Ganador del primer premio del Fondo Nacional de las Artes y el Casa de las Américas con su libro de relatos Cuando lo peor haya pasado y autor de la celebrada trilogía de novelas El origen de la tristeza, La Ley de la ferocidad y En cinco minutos levántate, María, hace algunos años Ramos volvió a transitar un camino musical que había abandonado décadas atrás, contando allí con el respaldo del notable guitarrista Ernesto Snajer y del talentoso cantautor Gabo Ferro (con quien compuso y publicó el disco El hambre y las ganas de comer, nominado a los premios Gardel). Acompañado ahora por su banda Analfabetos (Leonardo Ronchetti en bajo y coros, Sebastián Ronchetti en batería y coros, Lorena Rizzo en teclados) Ramos asume el rol de cantante, guitarrista y líder de un proyecto que esta noche llegará por primera vez a Rosario, cuando a las 22 visite el escenario de Berlín (Pasaje Simeoni 1128) sumando como invitada especial a la actriz Julieta Ortega.

Como una referencia posible para aproximarse a las características del proyecto puede recordarse la visita realizada por el escritor, en marzo de 2012, junto a Snajer. "Cuando fui con Ernesto descubrí toda la capacidad que tiene la gente de Rosario para escuchar lecturas --distingue Ramos en diálogo con Rosario/12--. Esa noche me pidieron que termine un cuento que tenía programado leer en tres partes, la verdad que fue genial. Y un poco esta idea de hacer literatura y rock surgió ahí en Rosario".

Ya aceitado, el proyecto con los Analfabetos tendrá entonces su debut en la ciudad, donde habrá canciones y poemas inéditos, más la participación de la actriz, que interpretará algunos textos. "Realmente no es una cosa de toco y canto, sino que es rock, algo al palo, es un espectáculo fuerte, con lecturas fuertes --anticipa--. Soy una persona que sobre el escenario da una medida más de performance, me meto con la gente, señalo. Hay una comunicación muy visceral, que es más o menos lo que yo soy. Es un espectáculo muy visceral".

- Tu obra literaria tiene esa visceralidad. Incluso las canciones de los Analfabetos, sin ser descarnadas, también tocan fibras sensibles.

- Exactamente. Es mi versión poeta, porque yo no escribo poesía, sino que hago canciones. De repente hay canciones como "Sanación del alma", que es una canción que hice para Spinetta y surge de una entrevista que le hicieron a Spinetta cuando le sacaron aquella foto tan fea (NdR: incluida en la portada de la revista Caras, a fines de 2011), y él le dijo a los fans "quédense tranquilos, voy a hacer una sanación definitiva". Y era cuando se moría. Ahí salió la canción, que dice: "Tus ojos ya no miran pero sé a dónde ir". Yo empecé a escribir gracias a Spinetta, al disco Artaud. La posibilidad de cantar esas letras es algo que un escritor no tiene.

Desde la contención de un grupo marcado por lo afectivo --"En Analfabetos podrá haber un guitarrista mejor, un bajista o baterista mejor, pero es una familia. Si Julieta no leyera bien no estaría en el espectáculo, pero si no fuera mi novia capaz que tampoco, porque Analfabetos es éso"--, Ramos le da forma a un proyecto que él mismo encuadra con el rótulo de rock proletario: "Es éso, son canciones que podrían ser acústicas pero que se cantan como rock, porque el proletario sube un poco el volumen".

Con algunos libros bajo el brazo (situación que, asegura, permitirá subsanar la ausencia de sus obras en las librerías de la ciudad) tras su show el escritor partirá mañana hacia España para presentar La ley de la ferocidad. De regreso en Argentina, continuará con la escritura de un proyecto que filmará Sebastián Ortega y aguardará el estreno de Animal que cuenta, un ciclo de ocho capítulos que en abril se emitirá por Canal Encuentro y donde abordará cuentos de, entre otros, Fabián Casas, Naty Menstrual, Mariana Enríquez y Sergio Olguín. "Al principio iba a ser sólo el guionista, pero en las entrevistas (que iban a ir en off) empecé a hacer jodas y me dijeron que tenía que conducir. El primero salió medio durito pero después me aflojé y encontré una veta que la rompe. Es un programa didáctico, donde se reflexiona profundamente sobre literatura, por qué escribo, por qué escriben los demás. Es un programa realmente hermoso", anticipa.

Mientras tanto, el proyecto con Analfabetos sigue dándole la posibilidad de profundizar en aquella veta musical que retomó gracias al impulso de Snajer y Ferro, y sobre la que apunta con orgullo: "A Ernesto lo conozco desde los 4 años. Es el Chino en mis historias. Y Gabo es como un hermano. Además él me hizo volver a cantar. Cuando hicimos el disco yo hice la música de 'Campito santo'. Le mandé el tema desde Berlín y me dijo: 'Loco, cantás re bien'. Lo que pasa es que yo antes cantaba, tocaba la viola muy bien, me había metido en la escuela de jazz. Pero el jazz es muy lapidario: yo no puedo tocar como Snajer, pero puedo hacer algo bello también. Y durante mucho tiempo, unos treinta años, eso me alejó de la música. Pero volví, y volví con todo".

Compartir: 

Twitter
 

Pablo Ramos, de pie, junto a la formación actual de su banda Analfabetos
Imagen: Gentileza Florencia Cosin
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.