EL PAíS › TRAS SU RUPTURA CON CARRIO, PINO SOLANAS SE ACERCO A SERGIO MASSA Y AMBOS NEGOCIAN UNA ALIANZA ELECTORAL

De un desengaño a una nueva historia de amor

Para el senador de Proyecto Sur las conversaciones están avanzadas y apuntan a la realización de un acuerdo nacional. Solanas podría bajar su precandidatura presidencial y postularse a jefe de Gobierno o competir con el líder del Frente Renovador en las PASO.

 Por Nicolás Lantos

Pino Solanas tildaba a Sergio Massa de “candidato light” de “la derecha moderna”, pero ahora negocia con él un acuerdo electoral.
Imagen: DyN.

El senador por la ciudad de Buenos Aires por Proyecto Sur, Fernando Solanas, y el diputado nacional del Frente Renovador Sergio Massa hicieron públicas las negociaciones que vienen manteniendo y la semana próxima podrían anunciar un “acuerdo de alcance nacional” entre los espacios que ambos encabezan. Así lo confirmó ayer el mismo Pino Solanas, quien hace sólo seis meses rechazaba cualquier acercamiento con “candidatos light” de “la derecha moderna” como el ex intendente de Tigre. De concretarse la alianza, el senador podría bajarse de su precandidatura presidencial y disputar nuevamente la Jefatura de Gobierno porteña, o ambos podrían dirimir en las PASO quién será el candidato a ocupar la Casa Rosada. La noticia cayó como una bomba entre los que aún apuestan al Unen en la Ciudad, un espacio que ya estaba golpeado tras la consumación de la alianza nacional entre Mauricio Macri y Elisa Carrió.

“He conversado con Massa. Tenemos diferencias, pero tenemos coincidencias. Salvo con el macrismo, con el resto siempre las hay. Tengo origen en el peronismo, muchos de los que están en el Frente Renovador son viejos amigos y compañeros míos”, sorprendió Solanas ayer. Desde el Frente Renovador, el armador en la Ciudad, Diego Kravetz, confirmó a Página/12 que se está hablando de un “acuerdo nacional entre dos espacios con representación nacional” y no solamente de un intercambio de figuritas y candidaturas entre los dos referentes. De todas formas, el senador se subió el precio contando que lo “llaman” y le “tocan el timbre casi todos los referentes políticos” y recién la semana próxima definirá dónde va a jugar este año el partido que él lidera.

“No hemos cerrado nada y no cierro nada sin conversar a fondo con nuestros referentes provinciales”, aseguró Solanas, que le puso fecha a esa definición: el lunes próximo. Con ese fin, hoy habrá una reunión de la mesa federal de Proyecto Sur y el lunes mismo tiene cita la conducción porteña del partido. Lo que sucede es que el miércoles es el día límite para la inscripción de alianzas en la ciudad de Buenos Aires, el distrito donde tienen mayor peso electoral y donde al Frente Renovador le ha costado hacer pie.

Desde el massismo ven al senador, que está lanzado como postulante a presidente, como una solución óptima al déficit de candidatos porteños que sufren luego de la deserción de varias figuras que fueron sondeadas en ese sentido. Solanas asegura que “no está en ninguna construcción” que no sea la de su “perspectiva nacional”, aunque dejó abierta la puerta a volver a lanzarse por la Jefatura de Gobierno metropolitana, algo que había intentado hace cuatro años, en una elección en la que sumó cerca de doce puntos y salió tercero, detrás del PRO y del Frente para la Victoria, quedando afuera del ballottage.

“Hay un vacío enorme en la Ciudad porque la lista de Lousteau es una suerte de colectora de Macri-Carrió” y “el debilitamiento de Unen es importante”, analizó el ex cineasta. “Todos desearían que Pino haga el esfuerzo por la Ciudad. Hace 15 días que me llaman, me tocan el timbre y me han visitado casi todos los referentes políticos para ver qué hago. Chocolate por la noticia, lo de la Ciudad de Buenos Aires es conflictivo porque no hay referentes que puedan jugar bien enfrentando a los dos gobiernos”, agregó.

Esta posición de Solanas contrasta con lo que él mismo sostenía hace algunos meses: en agosto del año pasado, cuando el Frente Amplio Unen se debatía entre acercarse a Macri o fortalecer una candidatura propia, el senador fue muy crítico con la posibilidad de sumarse a una candidatura “light” de la “derecha moderna”. Así lo manifestó en Twitter y también durante el acto de presentación de ese espacio, lo que motivó que Elisa Carrió se levantara en pleno discurso de Pino y abandonara el lugar. “Unen no es lo mismo que Macri, que acordó con Massa en la provincia –dijo en ese entonces–. En este espacio no hay lugar para la derecha moderna ni para los candidatos light como Macri, Massa y Scioli.”

En caso de que Solanas decida ser candidato a jefe de Gobierno en un frente que incluya al massismo, sería el final de Unen en la Ciudad de Buenos Aires, o al menos una herida mortal para un armado que hasta ahora se mantenía más o menos indemne de los coletazos que da el Frente Amplio Unen, la experiencia nacional de esa alianza, que entró en crisis por el acuerdo entre Macri y Carrió. Entre los todavía socios, la noticia levantó repercusiones. Uno de los más críticos fue el titular de Libres del Sur, Humberto Tumini, que el lunes lanzará su propia campaña para llegar a Bolívar 1.

Libres del Sur “se ha pronunciado en reiteradas oportunidades en desacuerdo con Massa y Macri”, recordó Tumini, que pidió “esperar” a que se oficialicen las novedades. Por ahora “Pino dice que es candidato a presidente por Proyecto Sur”, aseguró el dirigente, que de todas formas anticipó que, en caso de que se oficializara la alianza con el ex intendente de Tigre, su espacio va a estar “en desacuerdo, como con el acuerdo entre Carrió y Macri”.

Por su parte, el diputado nacional del Partido Socialista Juan Carlos Zabalza dijo “no compartir” el acercamiento de Solanas al Frente Renovador, aunque aclaró que “cada uno es dueño de su presente y futuro político”. Zabalza reconoció que el FA-Unen a nivel nacional pasa por un momento “complicado” debido a “una tendencia más centrífuga que centrípeta” de sus dirigentes. El vicepresidente segundo de la bancada de la UCR en la Cámara baja, Fabián Rogel, en tanto, lamentó la “dinamitación” del FA-Unen, pero advirtió que la “responsabilidad” de que se “aniquilara” la expectativa electoral de ese espacio no fue “ni de Binner, ni de Pino, ni de Margarita Stolbizer ni de Tumini” sino de la conducción radical.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.