EL MUNDO › UN VIDEO MUESTRA A UN POLICIA BALEANDO A UN HOMBRE DESARMADO

Gatillo fácil en Charleston

En un contexto de tensión racial, el policía de raza blanca fue detenido y acusado de asesinar a su víctima, un hombre negro, de ocho disparos por la espalda en Carolina del Sur. El video de un testigo llegó a la redacción del The New York Times.

Un policía blanco fue detenido y acusado de asesinato el martes en North Charleston, Carolina del Sur. El agente fue arrestado luego de que se difundiera un video, registrado el sábado, donde aparece disparándole varias veces a un hombre negro que iba desarmado, en un contexto de creciente tensión racial en Estados Unidos. Michael Slager abrió fuego en ocho ocasiones, por la espalda, al hombre que parecía huir tras haber sido detenido el sábado en un control vial de rutina, según puede verse en un video enviado por un testigo del crimen al diario The New York Times. Slager fue despedido del cuerpo policial ayer, según anunció el alcalde de North Charleston. Una delegación local del grupo Las Vidas de los Negros Importan, formada tras la muerte de Michael Brown en Ferguson, Missouri, convocó a marchar al ayuntamiento de North Charleston.

Entre el agente y Walter Scott, de 50 años, se habría producido un breve entredicho, según consignó el diario local Post and Courier, cuando el conductor fue detenido al no funcionar uno de los faros de su vehículo.

En las imágenes de video puede verse cómo, tras disparar, el agente camina con calma hasta el hombre que yace en el suelo, agonizando, y lo esposa. Slager, de 33 años, hace un movimiento para recoger del suelo un dispositivo que se habría caído y lo deja junto a la víctima, que murió poco después. El agente fue trasladado al centro de detención del condado de Charleston, informó la policía en un comunicado. El alcalde de North Charleston, Keith Summey, anunció el martes los cargos presentados contra el policía en una rueda de prensa. Las autoridades señalaron que Scott fue abatido después de que el agente empleara una pistola eléctrica, en un encuentro que comenzó cuando el agente paró a Scott por una luz de freno defectuosa en su vehículo. En la orden de arresto contra el policía se indicó: “Thomas Slager mató a la víctima ilegalmente y con premeditación. Disparó a la víctima varias veces por la espalda después de un altercado. Todo está basado en pruebas recogidas en el video”.

Por su parte, Summey señaló ante la prensa que “cuando uno se equivoca, se equivoca”. “Cuando uno toma una mala decisión, no importa si está detrás del escudo o es un ciudadano de la calle, tiene que vivir con esa decisión”, advirtió. El martes, en una vista preliminar, se le denegó el derecho a fianza a Slager, que llevaba cinco años en la policía de North Charleston. El agente no estaba acompañado por un abogado. En caso de ser encontrado culpable, podría ser condenado a 30 años de prisión o incluso a la pena de muerte.

La familia de Scott y su abogado, L. Chris Stewart, pidieron que las protestas se desarrollen de forma tranquila y pacífica. Los cargos de asesinato demuestran que la Justicia está funcionando en este caso, señalaron. El video forzó a las autoridades a actuar de forma rápida y decisiva, dijo Stewart. “¿Y si no hubiera video? ¿Y si no hubiera un testigo, o como yo lo llamo, un héroe, que diera un paso al frente?”, se preguntó el letrado. El abogado aseguró que tras saber que se habían abierto acusaciones contra el agente hubo un cierto sentimiento de liberación en el entorno familiar. “El camino que debemos recorrer para intentar obtener justicia empieza aquí”, sostuvo.

A comienzos de semana, el por entonces abogado de Slager, David Aylor, difundió un comunicado en el que señalaba que el agente se había sentido amenazado y que Scott intentó arrebatarle su pistola eléctrica. Aylor, superado por las pruebas que arrojaron las imágenes, se vio obligado a abandonar el caso tras la publicación del video. Las imágenes registradas atrajeron las condenas de autoridades republicanas en Carolina del Sur. En un comunicado, la gobernadora Nikki Haley afirmó que las acciones de Slager no eran aceptables y no reflejaban los valores del Estado o “la forma en la que actúan la mayor parte de nuestros agentes de la ley”. En las últimas horas se especuló con la posibilidad de que Walter Scott tratase de huir del agente porque debía pagos de la pensión de sus hijos, delito que en Carolina del Sur es penado con la cárcel hasta tanto la deuda sea afrontada, dijo Stewart.

Scott tenía cuatro hijos, estaba comprometido y había sido licenciado con honores de la Guardia Costera estadounidense. No había delitos violentos en su historial, dijo el abogado. La familia tiene previsto demandar al Departamento de Policía, agregó. El padre de la víctima, también llamado Walter, dijo estar devastado por la muerte de su hijo. “La manera en la que le dispararon, parecía que él (por Slager) estaba tratando de disparar a un ciervo. Ni siquiera sé si es racismo o tiene un problema mental”, declaró en una entrevista con el canal NBC. El padre del hombre asesinado agradeció a Dios que las autoridades consiguieran el video.

Compartir: 

Twitter
 

Protesta en North Charleston por el asesinato de Walter Scott, baleado por un policía.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.