EL MUNDO › EE.UU. Y EUROPA INICIAN LA SUSPENSIóN DE LAS SANCIONES CONTRA TEHERáN

Para cumplir el pacto con Irán

Obama levantará el castigo contra el país persa, pero subrayó que primero debe verificarse que cumpla sus compromisos.

Estados Unidos comenzó la suspensión formal de las sanciones contra Irán de cara al histórico acuerdo nuclear firmado el 14 de julio por Teherán y las grandes potencias. El presidente Barack Obama ordenó iniciar los preparativos para el levantamiento del castigo contra el país persa, pero subrayó que eso no ocurrirá hasta que se haya verificado que esa nación cumple sus compromisos. Como recordó el presidente estadounidense, esas obligaciones incluyen la eliminación de miles de centrifugadoras e infraestructura asociada y la reducción de las reservas de uranio enriquecido de Irán. “Tengo confianza en los extraordinarios beneficios para nuestra seguridad nacional y la paz y seguridad mundial que vendrán con la implementación exitosa del Jcpoa (sigla en inglés del acuerdo)”, destacó el líder demócrata en un comunicado divulgado por la Casa Blanca. La jornada de ayer cierra el período de 90 días que siguió a la votación por parte del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU) de una resolución que aprobaba el pacto diplomático. A cambio, Teherán debe desmantelar buena parte de su infraestructura nuclear, proceso que puede demandar varios meses y al término del cual las sanciones occidentales podrán ser efectivamente suspendidas. En un memorando paralelo, dirigido a sus secretarios de Estado, Tesoro, Comercio y Energía, Obama pidió preparar la publicación de textos de suspensión de las diversas penas adoptadas contra Irán, como impedir a las empresas extranjeras comprar petróleo iraní o prohibir las transacciones con bancos iraníes. La Unión Europea (UE) también adoptó un marco legislativo para el levantamiento de todas las inhabilitaciones contra la república islámica, indicaron en un comunicado conjunto la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, y su homólogo iraní, Mohamad Javad Zarif.

“Este día representa una etapa importante para impedir que Irán obtenga un arma nuclear y asegurar que su programa nuclear será exclusivamente pacífico a partir de ahora”, manifestó Obama en un comunicado. “Las directivas del presidente Obama son publicadas para que la gente sepa lo que se va a suspender”, señaló el sábado un alto responsable estadounidense, que pidió reserva de su identidad. La fecha de suspensión efectiva de las sanciones dependerá de la parte iraní. “No creo que tome más de dos meses”, estimó otro funcionario de Estados Unidos. “Para nosotros, es más importante que lo hagan bien a que lo hagan rápido”, agregó.

Sin embargo, a los iraníes les interesa avanzar lo antes posible con el proceso que surgió de la firma del acuerdo ya que esperan poder recuperar decenas de miles de dólares de fondos congelados en los bancos extranjeros y dar aire de nuevo a una economía asfixiada. Teherán notificó por su parte a la Agencia internacional de Energía Atómica (AIEA) que aplicará el protocolo adicional al tratado de no proliferación nuclear, tal y como está previsto. Desde la firma en julio en Viena, todas las partes cumplieron con sus obligaciones y Obama ha conseguido impedir que el Congreso estadounidense, dominado por sus adversarios republicanos, entorpezca el acuerdo.

El Parlamento iraní y un consejo de juristas y religiosos lo aprobaron martes y el miércoles, a pesar de la oposición de los conservadores. Y la AIEA afirma haber obtenido sin retraso las informaciones que necesitaba para redactar su informe sobre la posible dimensión militar del programa nuclear iraní. Los iraníes tienen mucho que hacer. Deben desconectar dos tercios de sus centrifugadoras y reconstruir el reactor de agua pesada de Arak para que no pueda producir plutonio de calidad militar. Además tienen que reducir a 300 kilos, durante 15 años, su almacenamiento de uranio débilmente enriquecido, actualmente de 10 toneladas.

Para coordinar este largo proceso, hoy se reunirá en Viena, durante tres horas, una comisión conjunta con representantes de los países firmantes: Irán, los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia) y Alemania, confirmó una fuente estadounidense.

En un comunicado conjunto firmado por la jefa de la diplomacia europea y su homólogo iraní, Mohamad Javad Zarif, la UE adoptó ayer el marco legislativo para levantar todos los castigos económicos y financieros vinculados al programa) nuclear. “Se trata de una nueva etapa importante que nos acerca al comienzo de la puesta en marcha del acuerdo alcanzado en julio con el cual nos hemos comprometido firmemente”, rezó el texto que llevó las firmas de Mogherini y Zarif.

“Irán comenzará ahora a concretar sus compromisos en materia del (programa) nuclear, con el objetivo de cumplirlos íntegramente”, precisó el texto. El levantamiento efectivo de las sanciones –que afectan a una larga lista de bancos, grupos petroleros y gaseros, lo que representa miles de millones de euros en haberes iraníes congelados en el exterior– “puede esperarse para fines de este año o comienzos del próximo, pero, por supuesto, únicamente después de que la Agencia Internacional de Energía Atómica brinde su autorización”, explicó el viernes pasado un diplomático occidental en Bruselas.

Compartir: 

Twitter
 

Obama confía en los efectos del acuerdo nuclear.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.